Las curiosas marcas del Mundial de Rusia

Neymar es el jugador más caro de los 736 que participan la 21a. edición.

14 Jun 2018

El jugador más alto viene de Croacia, el más bajo de Arabia Saudí, el más viejo de Egito: el Mundial de fútbol que comienza hoy en Rusia tendrá algunas curiosas marcas.

El más alto: la marca de dos metros de altura será alcanzada por primera vez en los Mundiales por el croata Lovre Kalinic, que mide 2,01 metros. En el listado lo siguen el danés Jannik Vestergaard y el belga Thibaut Courtois, ambos de 1,99 metros.

El más bajo: ninguna cabeza en Rusia estará por debajo de la del saudí Jahja Al-Schehri, mediocampista del Leganés, que mide 1,64 metros y es el más bajo de los 736 futbolistas que estarán en el Mundial.

El más viejo: nacido el 15 de enero de 1973, el egipcio Essam El-Hadari es el jugador más viejo en Rusia. El portero de 45 años tiene más edad incluso que los técnicos de Senegal, Serbia y Bélgica.

El más joven: apenas 19 años tiene el australiano Daniel Arzani. El jugador más joven de Rusia no tiene, sin embargo, el récord de precocidad, que se dio en el Mundial de 2002, cuando estuvo presente el nigeriano Femi Opabunmi con 17 años y dos meses.

El más caro: Los 222 millones de euros que costó Neymar al Paris Saint-Germain convierten al brasileño en el jugador más caro del Mundial. Actualmente el valor de mercado de Neymar es de 180 millones de euros, tan alto como el del argentino Lionel Messi.

El entrenador más longevo: Óscar Tabarez, de 71 años, es el entrenador más viejo del Mundial. Pero el uruguayo no supera el récord del alemán Otto Rehhagel, seleccionador de Grecia, que en 2010 estableció con 71 años y 306 días la marca del técnico más longevo en la historia del torneo. (DPA)


Comentarios