Cartas de lectores

11 Ene 2019
1

n feria del libro

El gran Osvaldo Bayer (que hace unos días nos dejó huérfanos de su presencia, pero no de su sabiduría y rebeldía) dijo que “la literatura puede ser una causa, en la que los trabajadores puedan encontrar su voz, y al encontrarla, afirmar su identidad”. Como trabajador de muchos años de la literatura comparto esa afirmación. Porque creo que la Feria del Libro fue durante 36 años una gran fábrica y cada uno de los libros herramientas donde estudiantes, trabajadores y el pueblo buscaban encontrar su voz. Con mucho dolor y tristeza vemos el cierre de otra fábrica en medio de este vendaval y tormentas de políticas neoliberales. Pasé 30 años muy lindos, no sólo fue el sustento de mi familia, hice amigos, conocí gente inteligente y muy valiosa que me enseñaron mucho, y hasta algunas veces me permitieron aconsejarles cierta lectura que me parecía necesaria. También conocí docentes, trabajadores muy comprometidos con su rol de formadores y tan poco reconocidos. Vi pasar muchos niños con sus libros a la escuela y con los años volvieron siendo profesionales y trayendo a sus hijos, muchos andan por el mundo… a todos les digo muchas gracias por los tiempos compartidos. También a mis compañeros y a Mario Kostzer. Voy a extrañar mucho esta profesión, voy a extrañar la contención de algún cuento de Cortázar, el ímpetu de Isabel Allende o Ángeles Mastretta tratando de imitar a las insolentes mujeres latinoamericanas de nuestra historia. Extrañaré viajar por la selva de Sepúlveda, o andar por los Andes de Manuel Scorza, o escuchar algún trino de Daniel Moyano. Imagino que por la peatonal andarán los versos de Gelman y Paco Urondo tomándose un vino con Omar Khayam. Gracias a todos.

Eduardo M. Breppe

Pasaje Santillán 1.038

San Miguel de Tucumán

n el festín de los buitres

En éste año electoralista se encienden las pasiones, los deseos de llegar, de concretar viejos sueños que ya conocen de fracasos y de claudicaciones, de dobles discursos, de remanidas mentiras; es el año de las promesas “ inteligentes” del nunca más o del ahora sí podemos, ninguna cara, ni pensamiento nuevo, viajas fórmulas ahora maquilladas. ¿Es esto lo que nuestro país merece? Después de tres años de fracasos, en los que nada positivo se logró, sí aumentar lo que gana nuestro Presidente, una vieja vergüenza que renueva la desvergüenza, de este señor que cuando puede habla de la justicia social, o del ¡ahora si podemos¡ Otros que alguna vez sostuvieron premisas irrenunciables, ahora desde otros frentes (parecidos entre si a casi todos, declaman estrategias y políticas reivindicatorias), que ni ellos mismos son capaces de creer. Adelante amigos de todos, adelante que muchos de ustedes pueden ser procesados, no se olviden de agradecer a nuestra Justicia demasiado lenta, incapaces de asumir el compromiso irrenunciable que tienen con los más de 40 millones de argentinos. Mientras el festín continúa en distintos ámbitos, los negociadores van y vienen, tienen que convencer a los más incrédulos y díscolos; y así como se pueblan de flores un jardín, así, día a día, se multiplican los centros de campañas de las campañas políticas. Pregunto, en épocas de las vacas flacas, la guita ¿de dónde aparece? Serán los reyes magos o otros que sin reyes en éstos entremeses la juegan de “taquito” , tal como sucede con la fórmula Jaldo y Manzur, número puesto dicen los que entienden; con el poder gubernamental y un par de plus la campaña está asegurada, claro está, Alperovich trajo de la mano a Manzur. Es justo que éste le largue la mano al que lo trajo; ésta es una ley cuasi política; mientras tanto el festín de los buitres comienza el estropicio, sillón gubernamental hay solo.

Héctor Leonardo Bravo [email protected]

n fernando de la rúa

Fernando de la Rúa fue un presidente raro, casi único, terminó su mandato con una disminución de su patrimonio personal. En toda nuestra historia cuesta encontrar un caso igual; muy pocos de nuestros presidentes aprobarían una investigación patrimonial rigurosa, algunos directamente están sospechados de enriquecimiento ilícito, y sin embargo sus nombres figuran en avenidas, hospitales o plazas de nuestra república. Tuvo que gobernar en una época difícil, con déficit heredado de la administración anterior y con una sociedad a la que acostumbraron a gastar más de lo que produce; cometió muchos errores, pero me quedo con el singular ejemplo de su honestidad personal, aunque la sociedad argentina no valore esa virtud. El ex presidente está solo, lo acompaña únicamente su familia, el partido Justicialista le organizó los saqueos cuando sus correligionarios ya lo habían abandonado. Sorprende, duele e indigna la actitud de estos últimos con un radical que desde muy joven estuvo al servicio de su partido.

Luis Ovidio Pérez Cleip

[email protected]

n transparencia institucional

He leído el Editorial de LA GACETA (07/01), “La deuda con leyes de transparencia institucional”. Aprovecho este espacio para ampliarlo y dar mi opinión. La transparencia y el derecho de acceder a la información pública, son los cimientos constitutivos de un sistema de gobierno Democrático-Republicano. El acceso a la información, hoy es reconocido como un derecho humano. Estos derechos son bienes básicos y esenciales que incluyen a todo persona, por el solo hecho de su condición humana. Son los que necesitamos para vivir dignamente, por ejemplo: alimentación, salud, educación, medio ambiente sano, etc. Estos derechos, tienen entre otros, carácter histórico, universal, indivisible e interdependiente. Una democracia con aspiraciones de crecimiento y desarrollo sustentable, implica el reconocimiento y las garantías para el ejercicio pleno de los derechos humano. El acceso a la información pública es uno de ellos y este carácter ya no se discute desde que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en el caso “ Claude Reyes Vs. Chile “ , el 19/09/2006 , lo reconoció como derecho humano , como parte del derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. En el mismo fallo se reafirmo la obligación que tiene el estado de suministrarla. Además es un instrumento esencial para el control de lo que hace el estado. Nuestra provincia, parece ser que no pertenece a una República Democrática, ya que este derecho se nos niega sistemáticamente, usando argumentos pueriles e insostenibles. Cada día que pasa, nos parecemos mas a súbditos y siervos de un régimen absolutista monárquico, que Ciudadanos. Y lo más grave: Los organismos e instituciones públicas, con competencia en la defensa de los derechos humanos y del pueblo que funcionan y operan en Tucumán, permanecen sordos, ciegos y mudos ante esta situación. ¿Por qué será?

Juan Francisco Segura

Pasaje Baaclini 675

San Miguel de Tucumán

n Justicia

Ayer a las ocho de la mañana, en la esquina Chacabuco y La Madrid, en el semáforo, una moto se le aparea al auto de mi hija, le rompen el vidrio del acompañante y le roban la cartera que estaba en el piso del auto. En La Nación del miércoles sale una estadística que indica que en diciembre 2018 atraparon en Capital Federal 176 motochorros. De ellos ayer, no quedaba ninguno preso. ¿Qué piensan las autoridades? Así no se puede vivir. ¿Y la Justicia? No existe. Sólo para cobrar abultados sueldos, tomar vacaciones, jubilaciones de privilegio, etc. ¿Y las autoridades Provinciales qué hacen? Nada, sólo pintar todas las rutas de la provincia con propaganda para las elecciones de fin de año. Es una vergüenza ver que lo único que les preocupa es su continuidad en cargos públicos. No hacen nada más que viajar, hacer publicidad, en diarios, revistas y hasta en ESPN. Aumenta la pobreza, pero ellos sólo siguen aumentando los sueldos de los funcionarios, y tomando vacaciones. Y aumentan los motochorros, los asaltos y los robos. Despierten funcionarios, hagan algo para justificar sus altos sueldos, igual pedido para los legisladores y los jueces.

Rodolfo Dagum

avenida Salta 721

San Miguel de Tucumán

n peatones

Hace unos días, al ver que una camioneta salía haciendo marcha atrás de una playa de estacionamiento, y casi atropelló a un anciano que iba pasando, me vino a la memoria que una vez leí que existe un reglamento para los peatones, que la mayoría de ellos desconoce. Como no recuerdo exactamente las reglas, puedo apuntar algunas cosas que a diario se ven en nuestra provincia y creo que en todo el país. Por ejemplo: comenzando por lo más sencillo, es bueno saber que cuando se circula por la vereda se debe conservar la mano derecha, porque es preferencial igual que para los vehículos. Así evitaremos andar chocándonos por la acera. Luego siguen algunas recomendaciones de conductas que uno ve a diario en las calles, sobre las que vale la pena concientizar a la población. Estas son: caminar por las calles, cruzar las calles por cualquier parte sin observar las sendas peatonales, apurarse para ganarle al semáforo, cruzar por entremedio de los vehículos en marcha, salir de imprevisto por entre los vehículos estacionados, quedarse parados en la platabanda de las avenidas, no tomar de la mano a los niños para cruzar las calles o avenidas, etc. Todas estas cosas no se deben hacer. De esta manera tendremos más comodidad y seguridad transitando por la ciudad.

Daniel E. Chávez

Pje. Benjamín Paz 308

San Miguel de Tucumán

Comentarios