Madrid se convirtió en una ciudad argentina

Boca, que llegó ayer, y River, lo hará hoy, encaran el tramo final de la preparación para el duelo del domingo.

06 Dic 2018
2

CONFIADOS Y FELICES. Los integrantes del plantel “millonario” partieron ayer rumbo a la sede de la superfinal y se sacaron fotos en el interior del avión. twitter riverplatepho

MADRID.- “Es extraño estar en Madrid”. La frase de Daniel Angelici al llegar a la sede de la superfinal de la Copa Libertadores refleja mucho más que su estado de ánimo. El presidente de Boca sigue sin aceptar la decisión de la Conmebol de llevar el partido a Europa. “Estábamos a pocas cuadras de jugar un partido y tuvimos que viajar 11 horas para estar acá”, sostuvo el dirigente a poco de llegar a la ciudad española encabezando la delegación “xeneize”.

El dirigente “xeneize” cuestionó la decisión de la Conmebol. “No nos podemos privar los argentinos de un espectáculo como este. Es triste tener que viajar 12.000 kilómetros para jugar un partido”, agregó. Como para avalar estos conceptos, tanto Boca como River no agotaron las 5.000 entradas que se vendieron para los residentes en Argentina. El aumento de los precios de los pasajes de avión, que llegaron a casi el 300 por ciento sobre los precios normales en esta época del año debido a la gran demanda, ahuyentó a muchos hinchas.

Angelici reconoció que la relación con (Alejandro) Domínguez estaba muy tensa para negarse a jugar en Madrid, pero aclaró que el reclamo de Boca sigue su curso legal. “Eso va por caminos separados. Vamos a apelar todas las instancias y esperamos que nos den la razón”, aseguró en diálogo con radio Continental.

Boca llegó ayer en un vuelo chárter donde los futbolistas viajaron acompañados por sus familiares, además de dirigentes y allegados. Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto se instalaron en el Eurostars Suites Mirasierra situado a menos de 10 minutos en auto del estadio madrileño y a media hora del lugar de entrenamiento en la Ciudad del Fútbol de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en la localidad de Las Rozas. Allí se entrenarán hoy y cuando lleguen, los futbolistas descubrirán una sorpresa: a modo de agasajo plotearon y tunearon el vestuario del predio con fotos de los jugadores.

“Madrid es de Boca”. Con ese mensaje, hinchas de la Peña local recibieron a la delegación

El plantel conducido por Marcelo Gallardo partió ayer por la tarde en vuelo chárter con el equipo sin confirmar pero con par de buenas noticias. Luego de la última práctica en nuestro país Rodrigo Mora y Juan Fernando Quintero recibieron el alta médica de sus lesiones musculares y podrán estar a disposición del “Muñeco” en los entrenamientos que se llevarán a cabo a partir de hoy en el campo de deportes de Real Madrid.

Si bien Ignacio Scocco viajó junto a la delegación continúa con las tareas diferenciadas. Entre hoy y mañana será exigido a fondo para saber si tiene alguna chance de integrar el banco de suplentes.

River llevó a los 28 integrantes de la lista de buena fe, incluyendo a Rafael Borré, que está suspendido pero apoyará a sus compañeros.

Gallardo se dio un gusto personal. Su hijo mayor Nahuel integra la delegación oficial pese a que una lesión le impedirá ser tenido en cuenta el domingo. Además, los hijos más chicos, Matías y Santino, viajaron con el plantel.- (Telam-Especial)

Comentarios