Una tierra poco amigable

05 May 2019

“Estos Bollero son indestructibles”, fueron las palabras de Patricia Darroux. La esposa de Rodolfo Bollero, piloto de la Toyota SW4 que es navegada por su hijo Nicolás, no deja de sorprenderse. Es que la primera etapa del Campeonato Argentino de Navegación que disputa la segunda fecha en San Juan fue muy compleja. 

El binomio y su equipo (fotos de la derecha y abajo) lograron solucionar, aunque con penalización, la rotura de un amortiguador para terminar la etapa. No corrió la misma suerte Ricardo Neme (foto de arriba). Los esfuerzos por reparar una parrilla de suspensión no tuvieron éxito; se reengancha hoy.

Comentarios