El fútbol no es la única pasión

Especialistas explican por qué durante el Mundial, sex shops de Tucumán vendieron lencería "albiceleste" y disfraces de futbolistas. i

13 Jul 2018

Que la camiseta de la Selección adorne las vidrieras de las casas de venta de artículos deportivos por estos días resulta un clásico. Pero si se busca con atención, la pasión “futbolera” aparece también en otros rubros.

La lencería erótica y los juguetes sexuales temáticos despertaron la curiosidad de varias parejas durante el Mundial. “Existe una relación entre la sexualidad y los partidos de fútbol: el resultado de estos puede llevar a la alegría o al enojo, y toda esa energía influye en las relaciones personales”, explicó la sex coach Mariela Tesler.

Al respecto, se vieron varias propuestas de lencerías. “Cuando comenzaron los partidos pusimos el disfraz de futbolista, y después de la victoria contra Nigeria llegamos a vender 20. Los hombres suelen pensar en este disfraz como un regalo, incluso un cliente compró dos, así que ¿quién sabe?”, se preguntó, divertida, la vendedora Florencia Jorrat.

Los obsequios “albicelestes” también son recibidos por los hombres como un guiño. “Viene ropa interior con la bandera impresa, con frases de aliento o que simula ser la camiseta de Messi”, contó Maira Medina. Y mientras acomodaba la ropa en los estantes respondió la pregunta acerca de cuál es el mejor modelo: “un boxer con la canción ‘Vamos, vamos Argentina...’”.

“El fútbol hace que la fantasía aumente, es fabuloso cómo vuela la mente. En total, se vendieron más de 13 conjuntos de la Selección”, contó Claudia Ale, empleada de un conocido sex shop de Tucumán. “Nuestro público generalmente son las mujeres que eligen la lencería para sorprender a su hincha”, añadió.

De todos modos, el deseo puede fluctuar durante un campeonato como el que se está desarrollando en Rusia. “El Mundial funciona como incentivo en los casos de aquellos que sienten pasión por este deporte; pero cuando Argentina quedó eliminada muchos prefirieron no hablar del tema. Eso también va para las mujeres que tenían sus propias fantasías con jugadores de otros países”, indicó Tesler.

Esto último explica el incremento de las búsquedas en internet de jugadores como Rúrik Gíslason -el “19” de Islandia-, de Paulo Dybala y del arquero de la selección de Suiza, Yann Sommer.

El fútbol o yo

Pese a que los disfraces y los complementos son elegidos para las previas sexuales, a la hora del partido la situación puede dar un giro. “Una de las principales quejas de las mujeres fue que sus maridos no solamente no querían tener sexo, sino que además pasaban más tiempo con sus amigos. Por así decirlo, se sumó una excusa para no estar en casa y eso interfirió en las relaciones”, explicó la especialista.

La sexóloga Inés Páez de la Torre profundizó acerca de esta línea. “No creo que se trate del Mundial en particular. El televisor y las pantallas en general pueden ser un obstáculo para la comunicación entre las personas. Y, como es sabido, el sexo es una forma de comunicación. El televisor se impone en muchos momentos de pareja -lo típico es tener también uno en el dormitorio-”, advirtió.

Los resultados no fueron los esperados, pero la creatividad en el dormitorio no tiene por qué terminar. “La importancia del sexo es el disfrute compartido. Podemos usar el lenguaje futbolístico y ponerle un poco ‘de onda’: ‘bueno, perdió la Argentina; pero acá estamos... ¡vamos a hacer unos goles!’ Todo tiene que ver con la energía y con la complicidad”, dijo Tesler.

No hay un manual

El ingenio para mantener la chispa en la pareja no debería necesitar de una excusa como el fútbol para manifestarse. “No hay una manera de utilizar los juguetes y disfraces. Eso depende de la creatividad de las personas, de lo que quieran explorar, de sus fantasías. Todo puede significar un incentivo, depende de las creencias y de lo que cada persona sienta respecto a determinadas situaciones”, opinó Páez de la Torre.

El capítulo de la Copa del Mundo se está cerrando y la Superliga aparece como una nueva excusa para sorprender. “Hay clientes que disfrutan de mezclar sus deseos con el fútbol, y esto no ocurre sólo en tiempos de Mundial. Es algo generalizado. La gente ya comenzó a preguntar por conjuntos de Atlético y de San Martín, así que estamos abasteciendo el stock”, avisó Ale.

Comentarios