Las calles rotas y los barriales los aíslan de toda comunicación

29 Mar 2019

La foto (superior) muestra “la dura realidad que, diariamente, debemos enfrentar los vecinos del Barrio Teresa de Calcuta, en Alderetes”, cuenta un lector. Afirma que se cansó de hacer reclamos, y que el municipio no atendió sus quejas. Relata que los chicos no pueden ir a la escuela, que la gente llega embarrada a sus trabajos, porque no pueden poner un poco de ripio. La foto (lateral) transmite las peripecias que deben hacer los habitantes de la calle Éxodo Jujeño al 300, en barrio Diagonal Norte, Tafí Viejo, donde niños y mayores quedan atrapados por el barrial de las arterias.

Los padres estacionan en triple fila

Una vecina muestra, con una foto, que los conductores no respetan la prohibición de estacionar frente a los establecimientos educativos. En una triple fila, los padres dejan sus vehículos, mientras se bajan y pasan a buscar a los niños en un local de calle Lavalle, donde funciona un Jardín de Infantes. La lectora cuenta que el colectivo tuvo que hacer sonar su bocina para poder circular.

Basural en Balcarce al 300

Un contenedor completo de residuos, y numerosos restos de desechos de todo tipo esparcidos a su alrededor, conforman el paisaje que encuentran los vecinos de Balcarce 300. Una vecina señala que reiteradamente solicitó que pasaron a recoger la basura, y critica la demora de varios días en que incurrió que la empresa responsable.

Un agente de policía en infracción

El acompañante de un conductor que circulaba por el parque 9 de Julio envió la foto superior, donde se observa a un agente de la Policía vestido con su uniforme circulando en una moto, con su casco protector colocado. El problema, advierte el lector, es que la acompañante no lleva el casco, que es obligatorio para todas las personas que viajan en motovehículos. Considera que los agentes policiales y de tránsito deberían ser los primeros en respetar las normas viales.

Rompió el tren delantero de su auto

Un automovilista se queja porque días pasados sufrió un accidente en 24 de Septiembre y avenida Alem, cuando la rueda delantera de su vehículo se “clavó” en el agujero generado por la falta de una tapa de inspección cloacal en esa ochava. Afirma que se le reventó la cubierta del auto y dañó parte de su tren delantero, cuando dobló hacia el sur, por avenida Alem. Además de denunciar la falta de mantenimiento de esas tapas en varios puntos de la ciudad, reclama por lo que considera sería justo: que la Municipalidad de San Miguel de Tucumán le pague el costo de la reparación de la cubierta de su auto, que sería la tercera que revienta en otros tantos incidentes viales.

Falta una tapa cloacal en 24 y San Luis

Una vecina que a diario transita por la intersección de las calles 24 de Septiembre y San Luis advirtió del riesgo que corren quienes transitan en distintos vehículos cuando llegan a la ochava y se encuentran con que falta la tapa de inspección cloacal. Cuenta que ya vio que varios vehículos sufrieron percances en esa esquina, y entiende que la SAT (Sociedad Aguas del Tucumán), la empresa prestataria del servicio de agua y cloacas, es la responsable de subsanar los inconvenientes. Opina que deberían reponer la tapa faltante, además de reforzar y repavimentar el lugar, para evitar que se sigan repitiendo accidentes viales.

Comentarios