La Federal peritó el teatro, que no se clausuró

Por orden del fiscal Claudio Bonari los efectivos realizaron una inspección dentro de la sala y en el escenario, y tomaron muestras de sangre.

14 Mar 2019

Ayer no entraban artistas al Teatro Mercedes Sosa: lo hacían policías federales uniformados. No se vendían entradas para los próximos espectáculos: se brindaban explicaciones, se realizaban pericias y se tomaban rastros de sangre del cantante Sergio Denis, que el lunes por la noche se cayó al foso orquestal y ahora pelea por su vida en el hospital Padilla. Ayer, en el Mercedes Sosa se prendieron las luces, pero no para que comenzara el show, sino para que las fuerzas de seguridad estimaran las probabilidades de que el artista se haya encandilado durante el recital.

La Policía Federal realizó una inspección ocular que se extendió desde las 14 hasta las 22. Los uniformados no permitían el acceso al teatro, que permaneció cerrado al público durante ese lapso. Se trató de una medida ordenada por Claudio Bonari, titular de la Fiscalía Criminal N° 1, una actuación de oficio según confirmó Raúl Armisén, principal responsable del Mercedes Sosa.

“Me tranquiliza que ya esté actuando la Justicia. Es lógico y necesario”, dijo el funcionario luego de que se retiraran los policías de la sala. Contrariamente a lo que se informó en algunos medios nacionales, el teatro no fue allanado ni se encuentra clausurado y hoy tendrá actividad normal, confirmó Armisén.

En Tucumán actuaban los federales. Y en todos los medios del país seguían pendientes de la salud del autor de “Te quiero tanto”. Pero en realidad, el foco de los eternos debates televisivos se quedó clavado en los pormenores de los fosos de los teatros. Algunos periodistas y artistas apuntaron a la inseguridad de estos espacios que se utilizan en espectáculos con orquestas en vivo. Otros insistieron en que fue un accidente.

PERICIAS. Por la tarde se sumaron al operativo agentes del Laboratorio de Toxicología de la Policía de Tucumán. la gaceta / foto de juan pablo sánchez noli

El actor Dady Brieva fue uno de los que se pronunció al respecto. “El 80% de los teatros del país tiene una fosa. El actor o cualquier cantante, cuando llega, dos horas antes, prueba sonido y camina el escenario. Todos tienen fosas. En ellas se ponían las orquestas antes, por ahí no se tapan. Yo actué ocho veces en ese teatro”, dijo el ex Midachi en el programa “Nosotros a la mañana”.

Del otro lado de la vereda, la animadora infantil Panam recordó que dos de sus músicos se cayeron al foso del Mercedes Sosa durante un show en julio de 2017. “Abel Garay venía agarrándome cuando subíamos la escalera, pisa mal y se va para el foso. Cuando lo veo, me quedé en blanco. Tuvimos un Dios aparte, él se golpeó un montón pero cayó bien por su habilidad de acróbata”, relató. Y agregó: “no se puede actuar en esas condiciones porque, si bien casi todos los teatros tienen foso para los músicos, tiene que haber una norma de seguridad, eso tiene que estar contenido por una red o con algo que lo tape. A mí me dijeron que iban a tratar de poner colchonetas”.

En detalle

“En todo el mundo se usa el foso. Casi todos los teatros lo tienen. En Bordway, todos, porque sus espectáculos son con orquesta en vivo. Es indispensable el foso. Que haya o no ese elemento depende no de un tema de seguridad, sino del uso que se le dará a la sala. En un auditorio donde no habrá ópera ni ballets, no es necesario un foso”, explicó Ricardo Salim, director teatral y arquitecto. Él fue, además, quien dirigió la obra de restauración del ex cine teatro Plaza, hoy Teatro Mercedes Sosa.

“Cuando lo remodelamos, ampliamos el foso porque era demasiado estrecho y desde abajo no se podía ver lo que pasaba arriba del escenario, lo que es fundamental. Los cantantes tienen que ver desde arriba al director de la orquesta y viceversa. En estos momentos estoy haciendo un teatro fuera de la provincia, y también es con foso. Salvo los teatros en los que no hay músicos, en general los demás llevan foso”, explicó.

Salim contó además que él mismo se cayó una vez en el foso del teatro Alberdi de la UNT y que vio caerse a colegas. “Son riesgos propios de la actividad teatral, por eso es tan importante el reconocimiento previo del terreno, del espacio escénico, del ensayo con las luces definitivas que habrá en el momento del show. En base a eso, algunos artistas hacen sus propias marcas o incluso clavan topes de madera para reconocer con el pie el límite del escenario”, describió.

Roberto Buffo, director de la Orquesta Sinfónica de la UNT, también valora la función de los fosos orquestales y coincide con que sí son usados en los principales teatro del país y del mundo. Sin embargo, considera que si el foso está en desuso, es mejor taparlo.

“Además de la cuestión de seguridad, está el tema del aprovechamiento del espacio. En el caso puntual del Alberdi, el foso no se usa nunca, entonces es preferible taparlo y contar con ese espacio. El problema principal de ese foso es que es demasiado profundo y el acceso es peligroso, así que no se usa desde hace años. Algunos teatros cuentan con un sistema de elevador mecánico, pero es algo que la Universidad no podría costear, así que se está viendo de extender el escenario con una estructura fija”, explicó Buffo. Un caso cercano de coliseo que cuenta con elevador mecanizado, para cubrir y reglar la altura del foso, es el Teatro Colón, de Buenos Aires, el más importante del país.

Claves de un show trágico

1- Sergio Denis llegó a Tucumán el lunes, directamente al show en el Mercedes Sosa. No hizo pruebas de sonido, dijeron fuentes del teatro.

2- Era una función cerrada, organizada por el gremio de la sanidad ATSA. El Teatro Mercedes Sosa fue prestado, no alquilado, informó Armisén.

3- El cantante se precipitó al foso desde una pasarela que comunica el escenario con la platea, a una altura de 2,50 metros. Cayó de cabeza.

Temas

Sergio Denis
Comentarios