Rugby: el “Zorro” que sigue de pie

Aguará Guazú, a dos pasos de alcanzar su objetivo.

05 Jun 2019
1

PASO A PASO. Aguará Guazú confía en sus posibilidades frente a Tigres, de Salta. Ambos se destacaron en la primera fase. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

Al día de hoy, el panorama en el nivel de Desarrollo del Regional “Antonio Gandur” dista mucho del que se presentaba en un comienzo. Lo que alguna vez fue una multitud de equipos tucumanos (aunque algunos con argumentos más sólidos que otros), después de la instancia de cuartos de final de los playoffs quedó reducido a la mínima expresión: sólo Aguará Guazú continúa en carrera por llegar a la final y asegurarse un lugar entre los 10 que se disputarán las tres plazas que completarán el cupo en el Regional de Primera 2020.

Nicolás Sanagua, uno de los entrenadores junto a Marcelo Carpio, asegura que no es una cuestión fortuita, sino el resultado de un trabajo integral y de largo plazo. “Tenemos un plantel joven, en el que la mayoría de los jugadores está entre los 20 y los 23 años, pero muchos ya vienen jugando desde infantiles en el club. Es decir, están hace más de 10 años con nosotros. Y son chicos con mucha proyección, que tienen mucho por aprender aún”, resalta Nicolás Sanagua, uno de los entrenadores del “Zorro” de Aguilares, el único sobreviviente de una instancia en la que fueron eliminados Corsarios (a manos de Santiago Rugby), Bajo Hondo (a manos de Tigres) y Tafí Viejo, precisamente a manos de Aguará.

“Cuando sacaban la pelota a la línea la manejaron bien, pero con el pasar de los minutos, nuestro mayor resto físico nos permitió hacer la diferencia”, sintetizó el wing Guillermo Albornoz la clave del costoso triunfo sobre los taficeños. En esa ventaja física, tuvo mucho que ver el trabajo del preparador físico Adrián Escándar.

En semifinales, el equipo de Aguilares chocará con el principal favorito del torneo, por sus años de experiencia en Primera y su más asentada base institucional: Tigres. El equipo salteño ha ganado todos sus partidos en el torneo, lo que le permitió ganar cómoda y anticipadamente su grupo en la fase clasificatoria.

“Sabemos trabajar estos tipos de partidos. El año pasado hasta cerca del final lo controlamos a Tigres, pero una tarjeta en contra nos costó el partido. Ahora estamos mucho más fuertes física y mentalmente, así que confiamos en conseguir un buen resultado”, cerró Albornoz.

Comentarios