Un adiós a la altura de Robert Redford

30 Mar 2019 Por Guillermo Monti
1

> CRÍTICA DE CINE

UN LADRÓN CON ESTILO | DRAMA/POLICIAL - PM13 - 93’

Buena

Origen: EEUU, 2019. Dirección: David Lowery. Con: Robert Redford, Sissy Spacek, Casey Affleck, Danny Glover, Tom Waits, Tika Sumpter, John David Washington, Elisabeth Moss. Guión: David Lowery. Fotografía: Joe Anderson. Música: Daniel Hart.

En su despedida de la actuación -aunque no del mundo del cine- Robert Redford se homenajea a sí mismo, y está muy bien que así sea. Hasta se da el lujo de utilizar metraje de sus años mozos en algún pasaje, lo que es mucho más atractivo que el rejuvenecimiento digital al que se someten varias estrellas. A lo largo de un “Un ladrón con estilo” van aflorando tópicos inherentes al Redford actor: la seducción a través del diálogo y la mirada (aquí con una contendiente de lujo como Sissy Spacek); la personificación de pillos inteligentes y caballerescos, casi una celebración del descastado fuera de la ley; su amor por los caballos.

El catalizador es en este caso un personaje de la vida real. Redford interpreta a Forrest Tucker, un atracador de bancos célebre por su capacidad para fugarse de las prisiones (nada menos que 16 veces) y por haberse mantenido en actividad hasta bien entrada la vejez. Un señor encantador que genera más empatía y admiración que miedo entre sus víctimas. Lo persigue el policía encarnado por Cassey Affleck, a quien el estilo de vida de Tucker le genera más de un replanteo acerca de su propia existencia.

David Lowery, que ya había dirigido a Redford en “Peter y el dragón”, escribió el guión a partir de un artículo sobre Tucker publicado por David Grann en The New Yorker. A la hora de filmarlo eligió un ritmo y una estética que remiten al cine de los 60 y los 70. No es caprichoso; se trata, a fin de cuentas, del período en el que Redford se consolidó como un número uno en Hollywood. Hasta el afiche original de la película remite a esa época.

Danny Glover y Tom Waits son los laderos de Redford en la acción, una elegante banda de la tercera edad. Hay muy buenos actores en pequeños papeles (Elisabeth Moss, John David Washington, Keith Carradine), signo de una película que sabe detenerse en los detalles y se toma su tiempo para ir corriendo el velo acerca de la historia de su protagonista.

Como síntesis de una carrera extraordinaria, “Un ladrón con estilo” hace su trabajo. No figura entre lo mejor de Redford ni tampoco pretende ocupar ese lugar. No son muchos los actores capaces de brindar actuaciones de semejante intensidad pasados los 80 años y Redford da las hurras demostrando que sigue siendo capaz de hacerlo. Es una buena oportunidad para salir a su encuentro.

Comentarios