“Queremos dirigentes actualizados y que abran espacios para los jóvenes”

En el mes de los estudiantes, LA GACETA entrevistó a Micaela Gómez. Habló sobre los temas más debatidos en las escuelas. El futuro. Video.

04 Sep 2019 Por Florencia Bringas

La muerte de un joven estudiante del Gymnasium hace dos años los hizo pensar y debatir para lograr entre todos los estudiantes que esa tragedia no vuelva a suceder en Tucumán, a pesar de que sostienen que la sociedad está cada vez más agresiva. Micaela Gómez, de 18 años, contó que naturalizar la violencia es una de las temáticas que más preocupa hoy a los jóvenes y de la que más se debate en la Unión de Estudiantes Secundarios de Tucumán (UEST), de la que es parte. Por ello, resaltó la necesidad de que se formen centros de estudiantes en los establecimientos privados y públicos, para hablar sobre temas tabúes o los que generan silencios peligrosos.

“Algunos estudiantes no saben que pueden formar esos ámbitos de diálogo. Pero también hay directivos que prefieren que no suceda: creen que pueden revolucionarnos o que nos pondremos en su contra. Hay presiones. Pero a lo que hacemos frente es a problemáticas que a nosotros nos suceden”, explicó Micaela en el ciclo de LA GACETA “La otra pregunta”, que se emite los martes por www.lagaceta.com.ar y por el Canal 11 de CCC.

Ya no pasa por realizar un evento o una semana del colegio. En los centros de estudiantes proponen talleres y buscan hablar sobre cambio climático, género, política, ESI, aborto y memoria (como las jornadas que organizaron junto con Andhes, por la Noche de los Lápices, el 14 de septiembre, en el MUNT). “Cosas de las que no se charlan y a las que los estudiantes debemos hacerles frente”, sostuvo. Estos son algunos tramos de la entrevista. 

- ¿Les preocupa el embarazo adolescente?

- Definitivamente es responsabilidad de todes hacernos cargo de que la información para evitar el embarazo adolescente llegue. Estamos en un mundo sobreinformado pero no llega. Necesitamos que circule en diferentes espacios, como en las escuelas. Porque generalmente esos abusos son producidos en las familias. Creemos que la mejor forma de hacer frente a eso es pedir la real implementación de la Educación Sexual Integral (ESI) para tener un mundo más sano y que esa info transite. Va mas allá de cómo cuidarse, trata también sobre el respeto a los demás y a uno mismo, sobre las relaciones afectivas. Eso no se puede tratar una vez al año o en un solo taller. Hay muchas chicas que son mamás a los 15 o 16 años. Todo se vuelve más complicado.

- ¿El aborto es un tema común en la UEST?

- En todas las escuelas se charló. Se hicieron talleres, mesas panel con especialistas. En varias escuelas se organizaron grupos de mujeres feministas. Hicimos pañuelazos en cuatro escuelas. Sí se abordó. Y como organización defendemos los derechos de las mujeres, pero posicionarnos como organización de un lado o del otro es muy controversial, porque si buscamos la unidad eso lo complica. Hay opiniones encontradas.

- Padres y sexualidad: ¿cómo les deberían hablar a ustedes?

- Es necesario tener una buena comunicación con los padres, pero desde la confianza y sin el prejuicio. Eso es lo que lo hace incómodo, porque preferís no compartir si está lleno de prejuicios. No sé si hay una edad para empezar a hablar; yo lo hice desde los 15 con mis padres. Depende de muchas cosas.

- En la entrevista dijiste varias palabras con lenguaje inclusivo. ¿Es difícil usarlo en el aula?

- Lo imponemos. Por lo menos en mi escuela los docentes sí acceden a eso y ellos también están en el ejercicio de hablar con el lenguaje inclusivo. Lo divertido en realidad es poder crear esos debates en los cursos. No tenemos por qué identificarnos con el masculino si en una clase somos mayoría las mujeres. Habla de la pluralidad y la inclusión.

- Hablando de la pluralidad, ¿cómo son tratados los alumnos no cis o trans?

- En mi escuela es totalmente natural. No hay discriminación. Tengo compañeras trans. Si eso ocurre, se frena y se comienza a concientizar con esas personas que lo ven de otra manera por las construcciones que vienen de las familias. Sí es un objetivo superimportante que esa discriminación no exista. Tampoco los estudiantes trans tienen mucho espacio para expresarse en las instituciones educativas menos abiertas, como en las del ámbito privado.

- Bullying: ¿a qué va dirigido el maltrato hoy?

- Está muy asociado a las masculinidades. No sólo entre varones y mujeres, sino entre varones. Se disputan quién tiene más poder, y ese tipo de cosas. Es que nos enseñan a que hay una jerarquía de poder aunque somos pares. Eso hay que desnaturalizar. Primero habría que cuestionar por qué hacemos eso. Desde lo más pequeño en un grupo de amigos o lo más grande, que son todas las escuelas. Hay que cuestionarse cuáles son nuestros actos y cómo afectan al otro.

- ¿Tucumán es amigable con los jóvenes?

- Me gusta Tucumán, con su calor acogedor. La gente es cálida también. Creo que la ciudad está bastante movilizada y se ven muchas caras tristes caminando por la calle. Pero las no tristes, siento que están militando para modificar eso y militarlo entre todes.

- ¿Qué país querés para tu futuro?

- Necesitamos un país actualizado en cuanto a dirigentes, que se abran los espacios a los jóvenes. Tenemos referentes ocupando espacios y eso puede provocar muchos cambios. Porque ellos van a tener otra mirada sobre lo que vivimos nosotros. Necesitamos eso: la empatía, y bajarse de lo más alto para comenzar a vivir las cosas que pasan y poder modificar la organización del país.

Temas

Tucumán
Comentarios