Cartas de lectores

09 Feb 2019 Por LA GACETA

- PAMI

Ayer a las 9.30 horas ingresé al PAMI luego de hacer una cola para que me dieran un número para ser atendida y el empleado manifestó que ya no había número. Detrás de él hay un cartel que dice “Jubilados, pensionados y trabajadores son dueños de PAMI”. Le pregunté por un encargado y me mandó a hablar con un representante ausente, que iba a regresar en dos horas más. Fui a la Dirección y salió un señor a quien le pregunté quién era y dijo ser el secretario, de muy mal humor, y que la solución era que volviera mañana. Me dirigí a la mesa de entrada a solicitar el libro de quejas y no existe. Pregunto ¿el cartel es una broma simpática? Ya que, si no me equivoco el secretario fue un cómico. Al recorrer el salón, el 50% de las empleadas estaban en los boxes whatsappeando y los jubilados, “dueños del PAMI”, esperando sentados. A esto lo puse en conocimiento del secretario y me contestó “¿y qué quiere que haga?” y se retiró a su despacho. ¿Gracioso, no?

Carmen Juárez
San Lorenzo 607  2°A
San Miguel de Tucumán


- MALOS EJEMPLOS

No es la primera vez que un efectivo policial está involucrado en un acto ilícito. Esta vez un comisario principal que casi fue linchado por vecinos de ciudad Alberdi, acusado, con otros dos sujetos, de robar cables del tendido eléctrico. Y lo que es peor, ya tenía antecedentes por un problema en la localidad de Los Sarmiento. Le pregunto al ministro de Seguridad Maley cómo puede ocurrir esto con miembros de las fuerzas de seguridad, que supuestamente están para resguardarnos. ¿Qué podemos esperar del personal subalterno? Realmente una vergüenza ajena, ahora con el mentado tema de armar a la policía municipal, ¿cómo instrumentarán la parte legal? Es un tema muy delicado: si los efectivos uniformados apenas saben usar sus armamentos, peor será para los vigías. Encima la delincuencia actúa a pasos agigantados, usa armas sofisticadas de grueso calibre, pistolas ametralladoras, itakas, tumberas, escopetas; tiene municiones a granel y hasta herramientas para reparar los armamentos. Es para pensarlo una y mil veces, es una triste realidad la que estamos atravesando...

Daniel Francisco Leccese
Calle 10/582
Villa Mariano Moreno


- MUROS

Leí en LA GACETA que el señor Donald Trump dijo: “los muros funcionan y salvan vidas”, afirmación poco juiciosa si se tiene en cuenta la historia de los muros. Hay varios a lo largo de los tiempos, a lo largo del devenir. Tomemos un ejemplo: el muro de Berlín. Hay que preguntarse qué vidas salvó: por el contrario, muchos fueron baleados. Y en cuanto a la financiación del gigantesco engendro entre Estados Unidos y México -casi U$S 6 millones-, es un poco cara. Para colmo, el señor Trump pretende que lo paguen los mexicanos. Si bien, como dijo el español Quevedo, “poderoso caballero es don Dinero”, algunas veces no es así. Espero que no se le vaya a ocurrir al señor Trump que lo paguemos además los argentinos. Los muros son cosas materiales que, con el paso del tiempo, la política y las costumbres, se vuelven obsoletas y se transforman en monumentos del pasado para los turistas del futuro. O sea, por otro conducto: la ley y las cambiantes costumbres flamean sobre las cosas materiales, y los vientos, las lluvias, los soles y los hombres las van destruyendo día a día, transformándose en lo que el viento se llevó.

Mario Rubén Díaz
Rondeau 1.020
San Miguel de Tucumán


- POR UN TRÁNSITO MÁS SEGURO

Como vecino de esta ciudad veo con  gran alegría que se esté revalorizando el espacio público con la obra que se realiza en la ex estación “El provincial”. Sin embargo, es necesario mencionar la falta de fluidez que poseen los accesos, en especial para los vecinos de barrio Sur a este pulmón verde. A causa de las vías ferroviarias que corren a lo largo de la calle Bernabé Aráoz es que, desde hace unas décadas, la intersección de la calle Alsina con la antes mencionada se encuentra vedada a la circulación tanto a pie como en cualquier tipo de vehículo por una rústica barrera fija en base a rieles reciclados. La cual, además de un trastorno en el tránsito, representa un peligro para los vehículos, en virtud de su falta de señalización, lo que impide distinguirla con claridad, especialmente en la noche. Esto quedó puesto de manifiesto en virtud de los accidentes que tuvieron lugar en dicha intersección, incluso llegando a costarle la vida a un motociclista años atrás. Es justamente en ocasión de la remodelación de este pulmón verde, que se presenta oportuna la reapertura a la circulación (al igual que se encuentran abiertas las demás arterias que cruzan la calle Bernabé Aráoz dentro de las cuatro avenidas) del cruce de calles en cuestión, puesto que ello representaría un alivio para el tránsito vehicular y una mejor de seguridad en el mismo.

Miguel Ángel López
Alsina 1.502
San Miguel de Tucumán


- PIQUETES EN VÍA PÚBLICA

El Ministerio de Seguridad de la Nación hace un tiempo hizo público el protocolo para evitar y erradicar los piquetes que minuto a minuto se hacen en Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Nunca se aplica. Acá en Tucumán no sé si habrá un Protocolo, pero lo cierto es que aún cuando no lo haya, es obligación de la Policía impedir la toma de calles y de la vía pública en general. Anteayer pasé por avenida Sarmiento y Laprida y unos cuantos piqueteros que eran demasiado pocos, portando un letrero impedían el paso por Sarmiento hacia el oeste, seguramente pidiendo justicia, sin recapacitar que con su actitud ellos afectan a los demás. Lo peor del caso es que había policías como custodiando el piquete, en vez de desalojarlos como corresponde. La ruta al aeropuerto Benjamin Matienzo fue cortada hace unos días por  otros piqueteros y la Policía no hizo nada, causando gran perjuicio a los pasajeros que se dirigían al aeropuerto. Lo mismo ocurre en la ruta 307 a Tafí del Valle y en la ruta 38 a Concepción, Monteros, y poblaciones del sur de esta provincia. Es necesario que el Poder Ejecutivo ordene en el acto la intervención policial para impedir dichos piquetes, y que actúe sin miedos ya que debe ejercer el “imperium” que posee sin titubeos y por el bien de la población en general. Si algo caracteriza a la inseguridad en toda laRepública, es la falta de aplicación del poder que obligatoriamente debe ejercer por el “imperium” o potestad que le otorgan las leyes.

Juan Carlos Lionti
Monteagudo 1.209
San Miguel de Tucumán


- CIERRE DE "LA FERIA DEL LIBRO”

Nuestra ciudad trata de adaptarse con nuevas estrategias de la política económica que impone el Estado. Esto trae como consecuencia que la cultura no se expanda en su natural forma: el libro, desplazado por internet y nuevas tecnologías, que llevaron a la reducción de la venta de textos. Comenzó este año con el cierre de “La feria del libro” en la peatonal Muñecas. Causa tristeza y nostalgia recordar un espacio poblado de libros, ciencia, arte, historia, psicología, clásicos, niños, entre otros. En la parte superior del local, sentado en una viga del entrepiso, estaba la escultura que representaba a Sigmund Freud, con placentero aspecto en el ámbito de la cultura.  Las personas encargadas de atender al cliente lo hacían con amabilidad, respondiendo a las dudas que se pudieran tener. Ese espacio cultural se mantuvo más de tres décadas en distintos locales. El Sr. Kostzer, propietario, es escritor de numerosos libros sobre la realidad argentina. Lo hizo desde el humor, con recopilación de anécdotas de los protagonistas. Además investigaciones sobre hechos históricos que marcaron la historia de nuestra patria. Es lamentable que el Estado no propicie la permanencia de estos locales y se destruyan fuentes de trajo con políticas aniquiladoras que no permiten que la cultura se expanda.

Dora del Valle Singh
Emilio Castelar 1.741
San Miguel de Tucumán


- CORSO DE CARNAVAL

Hace más de 30 años, desde Villa San Cayetano, con mis amigos Montivero, Lastra y Paliza empezamos esa locura carnavalesca que son los corsos populares interbarriales. Logramos reagrupar las antiguas comparsas de indios comanches y negros candomberos y las academias de danza, folclore y patinaje. Hasta la caballería gauchesca desfilaba ante un jurado. Eran tantas las agrupaciones llegadas de Lastenia, San Pablo, Las Talitas, San Andrés, Tafí Viejo, Los Nogales, Colombres e innumerables localidades del interior, que nos vimos obligados a emigrar a la plazoleta Dorrego. Allí, por 19 años, desde la avenida Roca hasta la 9 de Julio desfilaban 50 comparsas, murgas y batucadas. En muchos casos, a las nueve de la mañana del día siguiente estábamos eligiendo reinas, pero después la inseguridad se adueñó de nuestras vidas, especialmente en la capital. Desde hace cinco años, la mayoría de los aproximadamente 40 corsos se realizan entre viernes y domingos en localidades del interior, donde los concurrentes son más pasivos. ¿Qué es un corso? Fiesta popular y gratuita, sana diversión que distrae y aleja a los jóvenes de los vicios que los acosan. Son integradores, inclusivos e igualitarios, pero principalmente logran la confraternización de las familias del interior con las de la capital. De algún modo, también son vacaciones para la mayoría, que con la angustiante crisis no pudo salir. Sus hijos al volver a las escuelas por lo menos tendrán algo para contar. Los únicos requisitos son las ganas de divertirse y el respeto por el otro. Somos hoy la Federación Orgánica de Corsos (FOC), estamos en toda la provincia y representamos a más de 50 agrupaciones.

Francisco Amable Díaz
Pedro G. Sal 1.180, barrio 20 de Junio
San Miguel de Tucumán


Las cartas para esta sección deben tener un máximo de 200 palabras, en caso contrario serán sintetizadas. Deberán ser entregadas en Mendoza 654 o en cualquiera de nuestras corresponsalías haciendo constar nombre y domicilio del remitente. El portador deberá concurrir con su documento de identidad. También podrán ser enviadas por e-mail a: [email protected],  consignando domicilio real y N° de teléfono y de documento de identidad. LA GACETA se reserva el derecho de publicación.

comentarios