Valles: descansar entre la naturaleza, el vino y la cultura

11 Ene 2020
1

Desde el Mollar y Tafí del Valle hasta Santa María, pasando por Amaicha y Ampimpa, y cerca de Colalao del Valle, el Valle de Tafí y los Calchaquíes son un destino con ofertas para todos los gustos: desde “el ruido adolescente” de El Mollar hasta el paraíso serrano de los pequeños pueblos pacíficos. Los paisajes son magníficos; el clima, benigno; los lugareños, entrañables y la oferta de lugares para visitar y actividades para realizar es inmensa.

Sitios arqueológicos

Quizás el más conocido es el de la Ciudad Sagrada de los Quilmes (de todas formas, no olvides que desde hace dos años funciona el Centro de Interpretación, que te pone en contacto con la vida de los Quilmes), pero como la ruta 40 fue parte del Camino del Inca, cerca de Santa María hay lugares “secretos” que bien vale la pena conocer: unos 14 km antes de llegar a Santa María encontrarás el sitio de Cerro Pintado; los restos arqueológicos tienen más de 600 años y cubren 1 km². Hallarás muros de viviendas y de talleres de artesanos; corrales y recintos circulares, y “la estrella” del lugar, la “ventanita”, un arco de piedra construido en la cima de un cerro por donde cada 21 de junio se cuela el primer sol de la estación. La vista es increíble: el valle de Yokavil, sus cultivos, el río Santa María y en el horizonte, las cadenas montañosas.

Ruta del vino

Este circuito, que unifica la Ruta Nacional 40 y Ruta Provincial 307, te permite visitar bodegas tucumanas de diferentes tipologías, productores (caseros, artesanales e industriales) y la Bodega comunitaria Los Amaichas, la primera comunitaria del país. Concentrados en unos 100 km podrás visitar sitios bellísimos (como Colalao del Valle y Tolombón) en los que además conocer todas las etapas de los procesos productivos vitivinícolas y degustar increíbles vinos de altura. El recorrido se complementa con gastronómía típica y artesanías

Eventos y talleres

Como no sólo de paisaje y “cosas ricas” se vive en vacaciones, te contamos algunas de las muchas actividades que te ofrecen los valles. Santa María apura los preparativos para celebrar su 42° Festival del Yokavil, que se realizará entre el 24 y 26 de enero, del que participarán, entre otros, Jorge Rojas, Rally Barrionuevo, Los Tekis y Destino San Javier.

En Tafí del Valle, todos lo martes de enero y febrero, desde las 16, podrás aprender danzas folclóricas en el Museo de la Banda. Los viernes, en cambio, en el ciclo Cocina en vivo, reconocidos chefs tucumanos, enseñarán recetas de comidas típicas y podrás degustar el plato realizado. Todas las semanas en un restorán o bar diferente. Y los sábados de enero, desde las 16, podrás hacer un tour para conocer los talleres de artesanos.

Mirar el cielo
 Ubicado a entre Tafí y Amaicha, el Observatorio Astronómico de Ampimpa es otro gran atractivo: sus visitas turísticas incluyen alojamiento, desayuno y merienda, además de las observaciones astronómicas por los telescopios. Todas las noches son increíbles, pero las noches oscuras son “lo más”: al no haber Luna, la Vía Láctea se te aparece casi al alcance de la mano. Esas noches de Luna Nueva serán las del 24 de enero y el 23 de febrero.

Comentarios