Fórmula 1: el increíble Max

Verstappen superó a Leclerc a dos vueltas del final.

01 Jul 2019
1

TREMENDA REMONTADA. Tras un inicio complicado, Verstappen recuperó muchísimas posiciones y se quedó con la carrera. Red Bull Content Pool

Por Diego Durruty

Especial para LA GACETA

La emoción volvió a la Fórmula 1 después de mucho tiempo. Es que el Gran Premio de Austria fue, sin dudas, la mejor carrera de la temporada 2019 gracias al holandés Max Verstappen, quien tras una mala largada se recuperó para lograr su sexta victoria en la especialidad.

Verstappen tuvo un domingo que comenzó complicado. Si bien había heredado el segundo lugar de la grilla tras una penalización de tres puestos que recibió el inglés Lewis Hamilton por tapar al finlandés Kimi Räikkönen durante la Q1, su largada fue pésima y perdió seis posiciones.

Eso dejó al poleman Charles Leclerc ante una inmejorable posibilidad de lograr su primer triunfo en la categoría. Si bien el monegasco hizo un buen trabajo, no pudo contener a “Mad Max”. El momento culmine de la batalla llegó en la 69ª vuelta, a dos del final, en la tercera curva e incluyó un toque, que estuvo bajo investigación. Verstappen le puso el auto por adentro y Leclerc no aflojó por afuera. Las ruedas delanteras de los vehículos de ambos se rozaron y eso decidió la maniobra en favor del piloto de Red Bull.

“Tras la partida pensé que la carrera estaba perdida, pero después de mi detención en boxes, literalmente volé. Estoy feliz por Honda también, con quien empezamos a trabajar este año”, explicó Verstappen, quien de esta manera se convierte en el piloto que le devolvió a la marca japonesa el triunfo en la categoría, algo que no sucedía desde el GP de Hungría de 2006 cuando venció el inglés Jenson Button con el equipo nipón.

Leclerc, lógicamente, tuvo una visión diferente de lo sucedido ya que lo privó de conseguir ese éxito que, seguramente, no tardará en llegar. “En la vuelta anterior él me había dejado espacio, pero no lo hizo en la siguiente… Nos tocamos, me tuve que ir ancho y no me pude recuperar. Ahora veremos qué dicen los comisarios deportivos”, aseguró el piloto de la Scuderia, que llegó delante del finlandés Valtteri Bottas. Pese a su reclamo, las autoridades deportivas no consideraron la maniobra como antideportiva y ratificaron el resultado de la carrera.

Vettel, en tanto, llegó en el cuarto lugar después de un fin de semana complicado. En la clasificación tuvo fallos mecánicos y largó noveno; mientras que una problemática detención en boxes le restó chances de llegar en el Top 3. Al menos, el alemán se dio el gusto de superar sobre el final a Hamilton unas cuantas vueltas antes del final.

Comentarios