Juego de Tronos: unidos por la pasión de los siete reinos

Para el estreno de la última temporada, muchos fans optaron por reunirse en espacios temáticos, personalizar remeras y comer platos medievales.

16 Abr 2019

(Por Guadalupe Norte) No hay manera de refutarlo: el Norte recuerda, y esta afirmación corre también para los millones de espectadores que “Juego de tronos” (“Game of thrones”, o simplemente GOT por sus siglas en inglés) fue ganando a base de historias familiares con sabor a venganza, muertes frustrantes y épicas batallas. Finalmente -dejando tras de sí imparables spoilers, memes y extrañas teorías genealógicas- la espera terminó y la octava temporada hizo su aparición en pantalla. Esta vez el verdadero final se aproxima y son muchos los fanáticos que decidieron dejar de lado la comodidad de sus casas (y televisores) para vivir una experiencia medieval distinta.

¿La idea? Asistir a locales temáticos creados para ver la serie en vivo y que nos permitan transportarnos al reino de Poniente (uno de los siete de la historia) un domingo por la noche. “Desde hace varias temporadas queríamos tener un lugar que transmita la atmósfera de ‘Juego de tronos’ y permita que todos los fans nos reunamos”, explica Micol Nehuén Diosquez creadora de uno de estos “espacios GOT”.

El desembarco del rey

La ubicación de la casa es secreta. Solo podemos decir que la puerta roja es el camino para llegar a los dioses arcianos y, en este lugar, una vez que se atraviesa la fachada se vislumbra un nuevo universo. Al entrar se puede ver una angosta escalera, alumbrada por farolas color bronce, que orientan el camino hacia la terraza. Allí, seis largas mesas se disponen alrededor de un proyector y dan asilo nocturno a casi 50 espectadores. Cada una de ellas está decorada con velas rojas dentro de copas de cristal y bandas de tela con figuras recortadas e inscripciones de “valar morghulis” (frase en idioma alto valyrio, inventado especialmente para la serie por lingüistas).

“Al ser la última entrega, creímos que era una buena idea sumarnos a esta propuesta. Después de tantos años, quisimos darle a la serie su merecido cierre”, comenta Exequiel Luna, seguidor de la casa Stark (una de las familias en disputa por el poderoso Trono de Hierro).

Desconectados

Sin embargo hay veces en que ser un buen espectador no es tarea fácil. “Para evitar ver algún adelanto o noticia que me arruine los capítulos decidí no entrar a ninguna red social ni navegar en internet antes de la proyección. No quiero que me arruinen la sorpresa del desenlace”, dice Ana Aráoz, convencida de haber tomado la decisión correcta. Restan 10 minutos para el inicio.

A las 22 el clima distendido entre sorbos de cerveza y gaseosas se transforma por arte de hechicería, a lo que se suma la música introductoria que resuena en los parlantes. “Suena muy tonto pero tengo mi propio calendario pre-estreno. Ahí fui marcando la cuenta regresiva desde el año pasado. Además, esta última semana nos dedicamos con mi hermano a ver las temporadas pasadas y a leer resúmenes de los libros”, confiesa divertida la estudiante universitaria Sofía Zamora.

¿AMIGOS O ENEMIGOS? Aunque admiren a casas opuestas estos amigos se mantienen fieles a sus reuniones.

DominGOT

Ni siquiera la ciberesfera sabe cómo surgió, pero bastó un hashtag para que la idea se propagara atravesando todos los reinos (físicos y virtuales). Por decreto real, de ahora en adelante los domingos son intocables.

Eso lo sabe bien Maximiliano Medina quien cada fin de semana volverá a dejar su rutina en stand by para compartir junto a sus compañeros el estreno de un nuevo capítulo. “Comenzamos a reunirnos hace más de tres años. Una amiga nos invitó a su casa para ver la sexta temporada y desde entonces se nos hizo costumbre”, recuerda. En esta ocasión la apuesta subió un poco y este grupo de siete fanáticos decidió conseguir sus propias remeras personalizadas.

El banquete

Para mejorar la experiencia de cualquier maratón cinematográfica un punto fundamental es la comida y, si se trata de creatividad, Juan Pablo Cerasoulo es una eminencia de la gastronomía medieval. A pocos pasos de convertirse en chef, tiene por costumbre hacer algún plato que acompañe la serie.

Detrás de un improvisado cartel que dice “A man must serve... en la cocina” (“Un hombre debe servir...”, otra frase de la serie), su atención está puesta en un guiso norteño. “Se aprovecharon los recursos de esta gélida tierra para darles a nuestros viajeros una cena que les aporte energía”, explica inmerso en su papel de cocinero de la corona. Cabe aclarar que afuera la temperatura supera los 25 grados.

El resto ya es pura inventiva: una pizza de salame y tomate llamada “Melisandre” por su intenso color rojo (en honor a una bruja de GOT), papas fritas al estilo “fire and blood” (en realidad tienen cheddar, ketchup y panceta) y un cocktail apodado “La montaña”, por su mezcla de ingredientes que “te da vuelta como el personaje”, según explicaron.

Con los créditos finales, el primer episodio de GOT mostró que es tiempo de reencuentro y unión, algo que ocurre también fuera de la pantalla. “Me parece que ya no se trata solamente de una serie. Hay una cultura por detrás con sus propias frases, formas de comportarse y pequeños chistes -reflexiona Emilia Guerrero-. Al final eso es lo importante; Juego de Tronos podrá acabarse, pero las relaciones y las experiencias que tuvimos a partir de algo tan simple van a permanecer. Incluso si desaparece luego ese universo de caminantes blancos, reyes y sangre”.

No obstante, pese a las ansias de detener el tiempo y ver las repeticiones por enésima vez, ni siquiera los fans pueden detener el invierno y la batalla definitiva está a cinco capítulos de distancia. ¿Quién se quedará con el trono?

> Tendencia
Hubo más de cinco millones de twetts

Con el estreno del nuevo episodio, en su última temporada, “Juego de tronos” volvió a ser tendencia en Twitter, con más de cinco millones de tweets con los hashtag #GameOfThrones y #GOT8. Los usuarios de esta red social revelaron cuáles fueron las mejores escenas a través de sus chats e hilos de conversaciones. Entre ellas, se destacan los momento en que el personaje de Samwell Tarly le revela su verdadero origen a Jon Snow (considerado hasta entonces un bastardo) y cuando Jon monta a Rhaegal, uno de los dragones de Daenerys Targaryen.

Comentarios