Los Pumas, más federales que nunca

La expansión ovalada en el país impactó en el seleccionado argentino.

04 Sep 2019
1

DE CONCEPCIÓN. Matías Orlando es uno de los seis que representan al NOA. prensa uar

Con motivo de su 120° aniversario, la Unión Argentina de Rugby dio a conocer algunas cifras que ilustran el crecimiento que ha experimentado la disciplina a nivel nacional en los últimos años. Según el informe, la cantidad de jugadores en todas las divisiones se había incrementado un 80% en los últimos 10 años, un porcentaje muy superior al 30% de la década anterior.

Tal es así que, para fines de 2018, se contaban más de 70.000 rugbiers de todas las edades en el país, y de acuerdo a las proyecciones de la entidad madre del rugby argentino, dicha cifra debería rondar los 80.000 para el cierre de 2020. De ellos, casi 6.000 serían mujeres: la rama femenina es la que viene creciendo a mayor velocidad.

Sin embargo, la expansión más trascendente no fue la cuantitativa, sino la territorial. El rugby ha ido cobrando mayor fuerza en el interior del país, favorecido por éxitos deportivos como el cuarto puesto en el Mundial de Inglaterra 2015 y las buenas campañas de Jaguares en las últimas dos temporadas del Súper Rugby, lo que se tradujo en la aparición de muchos clubes nuevos, incluso en Tucumán. En ello tuvo que ver la intención de abrir el juego y federalizar a los seleccionados nacionales, en especial a Los Pumas, llevándolos a jugar en canchas del interior con mayor frecuencia, además de descentralizar la captación y preparación de los talentos a través de las cinco Academias y los 17 Centros de Rugby distribuidos por el país.

Esa expansión tuvo un significativo impacto en el seleccionado, al punto que, por primera vez, Argentina irá a un Mundial con mayoría de jugadores surgidos de clubes del interior. En las ocho ediciones anteriores, el aporte de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA) había sido siempre mayoritario. En esta ocasión, representa poco más del 40%.

Como dato adicional, siempre hubo al menos un tucumano. En esta ocasión serán tres (Nicolás Sánchez, Matías Orlando y Ramiro Moyano), que se integran a un bloque norteño completado por el salteño Juan Figallo y los santiagueño Juan Manuel Leguizamón y Tomás Lezana.

Entre las provincias del interior, Tucumán es sólo superada por Córdoba, que tiene cuatro (Santiago Carreras, Juan Cruz Mallía, Enrique Pieretto y Matías Alemanno), e igualada por Santa Fe, que tiene tres si al rafaelino Mayco Vivas se le suman los rosarinos Jerónimo de la Fuente y Emiliano Boffelli.

De acuerdo a un relevamiento publicado en el reconocido blog Periodismo Rugby, el antecedente de mayor equilibrio entre bonaerenses y jugadores del interior en un plantel mundialista de Los Pumas había sido en Sudáfrica 1995, con un 54% a favor de la URBA. Ese Mundial fue, precisamente, el de mayor presencia tucumana, con cuatro “naranjas”: Pablo Buabse, Ricardo le Fort, José Santamarina y Martín Terán. Por el contrario, Los Pumas de bronce en Francia 2007 incluyeron sólo dos jugadores no surgidos de la URBA: el tucumano Omar Hasán y el santiagueño Leguizamón.

En el Mundial de Japón, el primero que se juega en el continente asiático, Los Pumas serán más federales que nunca.

En Esta Nota

Los Pumas
Comentarios