Qué hay que tener en cuenta para para evitar accidentes domésticos en niños

La mayoría pueden ser evitados actuando adecuadamente y enseñándoles acerca de los peligros. Consejos.

11 Sep 2019
1

IMAGEN PRENSA Y COMUNICACIÓN

Diversos estudios reflejan que en los accidentes domésticos sufridos por los chicos las causas son las siguientes: quemaduras, cortes, caídas, asfixias, ingesta de productos tóxicos o medicamentos, descargas eléctricas, atropellos, etc. La mayoría pueden ser evitados actuando adecuadamente y es primordial enseñarles acerca de los peligros.

La pediatra de la policlínica de Lomas de Tafí, Romina Armanini, contó que estos accidentes son muy frecuentes y que son una causa importante en la movilidad y mortalidad. 

“Los cuidados tenemos que empezarlos a desarrollar desde que nacen, es decir comenzar a adaptar el hogar para recibir al niño ya que él va adquiriendo destrezas que no van en correlación con su capacidad para darse cuenta del peligro, por lo que somos los adultos los que tenemos que adaptar la casa para que eso no ocurra”, indicó.

Armanini contó que los accidentes más comunes son las caídas pero no los más graves. “Si el niño vomita o pierde la conciencia hay que ir inmediatamente al médico. Lo importante es que sepan que los niños hasta los 3 años deben tener la supervisión de un adulto ya que no se dan cuenta del peligro”, explicó la pediatra.

Consejos

Para evitar caídas:
– Mantener el suelo libre de obstáculos.

– Evitar las superficies resbaladizas, mojadas o grasientas.

– Utilizar alfombras o pegatinas antideslizantes en la bañera o en el sueño de la ducha.

– Asegurar que las escaleras tengan barandillas.

– Proteger las ventanas con rejas o barrotes.

– No poner muebles al lado de la ventana (sillas, mesas, armarios, escaleras, cajas, etc.).

– No permitir que los niños suban en los muebles (mesas, sillas, etc.).

Para evitar intoxicaciones, alergias e irritaciones:

– Guardar los medicamentos así como todo el material de limpieza, fuera del alcance de los niños.

– Evitar utilizar estufas o braseros en los dormitorios.

– Cerrar bien la llave del paso de gas cuando no la utilices.

– Guardar material de limpieza en armarios cerrados.

– Evitar que los niños tengan acceso a las plantas (podrán probar tierra y comer hojas).

Para evitar quemaduras:

– Tapar las cacerolas y sartenes mientras cocinas.

– Mantener los mangos de las cacerolas y sartenes siempre hacia dentro.

– Alejar a los niños de la cocina y de la zona de planchar.

– Impedir que los niños jueguen con cerillas o mecheros.

– Enseñar a los niños a utilizar el agua fría y caliente.

Para evitar la electrocución:

– Utilizar enchufes giratorios o de sistema de enclavamiento profundo.

– No manipular aparatos eléctricos mojados.

Para evitar heridas y golpes:

– Mantener objetos como cuchillos, agujas, tijeras, etc., alejados de los niños.

– Recoger y tirar a los platos o vasos rotos.

– Situar las plantas punzantes fuera del alcance de los niños.

– Disponer sistemas de bloqueo para puertas, balcones, ventanas, armarios, etc.

– Poner protecciones redondeadas (de silicona) en las esquinas de las mesas, sillas, etc.

Comentarios