Los “trapitos”, en debate

06 Dic 2018

La decisión de los concejales de Yerba Buena de prohibir el cobro “compulsivo” del estacionamiento callejero por parte de los llamados “trapitos” va a dar que hablar. Tiene que ver con el orden en la ciudad y con problemas sociales. Los editores analizaron que las discusiones sobre la razonabilidad de esta norma van a continuar a lo largo de estos días. Un periodista hizo notar que hay quienes apuntan al orden de la ciudad y que en Mendoza hasta se ha llegado a considerar esta actividacd como una infracción contravencional. Hay otros, en cambio, que consideran que arremeter legalmente contra estos personajes urbanos es ignorar muchos problemas sociales que nuestra sociedad no ha resuelto y que en muchos casos se han acrecentado. Un editor advirtió que la prohibición es por el cobro compulsivo, es decir que no significa que se prohíba la actividad. No obstante, se advirtió que habrá situaciones tensas. Por ello es nuestro tema principal. Junto a esto se diagramó en tapa un llamativo informe de la Municipalidad capitalina, en el que se da cuenta de que el 30% de la superficie de San Miguel de Tucumán está ocupado por terrenos baldíos. La foto central se refiere a esta situación.

Comentarios