Entre tótems y figuras, colores y materias

Una exposición con artistas nacionales se inaugura en el Museo Timoteo Navarro. Pinturas y esculturas. En el Centro Cultural Virla.

16 Abr 2019 Por Jorge Figueroa
2

SALA CENTRAL. La abstracción reclama su propio espacio y compite con la geometría y sus construcciones. Museo Provincial de Bellas Artes Timoteo Navarro

Los tótems de Hernán Dompé y las figuras fuertemente geométricas de Alberto Bastón Díaz, se erigen como si fueran custodios del espacio, controles de la solemnidad y, por qué no, del ritual.

El “Encuentro contemporáneo” itinera por distintas ciudades del país: recorre Córdoba, Mendoza, La Rioja, Salta y Catamarca. Si el arte contemporáneo habla del presente, debe advertirse desde ya que no todo lo que se hace actualmente se refiere a él.

Bastón Díaz, Osvaldo Monzó, Carlos Gómez Centurión, Juan Lecuona y Dompé (integrantes de una misma generación) son artistas que fueron celebrados en la mitad de los 80 y la primera mitad de los 90, cuando el dominio de las técnicas y los medios de expresión aparecía como la preocupación central.

“Encuentro contemporáneo” se inaugurará esta noche a las 20.30 en el Museo Timoteo Navarro: son 58 pinturas y nueve esculturas. En el comunicado de prensa se indica que los autores son cinco referentes del “arte abstracto”, pero las piezas de Dompé mencionadas, por ejemplo, son figuras totémicas que aluden a antiguas culturas, y algunas de ellas encontraremos similares a los menhires; custodios de ofrendas, de reclamos de fertilidad o de lluvia.

Con el hierro soldado y ensamblado (también la madera) crea figuras geométricas Bastón Díaz: no puede obviarse entre sus citas o influencias el constructivismo. ¿Naum Gabo? ¿Max Bill? Son antropomorfas y en algunos casos de grandes dimensiones.

Lecuona trabaja sobre los campos de color: básicos, elementales, primarios. Rojos, azules y verdes, en ciertas oportunidades. Son colores, porque se entiende al arte como la pintura. “Su obra introduce de manera sesgada la figura humana, y la dicotomía aparecerá en una nueva categoría que impuso la modernidad: figuración/no-figuración. Esta introducción nada gratuita se mantendrá hasta el presente y se caracterizará por los diversos tratamientos plásticos y conceptuales que otorgará a la forma humana, femenina en particular”, señala Hugo Petruchansky, un estudioso del arte de nuestro tiempo. Color primero; figuras, luego disimuladas, insinuadas, apenas dibujadas.

Gómez Centurión cuenta que cada uno de los artistas tiene su propia mirada. Escaló la cordillera de Los Andes, y en sus pinturas la naturaleza se hace poco definible entre materias y texturas, y después con las manchas; en este caso sí, directamente, la abstracción se impone.

Color, forma, textura y composición se pueden apreciar en los acrílicos de Monzó. Algunos están planteados sobre un muro, a modo de recuadros que sugieren cabezas.

MONTAJE. Equilibran las alturas para alinear la instalación en el Museo.

Entre piedras y madera

“Senderos de piedra y madera” son fotografías y esculturas de Claudia Díaz, que se pueden recorrer en las vitrinas del Centro Cultural Virla, en 25 de Mayo 265. Díaz ha trabajado en espacios abiertos y públicos, y algunas de sus obras se encuentran en Yerba Buena.

Su obra tiene mucho que ver con el empoderamiento femenino, indica el Virla en la presentación de la exposición. Asume los desafíos de transformar la piedra y la madera conquistando el espacio en varias ciudades.

“Las obras siguen un lenguaje geométrico con preponderancia a la expresividad lineal y muy pocos atisbos de rasgos figurativos. La piedra y la madera son el material expresivo preferido, que con líneas curvas y rectas bien definidas y técnicas depuradas, construyen un espacio visual puro y sintético”, describe la artista sobre su trabajo.

Díaz es escultora, pintora, muralista, técnica ceramista, profesora y Licenciada de Artes de la Facultad de Artes de la UNT, y participó en numerosos simposios en el país y en el exterior.

Comentarios