A medio siglo del estreno de San Martín en la Primera División

Seis jugadores del “Santo” recordaron el partido con Vélez de fines de 1968.

08 Sep 2018
1

¡TE ACORDAS HERMANO! LG Deportiva se dio el gusto de reunir en La Ciudadela a Alberto “Beto” Del Prado, Miguel “Pamperito” Toledo, Víctor Hugo “Turco” Safe, José Néstor “Japonés” Meija, Raúl “Cacuy” Rodríguez y Hugo “Gaucho” Guzmán para recordar aquel inolvidable acontecimiento. la gaceta / foto de hector peralta

Como ocurrió exactamente medio siglo atrás, los seis volvieron a pisar el campo de juego del estadio de La Ciudadela. Alberto del Prado (68 años), Miguel Arnaldo Toledo (70), Raúl Roberto Rodríguez (73), José Néstor Meija (71), Víctor Hugo Safe (74) y Hugo Guzmán (73) forman parte de la historia grande de San Martín. Integraban el plantel en la temporada 1968, cuando se produjo el debut del “Santo” en el Campeonato Nacional de Primera División de la AFA.

El 8 de setiembre de aquel año, en el estadio de La Ciudadela, San Martín saltó al campo de juego en una tórrida tarde. Los entonces dirigidos por Juan Carlos Carol cayeron por 3 a 1 ante Vélez. Rodríguez, Guzmán, Meija y Toledo ingresaron como titulares en aquel encuentro.

Con motivo de las “Bodas de oro” de aquel acontecimiento transcendental para la vida de la entidad de Bolívar y Pellegrini, LG Deportiva los reunió en La Ciudadela, para recordar con ellos tamaño logro.

Piantaron lágrimas

Como era de esperarse, resultó altamente emocionante el reencuentro de estos ex jugadores, que admitieron que hacía varios años que no se veían. La emoción por volver a pisar el césped hizo que varios dejen escapar algunas lágrimas. “Juro que cierro los ojos y me vienen a la mente tantas tardes de gloria que vivimos aquellos tiempos. Es una emoción tremenda reencontrarme con estos amigos que me dio la vida”, dijo “Pamperito” Toledo.

A pesar del paso del tiempo, el ex atacante, que supo formar una delantera inolvidable junto a José Miguel “Cucaracha” Sánchez y a Miguel Ángel Pérez, recuerda claramente lo vivido aquella tarde ante el equipo de Liniers. “Me quedó grabado a fuego la jugada previa al segundo gol de ellos. En un determinado momento del segundo tiempo sonó un pito desde la tribuna y Martín Nieva, nuestro arquero, se quedó parado ante el remate de Alberto Ríos, porque creyó que el árbitro había detenido el partido. Nos queríamos morir porque estábamos haciendo méritos para empatar y ellos se pusieron entonces 2-0”, contó.

Por amor a la camiseta

El “Japonés” Meija recordó que por aquellos tiempos, casi todos trabajaban durante la mañana y entrenaban los martes y los jueves a la tarde. “No teníamos sueldos; nos pagaban por partido ganado o empatado. Éramos lo que hoy se denomina jugadores semiprofesionales. A pesar de ello, teníamos un sentimiento muy especial por la camiseta que defendíamos”, dijo quien luego paseó su jerarquía futbolística por Huracán, por Gimnasia y Esgrima de La Plata y por el fútbol colombiano.

Uno de los más emocionados debido al reencuentro fue “Cacui” Rodríguez. “Cuando el ‘Japonés’ fue a mi casa a avisarme que LG Deportiva nos haría esta entrevista me corrieron las lágrimas. Es que nunca recibimos ningún reconocimiento de este tipo. Por eso vine con toda mi familia”, señaló. Aquel partido ante Vélez, “Cacuy” jugó de marcador central, junto a Martín Blasco (h).

Al “Gaucho” Guzmán, haber pasado por San Martín le cambió la vida. “La plata que gané defendiendo esta camiseta me dio la posibilidad de comprarme una casita en San Pablo. Luego, con los años, pude comprar otra en la capital, donde hoy vivo con los míos. Antes venía muy seguido al estadio, pero como me emocionaba mucho, el médico me recomendó que deje de venir a ver los partidos”, lamentó el ex volante.

El catamarqueño Safe se había destacado como delantero en Sportivo Guzmán. Esto hizo que el “Burro” Carol lo convocara como refuerzo. “Jugar a ese nivel de competencia fue algo relevante, porque acá, en la Federación, estábamos acostumbrados a que sólo San Martín y Atlético tuvieran protagonismo; por eso fue una gran cosa llegar como refuerzo”, señaló.

Del Prado, oriundo de Campamento Vespucio (Salta), había llegado a San Martín en 1968. “Me había traído Federico Akemeier, que trabajaba en YPF y que formaba parte del plantel. Pasar por este club fue una hermosa bendición que me dio la vida. Volver a estar acá y levantar la mirada hacia las tribunas es una caricia al alma”, expresó.

Un recuerdo imborrable
Ricardo Seoane (P) - Ex presidente de San Martín

En ese tiempo tenía 18 años y ya era socio de San Martín. Eso me daba la posibilidad de ir a la tribuna de la Matienzo, pero como mi mejor amigo, que también era hincha de San Martín, iba a la tribuna de la Pellegrini, es que me fui con él. Recuerdo que fuimos cerca de las 13 al estadio porque esa tarde, fue mucha gente y queríamos estar lo más arriba posible en la tribuna. A pesar de que terminamos perdiendo. Bianchi ya era intratable y “Pichino” Carone, era un delantero que se cansó de hacer goles en Atlanta y luego pasó a Vélez. En San Martín había jugadores que eran unos adelantados, como Juan “Malevo” Ferreyra, que tenía una dinámica impresionante para transitar el andarivel izquierdo, Segundo Corbalán, el “Japonés” Meija, “Cucaracha” Sánchez y “Pamperito” Toledo. ¡Qué jugadores por Dios!

Comentarios