“El Aventurero” ganador

La dupla Delaporte-Sanna triunfó en la categoría A del “Rally Maya México” de regularidad.

30 May 2019 Por Mariana Apud

“No esperábamos ganarlo. El solo hecho de participar y terminar iba a ser nuestro mejor premio”, dijo, sincero, Cristian Delaporte. Junto a su esposa Mirta Sanna quedaron maravillados con su triunfo en la “VI Edición del Rally Maya México”. La competencia de regularidad, rankeada entre las 10 mejores del mundo, tuvo seis etapas y actividades durante 10 días por toda la península de Yucatán.

El matrimonio llegó a la competencia por la travesía que denominaron “27.000 kilómetros por América” que planean cumplir en cinco etapas manejando un Ford A de 1929. “Entre diciembre y enero lo acondicionamos para mantener la originalidad y, al mismo tiempo, la confiabilidad”, indicó Delaporte sobre lo que hicieron en “El Aventurero” -así apodaron al auto- cuyo único requisito para competir era tener una antiguedad de 40 años.

INGRESO. El Ford A de 1929 entra al autódromo “Emerson Fittipaldi” de Yucatán.

El Rally Maya México estaba en la agenda del primer tramo de la travesía, entre Tucumán y Cancún. “Impensado salir primeros y mucho menos con el puntaje que tuvimos. De las seis etapas, en cinco terminamos en la punta y en una, segundos”, contó. “Terminamos con 1.052,6 puntos en más de 850 controles. De promedio, significa que no tuvimos ni 1.3 segundos de penalización por cada control”, detalló.

La carrera estuvo reglamentada por la modalidad media constante en carretera abierta o también llamada regularidad clásica. Las pruebas de este tipo con autos históricos no privilegian la velocidad, es decir, no gana el que llega primero, sino el que penaliza menos al cumplir los tramos cronometrados en esa velocidad media.

Por detrás de los tucumanos en la categoría A terminaron las duplas mexicanas Luis Miguel Carrillo-Ana Paula Hermosillo, con 2.659.2 puntos, y Erick Figueroa- Teresita Pérez, con 4.026 puntos.

PREMIOS. Rubén Fangio, hijo del legendario piloto, compitió y posó junto a la pareja.

Distinción y planes

Para Mirta hubo un reconocimiento. “El premio especial fue por todo el desafío que significó llegar en el auto conmigo hasta Cancún. Se lo entregó el director de la carrera don Benjamín de la Peña Mora”, contó con orgullo Delaporte. El organizador mexicano los conoció en el encuentro Latinoamericano de Ford A que se hizo en La Falda, en octubre.

De la Peña Mora estaba al tanto de que, con “El Aventurero”, Mirta, junto a su esposo, venía rodando desde “El Jardín de la República” hasta las tierras mexicanas por eso se llevó el elegante y sobrio trofeo a la mujer destacada. El matrimonio tiene planeado llegar mañana a la provincia , pero el auto ganador no. “‘El Aventurero’ queda en un museo de autos antiguos en Cancún, temporalmente hasta enero. Volvemos a buscarlo para ir hasta Puebla”, contó Delaporte.

Siguiendo con el plan de los “27.000 kilómetros por América” (la meta final es Daytona, donde vive uno de sus tres hijos) aprovecharán para competir en una carrera de resistencia en el autódromo “Miguel E. Abed Amozoc”. “Serán 24 horas. Es parecida a la carrera de las ‘24 horas de Le Mans’. Participarán cuatro tripulaciones que se turnan cada tres horas y el ganador es el que hace mayor vueltas al circuito”, explicó. A diferencia del Rally Maya, en la competencia de Puebla sólo participan los Ford A, como “El Aventurero”, que llegará con la confianza del ganador.

Comentarios