El casamiento del gobernador de Jujuy depende de la Corte Suprema

El enlace tiene fecha: el 15 de diciembre.

12 Ago 2018

Carlos Marti Coll, el abogado tucumano que está prófugo de la Justicia de Jujuy, y la escribana Tulia Snopek, futura esposa del gobernador Gerardo Morales (UCR-Cambiemos), técnicamente, siguen casados.

Nivea del Valle Adera, abogada civilista de Tulia Snopek, confirmó este viernes ese aspecto de la versión que había dado Marti Coll, pero negó que el imputado esté siendo perseguido en sede penal para “quebrarlo” y conseguir que deje de lado sus pretensiones patrimoniales.

Además de rechazar que Morales se haya involucrado en los procesos judiciales que implican al matrimonio, Adera informó que existe una sentencia de divorcio pendiente de revisión en el Superior Tribunal de Jujuy.

De la disolución del vínculo depende el nuevo enlace del gobernador, quien a finales de julio anunció que se casará con la escribana y funcionaria pública provincial el próximo 15 de diciembre.

BODA Y VENDIMIA. Snopek y Marti Coll en el casamiento de noviembre de 2015. En marzo de 2018, el gobernador Morales y Snopek en la fiesta mendocina.

Adera actúa en uno de los tres procesos de divorcio de los Marti Coll-Snopek, el único radicado en Jujuy y que tiene sentencia. Ese juicio comenzó el 16 de abril de este año: 38 días después, la Sala II del Tribunal de Familia disolvió el vínculo, y, además, devolvió a Marti Coll el escrito que había presentado para indicar que existía un pleito anterior en Tucumán y demandar su parte en los bienes de la sociedad conyugal.

Adera ratificó que la devolución del planteo obedeció a que Marti Coll lo había firmado con tinta azul.

Los tres juicios tienen un contenido patrimonial distinto: tanto la escribana como el abogado prófugo declararon una camioneta BMW X4 -en la causa penal, Snopek exigió la devolución de una camioneta Audi Q3-. 

Pero el esposo quiere, además, una porción del dinero atesorado en una caja de seguridad. Según Marti Coll, allí hay o hubo U$S 600.000 (se informa por separado).

Morales Marti Coll

En una entrevista concedida a LA GACETA, Adera defendió a su clienta, que desde comienzos de este año es síndica de una empresa pública controlada por Morales para la extracción de litio (Jujuy Energía y Minería, Sociedad del Estado). La letrada comentó que Tulia Snopek había recibido ataques inmerecidos de parte de su todavía cónyuge.

“Por desgracia, al ex marido lo está atendiendo profesionalmente el hermano de la escribana (el senador justicialista Guillermo Snopek -h-), lo cual es llamativo”, añadió. Y expresó que la única razón por la que el divorcio sigue en trámite es el interés económico de Marti Coll.

El fallo del Superior Tribunal sería inminente: esta institución fue cuestionada el miércoles, en la sesión del Senado, por parte del senador Snopek -h-. El parlamentario manifestó que Morales colonizó el máximo estrado jujeño al llegar al poder, cuando le añadió cuatro vocalías (quedó integrado por nueve miembros). 

Por decisión del gobernador, el Superior Tribunal incorporó a dos diputados provinciales radicales, Pablo Baca y Beatriz Altamirano; al ex diputado radical Federico Otaola y a Laura Lamas.

“En Jujuy no hay Estado de Derecho”, había definido el senador al referirse al caso de Marti Coll (lo mencionó como un ciudadano tucumano) y manifestar que Morales lo había amenazado por “meterse” con su hermana. Pero la abogada Adera le quitó importancia a la causa penal y a la orden de detención dictada contra Marti Coll por Isidoro Cruz, el mismo juez que la dirigente kirchnerista Milagro Sala cuestionó por sus vínculos con el mandatario.

-Marti Coll dijo que a él lo excluyeron del juicio de divorcio en el que usted interviene como abogada de Tulia Snopek porque firmó un escrito con tinta azul.

-Efectivamente. El sistema procesal de la provincia de Jujuy establece que todos los escritos se firman con tinta negra. Eso dice nuestro código de procedimiento y hay una acordada del Superior Tribunal que refuerza esta disposición que hace al estilo forense jujeño. Se firma todo con tinta negra desde que tengo memoria y yo hace cuarenta años que litigo.

-El abogado tucumano acudió al Superior Tribunal alegando que no había sido escuchado en su  divorcio y que dispone de medidas cautelares a su favor...

-Él tiene un sinnúmero de reclamos económicos y exigió la indisposición (sic) de la caja fuerte que tenía la señora Tulia Snopek en el Banco Galicia. Sí, mandó unas medidas cautelares dictadas por un juez de Tucumán donde él radicara el divorcio, pero estas fueron establecidas por un plazo de 10 días y ya caducaron.

-La propia escribana Snopek pidió el primer divorcio en Tucumán. ¿Por qué luego fue a Jujuy?

-Primero abre un juicio en Tucumán y después desiste: lo deja sin efecto. La Justicia tomó el desistimiento como cierto. Luego decidió litigar en Jujuy.

-¿A qué se debió el giro?

-El cambio de criterio es que decidió divorciarse acá (en Jujuy). Asesorada, se dio cuenta de que no correspondía la competencia y la jurisdicción de Tucumán.

-Marti Coll aduce que la Justicia penal jujeña lo persigue para obligarlo a arreglar las disputas civiles y de familia.

-Mire... Yo le voy a reiterar que un matrimonio tan corto, que empezó el 7 de noviembre de 2015, no pudo haber conformado un patrimonio importante. La doctora había adquirido con anterioridad a su matrimonio un rodado Audi Q3, que lo compra el 23 de noviembre de 2013, o sea, dos años antes de casarse. Eso implica que es un bien propio. Ese auto era de ella y se había quedado en Tucumán en uno de los viajes que había hecho: ella se lo había prestado al esposo, y él lo usaba para ir y venir de Jujuy. De repente, cuando iniciamos el divorcio aquí, le pedimos que devuelva el rodado. Personalmente le remití una carta documento para que lo devolviese el 28 de mayo de 2018, a las 13. Tengo un acta notarial que acredita que Marti Coll no se presentó a hacer la entrega. Debido a ello se hizo la denuncia penal de restitución indebida del bien, con el fin de lograr la devolución. Nada de esto hubiese ocurrido si él hacía las cosas voluntariamente. Luego, en la causa penal demoró como dos meses en llevar el vehículo: no estuvo a derecho y no lo está todavía. No sé por qué se dice que lo quieren detener y que va a estar preso, si no hay ninguna causal.

-¿La orden de detención sólo tiene por finalidad que Marti Coll se presente en el proceso penal?

-Sí, buscan que se presente, hacerle conocer la causa y que designe un abogado defensor.

-Tanto Marti Coll como el senador Snopek (h) sostienen que el gobernador Morales se implicó personalmente en estas causas. ¿Le consta eso?

-No. Yo soy la abogada de Tulia Snopek en lo civil y Luis Conde lo es en lo penal. No sé qué involucramiento puede llegar a tener el gobernador.

-¿Morales participó de alguna reunión con usted y el senador Snopek (h) para tratar estos conflictos?

-Mire, cuando hay una pareja, muchas veces puede preguntar cómo va el tema, pero no hubo una reunión donde el gobernador diera instrucciones ni nada (por el estilo). Todo el proceso fue llevado por mí. Y yo no tengo ninguna relación profesional con el mandatario.

Comentarios