Fórmula 1: con un sabor especial

Leclerc ganó su primera carrera, y se la dedicó al fallecido Hubert.

02 Sep 2019
1

ALTA EMOCIÓN. Charles Leclerc eleva sus brazos al cielo, dedicándole su victoria al fallecido piloto de Fórmula 2. equipo ferrari

Diego Durruty

Especial para LG DEPORTIVA

Con un sabor especial, Charles Leclerc logró su primer triunfo en la “máxima” al ganar el GP de Bélgica en un fin de semana marcado por la muerte del francés Anthoine Hubert, piloto de la Fórmula 2.

La primera victoria de Charles Leclerc en la F-1 era solo cuestión de tiempo. Había estado cerca en el pasado Gran Premio de Austria, pero no se le dio por la arremetida final del holandés Max Verstappen (Red Bull). Sin embargo, en el Gran Premio de Bélgica, con el que la “máxima” volvió a la actividad luego de un receso de varias semanas, no hubo nada ni nadie que detuviera al monegasco, que consiguió su primera conquista en su 13ª carrera como piloto de Ferrari.

Eso sí, no hubo grandes festejos en el circuito de Spa-Francorchamps por este triunfo que tardó más de la cuenta en llegar, ya que todos el paddock se mostraron conmovidos por la muerte de Hubert en un accidente durante la carrera sabatina de la Fórmula 2.

Leclerc no tuvo rivales. Ya el sábado había sacado chapa de candidato al conseguir su tercera pole position luego de dominar la clasificación y dejar en el segundo puesto a su compañero alemán Sebastian Vettel. Largó bien, mantuvo el primer lugar e impuso un ritmo que ninguno de sus rivales pudo seguir.

Además, sacó provecho de la lucha que se planteó a sus espaldas entre Vettel, que no pudo aguantar el embate del campeón Lewis Hamilton y el finlandés Valtteri Bottas, que finalmente le dieron el 2-3 a Mercedes.

Recién sobre el final la competencia tuvo algo de emoción cuando Hamilton logró limar tres segundos y se llegó a colocar a dos de Leclerc, a quien esa ventaja le alcanzó para cruzar primero la meta sin muchos apremios.

“Ganar en la F-1 es un sueño que tenía desde muy chico y lo pude cumplir... Pero llegó en un fin de semana muy triste por la muerte de Anthoine. Fue muy difícil correr y le dedico a él esta primera victoria. Lo recordaré por siempre”, afirmó el monegasco, que logró su primer éxito en la especialidad con 21 años, 10 meses y 16 días.

A la disputa por los primeros puestos faltó Verstappen, que había tenido un gran cierre de la primera mitad del año. El holandés se tocó con el finlandés Kimi Räikkönen (Alfa Romeo) en la primera curva tras el inicio y abandonó al llegar a la subida de Eau Rouge por la rotura de la suspensión como consecuencia del impacto con el nórdico.

En la lucha por el título nada cambió: Hamilton sigue intratable. Con el segundo lugar acumula 268 puntos y tiene 65 de ventaja sobre Bottas. La próxima fecha será el 8 de septiembre con el GP de Italia en Monza, donde los fanáticos de Ferrari tienen un buen motivo para ilusionarse con otro éxito.

Comentarios