La caótica reunión de la OTAN, en cinco claves

Pelea por los gastos de defensa entre Europa y Estados Unidos

13 Jul 2018
1

A DEBATE.Trump sacudió la cumbre con sus planteos a los países europeos. reuters

BRUSELAS, Bélgica.- La cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Bruselas dio lugar a dos días de noticias confusas. A continuación, cinco claves del encuentro.

Trump contra Alemania

En la disputa por el gasto militar de los socios de la alianza atlántica, el presidente estadounidense, Donald Trump, presionó especialmente a Alemania para que aumente su gasto militar hasta el 2% del producto interno bruto (PIB). Su intención es que el presupuesto militar germano, de 38.500 millones de euros, aumente en 30.000 millones. Alemania destina el 1,24% de su PIB en defensa y apuesta por un aumento gradual, lo que indigna a Trump porque Estados Unidos gasta más (3,5%).

Presiones a la alianza

El presidente estadounidense amenazó, a puerta cerrada, a los socios de la OTAN de actuar solo si el resto no aumentaba su gasto en defensa, según señalaron algunos participantes. Ello fue interpretado como una posible amenaza para la cohesión de la OTAN, aunque la vaga formulación de Trump dio lugar a numerosas interpretaciones. Los 29 aliados tuvieron que convocar una sesión de emergencia.

Calma tras la emergencia

Tras esa reunión, Trump se mostró repentinamente satisfecho y habló de supuestas concesiones de los aliados, que habrían hecho promesas de aumentar el gasto en defensa. No está claro en qué consisten y si realmente hubo compromisos adicionales por parte del resto de países. Tampoco aclaró esa cuestión el secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg.

El enemigo es Rusia

En la declaración de la cumbre quedó en evidencia la disposición de los aliados a afrontar unidos otros temas, sobre todo la política disuasoria frente a Rusia, ya que Moscú es percibido como amenaza a raíz del conflicto en Ucrania. Trump se reúne el lunes en Helsinki con el presidente ruso, Vladimir Putin.

La OTAN se ampliará

Macedonia fue invitado a convertirse en el socio número 30 de la alianza atlántica, aunque para ello tendrá que cambiar su nombre a Macedonia del Norte, como acordó con Grecia. La disputa por el nombre impidió durante años su adhesión. (DPA)

En Esta Nota

Bélgica
Comentarios