Los chicos y sus preguntas incómodas

Los interrogantes de Teo derivaron en el taller “Filosofites, filosofía entre confites”

12 Ago 2018

Las preguntas filosóficas implican desde su origen una mirada curiosa del mundo circundante, de lo que los demás hacen, de lo que creemos. El pensamiento práctico de los niños y niñas los enfrenta a la realidad social y material en la que se están insertando y creciendo. Y en ese espacio surgen distintos cuestionamientos que se repiten en la vida del hombre adulto y en sus expresiones culturales.

Bárbara Tarcic buscaba un espacio para fomentar la curiosidad de su hijo Teodoro. No encontró en Tucumán ningún taller relacionado y decidió generarlo. Así es como a través de un amigo en común, conoció a Ezequiel Braunstein, y juntos pergeñaron, soñaron, gestaron “Filosofites, filosofía entre confites”, un taller de filosofía por niños, que abre sus puertas el martes 21 de agosto en Buró Coworking, y que ellos coordinarán.

“Teo me hace preguntas desde muy chiquito, la pregunta que me determinó a accionar fue “¿Mamá , qué pasa si somos de mentira, si vos no existís?” Me puse a buscar un taller de filosofía y me encontré con que no había nada. Publiqué en Facebook y así un amigo me contactó con Ezequiel Braunstein. La sintonía entre nosotros fue muy buena. Nuestra concepción de la vida, de los niños, de la noción de igualdad, etc. Nos animamos y dijimos: nos tiremos a la pileta”, contó Barbara, que es realizadora audiovisual.

Filosofites, explicó, surge como un espacio en el que la imaginación, la reflexión, la curiosidad y el pensamiento creativo salen al encuentro de esos hechos que conforman el mundo de niños y niñas.

“También se hace posible a partir de la toma de conciencia de la importancia de la voz de los niños, yo la primera vez que escuché sobre filosofía y niños hace unos años me generó dudas pero después entendí que la forma de hacer docencia hoy en día tiene mucho que ver con la voz del otro, y los niños son una minoría en ese sentido tal vez, digo, en muchos casos no hablan directamente ellos por sí mismos, por eso es importante el cuento que escriban, porque sería hecho por ellos. Ese concepto de la docencia, sumado a la idea de que la filosofía atraviesa de manera consciente o inconsciente a todas las personas a través de cuestiones como la religión, o la “validez” de algunos estilos musicales por ejemplo, manifiesta el hecho de que estos espacios son de interés común, que la gente piensa en cuestiones de la filosofía” , explicó Ezequiel, que es profesor de Filosofía.

“Al finalizar el taller, habremos producido y editado un libro entre todos y todas. Respetando siempre la voz de los protagonistas de este taller” finalizaron ambos. Este martes se realizará una reunión informativa para madres y padres, a las 18.30 en Buró Coworking , Chacabuco 77.

Comentarios