Histórica clasificación "Decana": hubo luz al final del túnel

Los jugadores se llevaron sensaciones contradictorias.

15 May 2019
1

CUERPO A CUERPO. Javier Toledo y Enzo Pérez, en plena lucha por la pelota. River fue superior a lo largo de todo el partido, pero Atlético aguantó y golpeó en el momento indicado. foto de matías nápoli escalero (especial para la gaceta)

Que la gran figura de un 4-1 haya sido el arquero del equipo que perdió, habla por sí solo. Las manos y los pies de Cristian Lucchetti tuvieron mucho que ver en que Atlético haya visto luz al final de ese largo túnel que fue la visita a River en Núñez. “No sé cuántas veces me patearon al arco, pero creo que yo también pateé como 170 veces, je. Sabíamos que iba a ser así, un partido durísimo. Nos tocó sufrir pero pasamos, que es lo importante”, sacó en limpio “Laucha” después de otra noche de atajadas monumentales.

“River tiene jugadores de mucha jerarquía, muy rápidos, que están con mucha confianza. Eso es un factor fundamental: cuando un jugador está con confianza, es capaz de salir a la cancha con un 0-3 y creerse capaz de darlo vuelta, como pasó. Nos sirvió el gol que hicimos nosotros, por ahí van a hablar de injusticia, pero así son las reglas del juego”, cerró Lucchetti.

La tensión todavía era visible en el rostro de Javier Toledo al momento de referirse a la agónica clasificación. “Lo que sufrí en estos últimos cinco minutos...”, exclamó el hombre clave de la serie, autor de tres de los cuatro tantos que depositaron al “Decano” entre los cuatro mejores.

“Sabíamos que para pasar íbamos a sufrir mucho. Quedó reflejado a quién nos enfrentábamos: al último campeón de América. Tiene jugadores de una jerarquía y una dinámica terribles”, elogió el goleador, que otra vez estuvo en el lugar y momento indicados. De todos, Toledo evitó hablar de sí mismo y optó por un enfoque autocrítico: la derrota deja bastante material para revisar durante la semana.

“No jugamos como lo hicimos en nuestra casa; si bien esta vez nos tocó tener el público en contra y jugar en una cancha más grande, tenemos que replantearnos varias cosas. De lo que pasó mas que nada en el primer tiempo para poder seguir peleando y llegar adonde queremos”, añadió.

Con el mismo semblante, Yonathan Cabral reconoció la dificultad de celebrar una clasificación consumada con un segundo capítulo que resultó un calvario por donde se lo mire, desde el juego hasta el resultado. “Es difícil irte con la cabeza en alto después de perder 4-1. River aprovecha los espacios con la dinámica que tiene y te ataca con mucha gente. Creo que en parte fue mérito de ellos y en parte fallas de nosotros. Por suerte, pudimos hacer la diferencia en el primer partido y nos quedamos con la serie. Ahora hay que prepararse muy bien para el próximo partido”, cerró Cabral.

Comentarios