Estarán en todos los frentes

Reinoso y los hermanos Ortega, Pablo y Bernardo, pondrán a Tucumán en las tres divisionales.

31 May 2019

Desde que se creó en 1997, el Top Race visitará por novena ocasión el autódromo de Las Termas. Las tres categorías del torneo tendrán representación tucumana. Braian Reinoso, Pablo y Bernardo Ortega comenzarán a explorar desde hoy, con las pruebas libres y los entrenamientos oficiales, el autódromo santiagueño escenario de la cuarta fecha.

Además de tener a los tres tucumanos, la jornada del calendario tiene otros ingredientes que la hacen especial. Por ejemplo, la final del Top Race V6 y Top Race Series (domingo a las 12) será en simultáneo con el condimento extra de volver a tener la recarga de combustible obligatoria solo para las máquinas del Top Race. “Serán 16 autos del Top Race y 20, los del Series”, anticipó Christian Ñanco, jefe de prensa de la categoría en su visita a LA GACETA. A la par, escuchaba atentamente Reinoso. “En la Fórmula Renault llegué a largar con 31 autos”, recordó el piloto que debutará en la categoría mayor con un Mercedes Benz. “Sí, dudé cuando me propusieron manejar el V6”, reconoció el piloto que corre también en el TC2000. Aprovechando la cercanía geográfica, Reinoso quería competir en un auto de la segunda divisional. Vía Sergio Pozle, dueño del equipo en el que compite en TC2000, hizo los contactos correspondientes con el Azar Motorsport, que le propuso subirse directamente a un auto de la máxima categoría. Reinoso, fiel a su espíritu desafiante, meditó la decisión que terminó con signo positivo. “No siento presión. Se que irán muchos amigos y familiares. Lo único que tengo es ansiedad por manejar ese auto”, reconoció. “Al circuito lo conozco mucho. Voy a debutar en una de las categorías más importantes del país”, destacó.

EN EL SERIES. “Pabloso” correrá por segunda vez con el Toyota Corolla. foto gentileza pablo ortega

Como Reinoso este fin de semana, “Pabloso” debutó en la fecha anterior y el sexto puesto en el Top Race Junior lo dejó con mucho entusiasmo. “Quedé muy ansioso. El auto está perfecto y listo, solo hay que salir a pista”, manifestó Pablo.

Su hermano, a diferencia de él y en comparación a la última fecha, va con todo por remontar. Sucede que “Beroso” terminó penúltimo en San Juan por las fallas mecánicas de su máquina y cedió la punta del campeonato. En Termas Ortega, que como su hermano y Reinoso conoce al detalle el trazado, irá por la recuperación. “El auto está listo desde hace varios días. No se hizo ninguna puesta a punto nueva. Lo que sí se cambió es el ramal de la computadora que maneja toda la parte de la carburación. Al parecer estaba picado un cable y es lo que estaba produciendo una falla en la corriente”, explicó.

EN LA JUNIOR. El Chevrolet Cruze de Bernardo Ortega fue el primero en ganar en la temporada.

Comentarios