La excesiva demora en reponer “Luz y sonido”

13 May 2019

Símbolo de independencia, de la libertad nacional, la casa que perteneció a Francisca Bazán de Laguna, sede del Congreso de Tucumán en 1816, ha cobrado cierto protagonismo en los últimos años por distintos motivos: problemas edilicios, denuncias de irregularidades en manejo de fondos de la Asociación de Amigos de la Casa Histórica, que ya no funciona, reformulaciones del guión museográfico y la reposición del tradicional espectáculo “Luz y sonido”.

Este último fue nuevamente motivo de polémica en los últimos días. El titular del Ente de Turismo dijo en el programa “Buen día”, de LA GACETA Play, que ya han transcurrido diez meses sin que el espectáculo se haya repuesto y acusó de desidia a la Nación, que es la administradora del museo por tratarse de un monumento nacional.

El responsable de la Cámara de Turismo de Tucumán se sumó a la queja por la suspensión indefinida del espectáculo y sostuvo que si bien las razones económicas y técnicas de la demora pudieron haber sido atendibles, ha transcurrido ya mucho tiempo y no se debe demorar su reposición. Acotó que el atraso genera daños económicos. “Pero, más allá de lo comercial, la Nación tiene que reponer el espectáculo cuanto antes porque es una pérdida para todos los tucumanos. Luz y Sonido es una parte emblemática del museo”, sostuvo. Se agregó a los lamentos el presidente de la Unión de Hoteles, quien aseguró que han perdido, en promedio, una noche de pernocte a causa de la interrupción de la obra.

La directora de la Casa Histórica atribuyó los contratiempos a que no consiguieron aún la autorización para instalar los nuevos equipos y dijo que los tiempos de la ansiedad de la gente y del Ente de Turismo no son los mismos que los de la administración pública, razón por la cual no puede asegurar si se repondrá la representación audiovisual el próximo 9 de julio. Esta dejó de proyectarse en agosto pasado, cuando la Dirección Nacional de Museos decidió comprar equipos audiovisuales nuevos y reinstalar el circuito eléctrico porque su alquiler resultaba muy oneroso. Ya en 2016, debido a las obras de refacción llevadas a cabo con motivo de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia, la representación fue interrumpida durante un año. La Secretaría de Cultura de la Nación decidió además reelaborar técnica y artísticamente el espectáculo: se escribió un nuevo libreto, y el envío fue reestrenado con equipos alquilados el 9 de julio de 2017, pero luego su proyección fue suspendida.

Inaugurado el 9 de julio de 1968, durante la gobernación de Roberto Avellaneda, con el nombre de “Tucumán cita a la patria”, con la participación de Alfredo Alcón, María Rosa Gallo, Lola Membrives, Eduardo Rudy y el canto de Mercedes Sosa, el espectáculo constituyó una obra emblemática para los turistas y para los tucumanos.

No ha sido muy afortunada, por cierto, la atención de los monumentos nacionales de Tucumán. La iglesia de San Francisco espera desde la década de 1980 que la Nación se ocupe de su restauración y corre el riesgo de que su deterioro sea mayor y deba ser demolida o se desplome.

Es lamentable que hayan transcurrido 10 meses sin la reposición de este clásico. Al parecer no es una cuestión solamente de burocracia, sino de no dimensionar en su real magnitud la importancia que tiene para los argentinos el solar donde se declaró la Independencia.

Comentarios