El trastorno que provoca la infertilidad en los hombres

Los hombres sienten que la vida se hunde y el estigma que rodea la infertilidad masculina hace que los pacientes se avergüencen en secreto.

12 Sep 2018
1

CONSULTA MÉDICA. “Los hombres sí tienen un reloj biológico”, afirma la experta en fertilidad Sheena Lewis.

Para cualquier hombre recibir la noticia de que es una persona estéril puede ser una experiencia solitaria y devastadora. Sin embargo, ahora la infertilidad masculina es la mayor razón por la que las parejas piden hacerse tratamientos de fecundación in vitro (FIV). Esa es la nueva tendencia en aumento que se registra en Inglaterra.

Un problema “urgente” es la falta de atención a la infertilidad masculina, según la experta en fertilidad Sheena Lewis, presidenta de la British Andrology Society, que trabaja para mejorar el cuidado de la salud reproductiva del hombre.

La calidad del esperma del hombre en el mundo occidental está en declive -advierte el artículo publicado por la BBC-, pero se sabe muy poco sobre cómo mejorarla, y hay pocos tratamientos disponibles en los sistemas de salud pública.

En el sistema de Reino Unido (NHS por sus siglas en inglés) “a los hombres no los cuidan bien, no los diagnostican y no los atienden”, dice Lewis. Para la experta eso condujo a la situación actual que califica de “absurda”, en la que a las mujeres les dan rutinariamente Fecundación In Vitro (FIV), un tratamiento caro e invasivo, incluso cuando no hay problema alguno con su propia fertilidad.

“La mujer actúa como una terapia para un problema del hombre (de calidad de esperma)”, resalta Lewis. “Le estamos haciendo un procedimiento invasivo a alguien que no lo necesita, para tratar a otra persona. Eso no ocurre en ninguna otra rama de la medicina”, remarca.

Una dilatación

Una pareja que habló con el programa de la BBC, pero sin dar a conocer su identidad, dijo que después de probar una ronda de tratamiento FIV que no resultó exitosa, acudió a la medicina privada para tratar la calidad del esperma del hombre, quien se sometió a una cirugía para tratar su varicocele.

Este problema resulta de una anormalidad en el escroto que produce la dilatación de las venas del cordón espermático que drenan los testículos. El varicocele afecta al 40% de los hombres con problemas de fertilidad.

Después de la operación, su mujer se quedó embarazada de manera natural. Aunque una operación de varicocele no resuelve los problemas de todos los hombres con infertilidad, puede ser una opción valorable antes de iniciar un tratamiento de FIV.

Como lo son otras soluciones más simples como los suplementos en la dieta o las pruebas para detectar daños en el ADN del esperma.

Según Stephen Habottle, investigador clínico que participó en la elaboración de las guías de tratamiento de la infertilidad en el sistema público británico, se deberían explorar otras opciones antes de referir a las parejas a un tratamiento de FIV

“A veces los hombres pasan desapercibidos para el sistema”, señala, y los médicos no piensan en alternativas previas al FIV. Algunos hombres aseguran haberse sentido dejados de lado por los médicos, que centran su atención en las mujeres.

Mark Harper tiene dos hijos mediante donación de esperma. Según le contó a la BBC que cuando se enteró de que no tenía esperma, fue a través de su mujer, a quien llamó el médico para darle la noticia, en lugar de informarlo directamente a él.

Según Lewis, la experta en fertilidad, esa falta de atención generalizada a la infertilidad masculina, hace que a los hombres no se les eduque sobre su salud reproductiva.

“Los hombres sí tienen un reloj biológico. A medida que pasa el tiempo, debido al estilo de vida, hay más y más oportunidades para que ocurran mutaciones en el esperma”, precisa.

Comentarios