"Meta Pensá": la filosofía que sale a la calle y se nutre de la vida cotidiana

Son egresados de la UNT e invitan a filosofar en espacios no institucionales, y con recursos diversos como la historieta y el juego.

12 Ago 2018
1

PENSANDO EN EL DOLOR. El primer taller, en la sala Hynes O’Connor, mostró el éxito de la convocatoria. Foto de Mariana Maulu

¿Cómo podemos dormir habiendo tanto sufrimiento en el mundo?, se pregunta Lisa, la inquieta y rebelde hija de esa creación de Mat Groening que es la familia Simpson, en una de las tantas tiras de esta historieta que ya ha hecho historia. A ese personaje recurrieron los integrantes del colectivo “Meta Pensá” para el debut de sus talleres “itinerantes”, en los que la consigna es que gente de todas las edades pueda pensar su “cotidianeidad” a partir de los problemas filosóficos que se les planteen. A Lisa recurrieron para reflexionar acerca del dolor; y 140 personas, entre adolescentes y adultos mayores y jubilados, acercaron sus miradas acerca de esa cuestión tan visceral y humana. Dicen los de “meta pensá” que lo que posibilita el diálogo entre generaciones tan diversas es el hecho de que hay preguntas para las que no hay edades. Y que lo que comparten un quinceañero con uno de 80 es “este presente que están viviendo”. Y habrá más temas, cada dos semanas, y en distintos espacios, explican Carolina Araujo, Mercedes Lizondo, Carolina Garolera, Iván Gavriloff, Federico Escobar, Griselda Arué Ocampo, Antonella Oviedo, Sebastián Díaz, Agustina Garnica y Ezequiel Braunstein, que integran “Meta pensá”. La charla con LA GACETA transcurre la noche del viernes en la casa de una integrante de este grupo de egresados de la carrera de Filosofía de la UNT que tienen entre 25 y 36 años, que son docentes en distintos niveles; y que, dicen, se han sentido compelidos a “hacer filosofía para todos, a hacer circular ideas”. “Desde chicos de la secundaria hasta adultos mayores, se trata de que sea una filosofía en tránsito”, comenta un tallerista. Y otra voz se suma: “como grupo, nuestra intención no es ser el maestro o el referente individual. Nosotros apostamos al diálogo; y queremos ser “en tránsito porque buscamos llegar a la mayor cantidad de lugares”, explican. De hecho, ayer, estos “peripatéticos” eligieron el piletón del parque Avellaneda para reflexionar alrededor del “egoísmo”. Cuentan que en el primer encuentro un episodio de “Los simpson” les sirvió para constatar que una historieta, una serie, “puede ser leída con ojos filosóficos”. Lo que importa, coinciden, es la mirada con la que se aborda un tema.

- ¿ Qué los llevó a conformar “Meta pensá”?

- Estamos muy interpelados por nuestras prácticas en el aula; nos preocupa la llegada de la filosofía al medio. Y esto de la imagen del filósofo como un ser que se aisla para pensar... el filósofo en soledad tiene una perspectiva especial del problema que se aborda, y que muchas veces no tiene que ver con la experiencia en la vida cotidiana. Lo que nos interesó fue salir a buscar el problema en la experiencia, en el diálogo con otros; porque la soledad nos lleva a percibir un solo punto, un solo enfoque.

- ¿ Por qué la apuesta a filosofar en espacios no institucionales?

- Es impresionante cómo respondió la gente a la primera convocatoria; había chicos de 15 años hasta jubilados; y caras conocidas de la Facultad o del secundario. Hay una sensación de insatisfacción en el buen sentido; una búsqueda de que “no me basta con la Facultad, no me basta la Olimpíada (Nacional de Filosofía)”. Aunque la Olimpíada ha sido de alguna manera una inspiración para “meta pensá”. De hecho, muchos de nosotros participamos en la Olimpíada. Pero, de lo que se trata es de buscar nuevos espacios, que se aparecen interesante para aquellos a los que les interesa el pensamiento. Y este colectivo apuesta al diálogo, al encuentro con el otro; a sacarla a la filosofía del reservorio institucional con algún tinte elitista, y poner sobre la mesa cómo la cotidianidad está presente en la filosofía. Y un propósito no menor es devolverle a la comunidad algo de todo lo que nos ha dado la universidad pública y gratuita.

- ¿ Cómo explican el interés renovado que se percibe en general alrededor de la filosofía?

- La filosofía cubre un espacio irremplazable. Y, justamente, ante tantos cambios mediáticos, tecnológicos y culturales, es un espacio de reflexión muy íntimo, pero que al mismo tiempo necesita salir al diálogo. Sumado ello a que hay una crisis de las referencias tradicionales.

Comentarios