Tres historias: cuando el deporte trasciende más allá de las noticias

Ginóbili compartió un divertido problema en Twitter. Hinchas podrán elegir el diseño del micro de Atlético Nacional. Y la abuela de 91 años que quiere ser voluntaria en Tokio 2020.

15 Mar 2019

Puede hacerlo posible

Con 91 años, quiere estar en Tokio 2020

Para los fanáticos de los Juegos Olímpicos, la espera de cuatro años puede ser larga, pero entusiasta. No sólo lo netamente deportivo, sino el espectáculo y la gran diversidad que se convoca alrededor de la cita olímpica.

Pero no sólo la delegaciones son protagonistas de los Juegos Olímpicos. Sin voluntarios, no hay show. Tokio 2020 ya comenzó a tener a sus interesados en colaborar con su voluntariado, pero entre miles de aspirantes de todas las edades, y de todo el mundo, una persona llamó la atención.

Setsuko Takamizawa vive en Tokio, nada más ni nada menos que el país anfitrión. Lo que llama la atención son su interés y sus ganas de ser parte de los próximos JJ.OO., con sus 91 años.

Desde el comité organizador aseguraron que sólo el 1% de los aspirantes a voluntario tiene más de 80, y Setsuko es una de ellas: para mediados de 2020, fecha en la que el discípulo de Río 2016 tendrá su ceremonia de apertura que marcará el comienzo de unos nuevos Juegos Olímpicos, la japonesa ya habrá cumplido 92 años.

Tokio también fue anfitrión de los deportistas de todo el mundo, en 1964. Ese año, Takamizawa tenía 36 años pero sus preocupaciones eran otras: sus hijos y su familia. Ahora, liberada del cuidado de los ya no menores, intentará cumplir su sueño. El deseo de la abuela de 91 años, no es mera palabra: comenzó a estudiar inglés, importante para el intercambio cultural durante el mes que durará la competencia. La japonesa creció sin saber hablar ese idioma, en un contexto marcado por la Segunda Guerra Mundial. “El idioma del enemigo”, define ella. Pero como el panorama cambió, sus nietos manejan el habla del inglés y son ellos quienes se encargan de enseñarle todos los días una nueva palabra para que pueda cumplir con su propósito de servir como guía.

Falta poco más de un año para que comience Tokio 2020. La organización continúa y Setsuko también lo hará desde su lado, con sus clases particulares. La japonesa quiere cumplir con un deseo latente, y aún así, de no conseguirlo por algún motivo, habrá demostrado que el premio a la constancia sí existe. Lo que no existe es el límite para creer que es posible cumplirlo, frase que en un contexto deportivo, en el que el honor y el empeño se ponen en juego en busca de una medalla en el lugar más alto del podio, encaja a la perfección.

Dudas de jubilado

Ginóbili pidió ayuda a sus fans

Emmanuel Ginóbili destapó un problema y lo compartió con sus seguidores de Twitter (@manuginobili) para que lo ayudaran a encontrar una respuesta. No se trata de algo deportivo, sino sobre su nueva vida fuera de las canchas.

“¿Qué pongo ahora cuando en inmigraciones me preguntan por mi ocupación?”, escribió en la red social y lo acompañó de un emoji pensativo. El ex basquetbolista de la Selección y de San Antonio Spurs recibió cientos de respuestas de todo tipo. “Padre de James Harden” (jugador de Houston Rockets), “Superhéroe”, “Cazador de murciélagos” (recordando el partido en el que “Manu” atrapó uno), “Prócer argentino”, “Leyenda” y hasta “Dios del basquetbol”, fueron sólo algunos de los creativos comentarios que recibió.

Lo cierto es, que mientras los fanáticos debaten sobre la nueva ocupación del ex jugador de los Spurs, Ginóbili, al menos por el momento, encontró que ocupación poner en su biografía de Twitter mientras piensa la que dirá en inmigraciones. “Era el 20 de los Spurs y el 5 de Argentina. Ahora soy jubilado en mis cuarenta...”, describe “Manu” en la red social del pajarito.

Ideas colombianas

El micro, con diseño de un hincha

Hay clubes que buscan que sus hinchas tomen un papel más protagónico para hacerlos sentir parte esencial del club: desde sorteos, hasta convocatorias, todo sirve para lograr el objetivo.

Atlético Nacional, el club de Colombia, convocó a sus hinchas a realizar el diseño que llevará el colectivo que trasladará al equipo esta temporada.

La iniciativa fue compartida en las redes sociales del equipo de Medellín. “Participá con tu talento y ganá”, dice la imagen que acompaña al texto en el que se encuentran las bases y condiciones para participar. Es, sin dudas, una oportunidad única para que los interesados puedan mostrar sus capacidades a lo largo de los kilómetros que deba recorrer el equipo este año. Para el club, también representará un importante ahorro económico en diseñador.

La creatividad tendrá premio para el que resulte ganador: recibirá un bono de $500.000, que sólo podrá gastar en las tiendas del club. Pero además, y quizás lo más importante para que su trabajo sea reconocido, tendrá la posibilidad de firmar o identificar su diseño en el micro del “Verde”.

El capitán del equipo profesional, Alexis Henríquez, será uno de los encargados de elegir al ganador. También tendrá en sus manos la decisión, una persona designada, con criterio artístico para determinar al mejor diseño, que será el que vestirá al colectivo durante la temporada 2019/2020. ¿Propuesta beneficiosa para todos?


Comentarios