En Atlético, la cabeza no se les debe volar

La recta final del campeonato se ha convertido en un camino sinuoso para el “Decano” y el resto de quienes buscan asegurarse una plaza en un torneo internacional. El margen de error es casi nulo y no todos los jugadores están en un nivel como para responder.

15 Mar 2019

Si el fútbol se midiera con un marcapasos, su corazón a veces respondería de manera acelerada y otra en un modo tan parecido al “avión”, apagado casi el punto de no dar señales. Suena curioso, pero cada sprint final de temporada suele ser una historia llena de complicaciones para aquellos clubes que no llevan consigo el poder de los millones de dólares de su billetera y un amplio abanico de opciones entre quienes integran un plantel profesional.

Está claro que Atlético entra en el segundo rango, está lejos de los poderosos y generalmente depende de las maravillas que puedan llegar a realizar individualmente alguno de sus jugadores. Se juega en equipo, sí, pero si la explosión o el cambio de ritmo no forman parte del menú de la batalla, difícilmente habrá alegrías constantes. Vélez entra en el horizonte de un “Decano” al que ya no le sobra material humano como sí pareció haber tenido al inicio de la temporada. Y antes también, cuando llegó a jugar tres competencias a la vez y llegar a instancias decisivas en todas.

“La vorágine del fútbol a veces te consume, no te permite encontrar el sentido de pertenencia hacia un club porque jamás estás mucho tiempo en el mismo lugar, y eso hace que quizás, inconscientemente, bajes tu nivel”, sostiene uno de los integrantes del plantel “Decano” que hoy viaja a Buenos Aires donde mañana visita a una “V” a la que jamás pudo vencer. Atlético sabe hacer historia, es su ya un hobby para el equipo.

Sin embargo, teniendo en cuenta los últimos partidos, independientemente del resultado, el nivel de varios de quienes antes solían ser piezas clave ha decaído. Ni hablar por quienes se apostó al inicio de temporada. Falta nafta, en varios casos. Y en otros, parecen dispersos. El que mantiene contacto en secreto con LG Deportiva insiste que la culpa puede ser de los famosos contratos cortos. “No tenés tiempo de asentarte. Las oportunidades escasean y si tenés un mal semestre, por más de que sepas que el equipo puede entrar a un torneo internacional, la cabeza está en otro lado. Pensando en cuál puede ser el próximo destino porque, si acá no jugaste, seguramente, no te renovarán”. Lo que pretende explicar la fuente es simple: el fútbol es un deporte de conjunto, pero cuando la luz de la competencia comienza a apagarse los balances son personales y ello hace que uno piense en singular y no en plural. Egoísta, pero realista al final de cuentas.

Entonces, la realidad indica que los recursos del entrenador son escasos. La brecha entre titulares, suplentes y relegados, los que en sus cabezas saben que tienen los días contados, es inmensa. “Es difícil motivar a un jugador que se ve afuera y que ha tenido poca participación”, reconoce el “Decano”, cuyo futuro puede o no ser incierto, pero a pesar de ellos, aclara: “queremos una copa y tenemos que dejar el alma por ese objetivo. Como sea”.

Lo de Cuello, aclarado

Que quede claro: las declaraciones de Tomás Cuello, frustrado por no haber podido ganarse un lugar entre los titulares este semestre, no le causarán ningún tipo de problema a la joya de Atlético. Expresó lo que sentía, y ahí quedará la historia, aseguran desde el Monumental. Tampoco agregarán ni una palabra sobre el tema. Lo que sí, ayer por la mañana el que habló con el volante ofensivo (se recupera de un edema óseo), fue el manager Diego Erroz. Fue previo a la práctica. No hubo tirón de orejas ni nada parecido. Sólo una conversación, para calmar ansiedades.

Paso al costado

Fernando Rizzo, que era uno de los dos ayudantes de campo de Ricardo Zielinski, decidió concluir su vínculo con Atlético. “Tenía un problema personal y no podía seguir”, le comentó el “Ruso” a LG Deportiva.

Noti “Decano”

- ¿A qué hora juega mañana Atlético? A las 13, con Vélez, en el estadio Amalfitani.
- Atlético está 5° por diferencia de gol con River. Es una lucha mano a mano.
- El duelo con Vélez es clave, es un rival directo, pese a que está a seis puntos.
- Además de la “V”, los de Zielinski deben enfrentar a Aldosivi (L) y Huracán (V).
- ¿Están disponibles hoy Cuello, Romero y Rojas? No, los tres están lesionados.
- Zielinski mantiene a los mismos 11 que perdieron contra River. Es “su” equipo.
- El plantel viaja hoy, a las 11.30, a Buenos Aires. Regresa mañana, a las 20.30.
- Los 18: Lucchetti; San Román, Bianchi, Cabral, Abero; Barbona, Aliendro, Mercier, Núñez; Díaz y Matos (titulares); Sánchez, Lamas, Álvarez, Carrera, Leyes, Noir y Toledo.

Comentarios