La URT pide postergar la aplicación del nuevo reglamento UAR

Puntos suspensivos hasta revisar ciertos aspectos.

09 Jul 2019
1

REGIONAL. Los presidentes de los clubes sostienen que no debería cambiarse lo que funciona bien desde hace 20 años. la gaceta / foto de DIEGO ARáOZ

Históricamente, la Unión de Rugby de Tucumán jugó un papel fundamental en el desarrollo de la disciplina en la región. No sólo se trata de la más antigua y por lejos la de mayor éxito deportivo del NOA, sino también con distancia la de mayor cantidad de clubes, jugadores, árbitros e influencia a nivel nacional. Por eso, desde la propia URT y desde los clubes se manifestó un enérgico rechazo a algunas de las disposiciones del nuevo Reglamento General de Competencias elaborado por la UAR para entrar en vigencia el 1 de junio, por considerar que atentan contra su autonomía y pretenden desplazarla de su papel referencial en el NOA.

Como se informó en su momento en LA GACETA, ya desde fines de mayo los presidentes de los principales clubes tucumanos habían acordado unánimemente presentar una formal oposición a la aplicación del nuevo reglamento. Días después, se invitó al vicepresidente primero de la UAR, Gabriel Travaglini, y al Gerente de Competencias, Eliseo Pérez, a una reunión en la sede de la Unión local para discutir el tema, reunión que tuvo lugar el jueves por la noche. Allí, los dirigentes tucumanos volvieron a manifestar su completo rechazo a algunas de las normativas del nuevo reglamento.

“Queríamos ser escuchados y hacer nuestra devolución al respecto. Si bien la reunión tuvo algunos reclamos bastante enérgicos, se terminó con una actitud positiva, porque la UAR nos pidió que eleváramos por escrito todas las observaciones que tengamos para hacer con respecto al nuevo reglamento para que sean puestas a consideración del Consejo Directivo UAR”, comentó Marcelo Corbalán Costilla, titular de la URT.

“Es positivo que se abra un canal de comunicación. Entendemos que, si bien este reglamento pasa a ser una suerte de Constitución para el rugby argentino, cada provincia y cada región tienen sus propias particularidades. La región Pampeana no es igual a la del Litoral, ni la de Cuyo es igual a la del NOA. No es que unas sean mejores que otras; simplemente, tienen realidades distintas. Y esas diferencias deben ser tenidas en cuenta”, advierte el dirigente.

Si bien no se fijó un plazo límite para realizar esas observaciones tras la reunión, Tucumán pretende enviar mañana mismo una nota detallando cuáles son los puntos del reglamento que deberían ser reconsiderados, o por lo menos sometidos a debate. Por lo pronto, se solicitó que la entrada en vigencia del reglamento quede en suspenso hasta tanto no se alcance un acuerdo al respecto.

Reparos

Uno de los principales puntos sobre los que Tucumán está en desacuerdo es en la ordenanza de crear una Comisión Regional que fiscalizará y administrará todo lo que tenga que ver con el torneo Regional, el más importante del NOA. No es tanto la existencia de dicha Comisión lo que se cuestiona, ni de que esté conformada por los presidentes de las Uniones que conforman la región (Tucumán, Salta, Santiago y Jujuy), sino la disposición de que todos tengan el mismo porcentaje de voto a la hora de decidir: uno cada uno. Algo que en Tucumán consideran inaceptable. “Con todo el respeto que las demás Uniones de la región de merecen, Tucumán aporta mucha mayor cantidad de jugadores, de clubes y árbitros al Regional”, señala Corbalán Costilla.

De ello se desprende también otra cuestión: la coparticipación de los ingresos por sponsoreo. “No está muy claro cómo se va a hacer eso. Y si una Unión consigue un sponsor, ¿por qué debería repartirlo en partes iguales con las demás?”, agrega el de Universitario.

Por otro lado, tampoco cayó bien la intención de reglamentar los pases de jugadores inter-uniones, disminuyendo drásticamente el monto de las transferencias y afectando así una de las fuentes de ingresos económicos de los clubes y de las Uniones del interior.

Los presidentes de los clubes tucumanos apoyan su postura en que no hay necesidad de cambiar lo que ha funcionado bien en los últimos 20 años, desde que comenzó a jugarse el Regional.

“No queremos entrar en conflicto con la UAR ni dejar de jugar el Regional. Entendemos que si vinieron a Tucumán, es porque quieren encontrarle la vuelta y no perjudicarnos. Simplemente, se trata de acercar posiciones hasta llegar aun acuerdo”, cerró Corbalán Costilla.

Comentarios