Matemáticas refleja la desigualdad social

Conclusiones de expertos en una jornada organizada por el Observatorio Argentinos por la Educación. Se realizó en la Unsta.

27 Nov 2019 Por Magena Valentié
1

JORNADA DE ANÁLISIS. Ignacio Ibarzábal, del Observatorio Argentinos por la Educación, en la Unsta.

“La matemática es la disciplina que más claramente muestra la discriminación o la distancia entre los aprendizajes de los chicos de los sectores más pobres y los de los más altos. Más allá de todos los esfuerzos que se hagan para saldar esta brecha, hay una pregunta fundamental: ¿por qué los pobres aprenden menos matemática?”, se pregunta Guillermina Tiramonti, especialista en Educación, de Buenos Aires, e investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). 

La pregunta de Tiramonti resuena en un salón de la Unsta, en la presentación de “Radiografía de los aprendizajes de Matemática a nivel secundario de Tucumán y el NOA”. Se trata de un estudio realizado por el Observatorio Argentinos por la Educación, en base a los resultados de las pruebas de calidad educativa ONE y Aprender de 2013, 2016 y 2017 (ver cuadro aparte). En la jornada de ayer, organizada por la fundación León, estuvieron también el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer, y el director ejecutivo del Observatorio, Ignacio Ibarzábal, ademas de docentes de la UNT.

La misma Tiramonti revela la respuesta que acaba de lanzar. “En Lengua, el tema de los códigos lingüísticos tienen un impacto fuertísimo en la posibilidad de que los chicos aprendan lo que les propone la escuela, que es un lenguaje complejo. Hay chicos que vienen de espacios sociales donde el lenguaje complejo es habitual, entonces es natural que tengan mayor facilidad. En matemática se trabaja con la abstracción, que también es el resultado de códigos. Los chicos que vienen de sectores sociales con códigos complejos tienen más capacidad de entender los conceptos y las abstracciones que los que vienen de otros sectores. Por eso las nuevas propuestas de la enseñanza están relacionadas con cómo se utiliza la matemática en la vida real, en la vida concreta de los chicos. Es esto que decimos que un chico de la calle es capaz de hacer todo tipo de operaciones con las monedas pero no puede resolver una regla de tres simple. En cambio, a los otros les sucede al revés”, ejemplifica.

Todavía no está claro “cuál es el arbitrario cultural que tenemos que enseñar” remarca Guillermina Tiramonti. Pero lo que se sabe es que “hoy las matemáticas son saberes fundamentales para ir descubriendo el mundo, en permanente cambio”.

Al referirse al rendimiento en Matemática de los chicos tucumanos, Lichtmajer admite que “todavía faltan mejorar índices” pero que “ya hay una tendencia de repunte que ha comenzado”. “Estamos en el camino correcto”, asegura. No es partidario de las comparaciones entre provincias. “No es una competencia”, aclara. Pero confía en que los aprendizajes van a mejorar porque “la matemática va a ser una prioridad” en su nueva gestión. Anticipa que a partir del 10 de diciembre va a presentar un programa específico sobre la enseñanza de la matemática.

Como parte del camino transitado para llegar a esa meta mencionó los 115.000 certificados de capacitación docente que entregó a través del programa Formar y el paso por cinco filtros de calidad educativa que instauran “la cultura de la evaluación” en la Provincia. Asegura que “se ha triplicado el presupuesto educativo”, pero todavía falta internet en las escuelas. Apenas el 18% está bajo el programa nacional Conectar Igualdad. Por eso apenas asuman las nuevas autoridades nacionales, dice, va a presentar un proyecto para dar conectividad a las escuelas de toda la provincia. Si es necesario, recurrirá a un mix de recursos nacionales e internacionales para lograr financiamiento.

Comentarios