La paz no es la que reina en la transición presidencial

09 Nov 2019
1

PRINCIPIOS. Alberto Fernández, durante su discurso en la UNAM. TÉLAM

La transición en paz no parecer estar en el ánimo del presidente electo, Alberto Fernández, ni en el del Gobierno saliente, a través de funcionarios del Gabinete. Por caso, gran repercusión tuvieron las críticas del peronista al endeudamiento del país y la afirmación de que “en estas condiciones económicas no se puede pagar” la deuda al FMI.

Entonces, salió al cruce de estos dichos el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, al considerar que el país “no tiene necesidad de entrar en default” porque la deuda externa “no representa un monto impagable”.

“La Argentina no está ni necesita entrar en default, y la deuda es del 70% del Producto, y ese no es un monto impagable en su volumen”, señaló en declaraciones radiales.

Consideró que “es un problema de plazos y no de montos”, y que la negociación de la deuda puede empezarla este gobierno, o el próximo, sobre lo que afirmó que tanto él como su equipo están dispuestos a ir a negociar con el FMI, junto con los representantes que designe Alberto Fernández.

Lacunza aclaró que “no hay cogobierno” y sostuvo que el Gobierno macrista “tiene mandato hasta el 9 de diciembre y así lo va a hacer”.

Por otro lado, habló de la herencia que dejará el mandato de Mauricio Macri en comparación con la situación que dejó Cristina Fernández, en 2015, y resaltó que son dos herencias “no deseables, con matices”.

En tanto, el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, negó que haya un aluvión de nuevos cargos en el Gobierno y dijo que “sorprende lo mal informado que está” Fernández, que anunció en una entrevista que revisaría los últimos nombramientos de Macri en el Estado.

“Los nombramientos recientes son de personas que ya estaban trabajando. Nosotros hemos reducido el 20% de la planta: eso son alrededor de 45.000 cargos”, afirmó. (Perfil/Clarín)

Comentarios