Cartas de lectores

10 Jul 2019

“La patria que nos merecemos”

El 9 de Julio coincide con tres hechos dignos de recordar y propios de este Tucumán: un aniversario más de la Declaración de la Independencia que dio vida institucional a nuestra Argentina, el nacimiento de la gran Mercedes Sosa, sin olvidar tampoco un año más de vida de Canal 10. El 9 de Julio representa un día para homenajear lo patrio; aquella gesta de hombres probos y comprometidos con los idearios de emancipación. Si Patria significa la tierra de los padres, aquellos hombres que firmaron el Acta de Independencia son más que próceres de manual, son los padres y sujetos históricos de la construcción social de un país. País, en tanto Patria grande, que siempre estuvo en las canciones de nuestra querida “Negra” Sosa; así, en su tan personal interpretación musical de la canción “La maza”; nos decía: “...de lucecitas montadas para escena…”, como haciéndonos recordar de los peligros que pueden existir detrás de spots publicitarios, que estafan a un electorado prometiendo pobreza cero para luego hacer de la miseria el daño más grande al pueblo; o cuando al recitar: “…un testaferro del traidor de los aplausos / un servidor de pasado en copa nueva / un eternizador de dioses del ocaso…”; pareciera que la ilustre cantante folclórica tucumana hubiese estado describiendo las ya conocidas recetas neoliberales que aplicó el gobierno del presidente, Mauricio Macri, dejando a su paso pobreza, marginación y decepción en todas las formas posibles. Pero la “Negra” Sosa, aún ante el panorama devastador que sigue generando el gobierno central, nos habla de esperanza, de creer en el deseo, en algo puro y de lo propio en que se cree. La Patria, parida el 9 de Julio de 1816, hoy cede soberanía cada día en lo económico a través de endeudamiento y acuerdos económicos que esconden males para los intereses nacionales. Hoy, más que nunca, Mercedes Sosa y su canto de tan profunda pieza musical nos habla de la necesidad de poner a la Argentina de pie sobre la base de la justicia social, la producción y la inclusión; así se escucha: “…Si no creyera en la balanza / en la razón del equilibrio…”. La letra de la canción dice también: “¿qué cosa fuera la maza sin cantera?”, a lo que se puede responder: millones de argentinos sin empleo, precarizados o con miedo a perderlo, que habitan un país para unos pocos. Y a la vez no podríamos celebrar el Día de la Declaración de la Independencia ni saber la realidad social que nos aqueja, sin un medio masivo de comunicación como es Canal 10 de Tucumán. Por ello, al inicio de esta carta hablaba de institucionalidad (Declaración de la Independencia), cultura (un aniversario más del nacimiento de Mercedes Sosa) y comunicación (el cumpleaños de Canal 10 de Tucumán). ¡Viva la Patria que nos merecemos!

Mario Alberto Villafañe

[email protected]

campaña en la fecha patria

El presidente Macri, en su cuenta de Twitter, anunció el ultimo domingo que ese día empezaba la campaña electoral para las presidenciales. Y 48 horas después viene a Tucumán para celebrar el Día de la Independencia, una celebración que, según nuestro Alberdi, interesa menos a los porteños que la del 25 de Mayo. Todo pudo haber transcurrido como casi siempre con las protocolares visitas presidenciales los días 9 de julio de cada año. Sin embargo, esta vez Macri, ejerciendo la más alta magistratura de la Nación todavía, cometió un acto de ultraje a la Patria al venir acompañado por su compañero de fórmula presidencial Miguel Ángel Pichetto. Con total desprecio por el significado del acto que iba a presidir en la Casa Histórica, transformó ese momento y en tan significativo lugar de Argentina, en una mera acción de campaña electoral. Macri, el presidente, deberá disculparse ante la ciudadanía y el Gobierno de Tucumán y ante sus compatriotas del país todo, por esta grave, antiética y abominable conducta.

Carlos Duguech

[email protected]

De La Rúa (I)

Este 9 de Julio, momento en que la Patria celebra un nuevo aniversario, fallece el ex presidente, Fernando de la Rúa. Este hombre, que desde su juventud militó en la UCR, ocupó diversos cargos públicos hasta llegar a la Presidencia de la República. Reconocido docente y profesional del derecho, siempre abogó por los ideales militando en la UCR; gran parlamentario, Jefe de Gobierno, hasta llegar a la primera magistratura. En 1973 tuvo dos honores: el primero, en acompañar a Balbín en la fórmula sabiendo que perderíamos, pero poniendo el pecho cuando el partido lo necesitó; y segundo, la confrontación por la senadora nacional derrotando al candidato del FRJ. Su gobierno no fue lo más eficaz que esperábamos; la convertibilidad y debilidad con falta de reacción, acompañada con la deserción de “Chacho” Álvarez en la vicepresidencia, desencadenó una crisis inédita. Muchos se burlan porque abandonó el gobierno en helicóptero, pero ¿qué pretendían? ¿Que él solo enfrentase a la turba? Es lo mismo decir del que se fue en la cañonera años atrás, sin turba. Se fue (De la Rúa) haciendo honor a los ex presidentes radicales, sin acusación de corrupto, siendo sobreseído del único cargo que se le imputó. Mucho se podrá decir en pro y en contra de los que participaron para que dejara el gobierno, pero murió al servicio de la democracia con honestidad.

José Luis Avignone

Marcos Paz 922
San Miguel de Tucumán

De La Rúa (II)

Fernando de la Rúa fue un presidente raro, casi único. Renunció a su cargo con una disminución de su patrimonio personal. En toda nuestra historia cuesta encontrar un caso igual; muy pocos de nuestros presidentes terminaría aprobados tras una investigación patrimonial rigurosa. Algunos directamente están sospechados de enriquecimiento ilícito, y sin embargo sus nombres figuran en avenidas, hospitales o plazas de nuestra república. Tuvo que gobernar en una época difícil, con déficit heredado de la administración anterior y con una sociedad a la que acostumbraron a gastar más de lo que produce. Cometió muchos errores, pero me quedo con el singular ejemplo de su honestidad personal, aunque la sociedad argentina no valore esa virtud. El ex presidente está solo, lo acompaña únicamente su familia, el Partido Justicialista le organizó los saqueos cuando sus correligionarios ya lo habían abandonado. Sorprende, duele e indigna la actitud de estos últimos con un radical que desde muy joven estuvo al servicio de su partido.

Luis Ovidio Pérez Cleip

[email protected]

Don Ysmael Díaz

La partida de don Ysmael Díaz el pasado 28 de junio me conmovió profundamente, porque a los burruyaqueños se nos fue un hombre lleno de proyectos, un incansable historiador, investigador de lo cotidiano. Él supo retratar como nadie la historia de Burruyacu. Sus inéditos libros, ignotos tesoros, revestidos de inigualable sencillez, trascienden a este hombre que con gran sabiduría ocupó su tiempo en registrar lo que fácilmente la memoria olvida. Don Ysmael procuró, en su medida, humildemente, con solo estudios primarios, examinar y registrar sucesos, personas, anécdotas de nuestros pueblos, y de esa manera construyó nuestra historia. Tuve la suerte de conocerlo y su cercanía me permitió ser testigo de su espíritu apasionado y generoso. Hoy, a pesar del dolor que me causa su muerte, celebro su paso por esta vida, porque en su casi inadvertida tarea nos dejó nada más ni nada menos que “un poquito de eternidad”.

Rossana Charif

[email protected]

“Persona non grata”

Comparto los conceptos vertidos por el señor Hugo César Navarro en su carta “Persona no grata”del 7/6, por cuanto nos corresponde, como ciudadanos de una república, defender las instituciones y estar alertas ante cualquier intento desatinado de atentar contra la democracia que tanto le costó al pueblo recuperar, donde familias enteras sufrimos el terrorismo de Estado y fuimos privados de la libertad por defender derechos incuestionables. Es mi deber, como tucumana orgullosa de nuestra historia, y una más de los millones de argentinos que construimos la Patria en el día a día, con esfuerzo, honestidad y responsabilidad, llamarle la atención al legislador Ariel García por su temerario proyecto que lo descoloca y descalifica como representante del pueblo y como afiliado al partido radical, cuya característica principal es la defensa irrestricta de la democracia y de las instituciones. Señor legislador: es gravísimo, para nuestra nación y la seguridad jurídica institucional, su inadmisible proyecto que me atrevo a cuestionar, sugiriéndole pensar en otros temas que la sociedad actual reclama infatigablemente, por ejemplo, cómo se resuelve el gran problema de la inseguridad, la creación de pobreza y el temible flagelo de la droga. Como en una provincia donde no abundan los recursos y tengamos una Legislatura sobredimensionada que requiere gastos extraordinarios del Estado. Señor legislador: si ya hubo proyectos suyos al respecto, le ruego me disculpe y encamine su accionar a fortalecer las instituciones y a sostener la democracia, evitando proyectos que tiendan a debilitar los cimientos de una república libre. Usted recibe un salario pagado por el pueblo. Usted es su representante; en consecuencia, su proceder y el de todos los integrantes de esa Legislatura deben tender a obrar conforme a valores, que sin duda conlleva un cargo de tan alta responsabilidad.

María del Valle Zelarayán

Avenida Sáenz Peña 811
San Miguel de Tucumán

Un río de agua y otro cloacal

Desde hace varios meses, en calle Manuel Alberti, entre el 900 y el 1.000, corren dos ríos: uno de aguas servidas provenientes de cloacas de calle Italia, y otro de agua desperdiciada, que tiene sus orígenes en un caño de entrada domiciliaria (roto) de la esquina del pasaje Arenales y Alberti. La confluencia de ambas corrientes formó, en avenida Belgrano al 2.000, una laguna fétida de creciente volumen, justo frente a un colegio muy concurrido de la zona. Creo que solucionar la corriente de origen cloacal quizá sea difícil, dado el estado deplorable de toda la red. Pero reparar un caño de agua potable, origen de la segunda corriente a la que hago referencia, es fácil y rápido de concretar si la empresa encargada del servicio de agua potable y cloacas demuestra un mínimo de responsabilidad para con los usuarios, que abonan tarifas cada vez más onerosas por pésimos servicios.

María Cristina Gaudioso de Allori

[email protected]

Comentarios