Trump facilita el ingreso turcoa Siria, pero exige restricción

Dijo que “aniquilará” la economía de Turquía si la operación sobrepasa ciertos límites.

08 Oct 2019
1

FUERZAS CONJUNTAS. Tropas estadounidenses y turcas dejarán de trabajar juntas en el norte de Siria. reuters

WASHINGTON, Estados Unidos.- El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con “aniquilar” la economía de Turquía si su aliado va demasiado lejos en el ataque militar que está planificando en Siria, pese a que el propio mandatario estadounidense dejó abierta la puerta a una incursión turca en ese país. La inminente operación militar turca contra las milicias kurdosirias en el país árabe se acelera gracias a la sorpresiva decisión de Washington de retirar sus tropas de esa zona.

“Como dije antes, sólo para reiteras, si Turquía hace algo que yo, en mi gran e inigualable sabiduría, considero que está fuera de los límites, destruiré y aniquilaré totalmente la economía de Turquía”, dijo Trump en su cuenta de Twitter.

“¡Lo he hecho antes!”, agregó el mandatario, en referencia al desplome de la lira turca, que en agosto perdió un 25% de su valor después de que Estados Unidos convirtiera la liberación del misionero Andrew Brunson en una causa diplomática.

Trump anunció, el domingo, de manera sorpresiva la salida de las tropas estadounidenses del norte de Siria, una retirada que ayer justificó al asegurar que “es hora de salir de ridículas guerras sin fin”. El mandatario recomendó a Turquía, “junto a Europa y otros”, que vele por los combatientes y las familias capturadas por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

“Estados Unidos ha hecho mucho más de lo que nadie podría haber esperado, incluida la captura del 100% del califato del EI. Es hora de que otros en la región, algunos con una gran riqueza, protejan su propio territorio”, argumentó.

Este fin de semana, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió que era “inminente” una intervención militar en territorio sirio contra las milicias kurdosirias en el este del río Eufrates y afirmó que a Ankara se le acabó la paciencia para esperar el apoyo de Estados Unidos.

El objetivo de la operación es acabar con las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo, uno de los aliados de Washington en la lucha contra el grupo Estado Islámico, pero consideradas “terroristas” por Ankara por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán, la guerrilla kurda activa en Turquía.

La Casa Blanca anunció que, a partir de ahora, Turquía “será responsable” de todos los combatientes del EI que se encuentran en el norte de Siria y que han sido capturados en los dos últimos años después de que el grupo yihadista perdiera el control territorial de ese área. (Télam-Reuters)

Comentarios