Estados Unidos, Canadá y México: la triple armada

Los tres países fueron elegidos como organizadores de la Copa del Mundo de 2026.

14 Jun 2018
3

FINAL FELIZ. Infantino (derecha), presidente de FIFA, le entrega la placa a los representantes del triplete que ganó la votación. reuters

Por primera vez serán tres los países que se unirán para organizar un Mundial. Estados Unidos, México y Canadá ganaron la candidatura conjunta y albergarán la Copa de 2026. Con este escenario, ¿será factible que Argentina, Uruguay y Paraguay obtengan la sede de 2030? Algunas claves permiten echar la luz sobre el tema.

- La victoria norteamericana sobre Marruecos fue incuestionable: 134 votos contra 65 (España se abstuvo). Teniendo en cuenta que el de 2026 será el primer Mundial con 48 equipos, lo que implica una maratón de 80 partidos, generó más confianza el respaldo económico y geográfico brindado principalmente por Estados Unidos como cabeza del proyecto. Se sabe que la final será en ese país (en Nueva York o en Los Angeles, está por verse) y que sólo 20 partidos se disputarán en territorio canadiense y mexicano.

- Estados Unidos había quedado con la sangre en el ojo tras perder la escandalosa votación que le dio a Qatar el Mundial 2022. Esta elección tuvo mucho de compensación por ese episodio. Lo mismo le ocurrió a Inglaterra cuando pugnaba por la Copa que comienza hoy y que resignó a manos de Rusia. Y aquí se abren los interrogantes con miras a 2030. Al igual que el Cono Sur, Inglaterra quiere ese Mundial. ¿Se lo darán para levantar aquel aplazo?

- Que hubo sobornos para elegir las sedes de 2018 y 2022 pasó de secreto a voces a causa judicial. Una de las derivaciones de esa corruptela –además de terminar con la carrera de Joseph Blatter y Michel Platini, entre otros gigantes caídos de la dirigencia- fue el cambio de sistema de votación. Antes lo hacía el Comité Ejecutivo de la FIFA y en secreto, Ahora es potestad del Congreso de la FIFA, con el voto público de todos los países miembros. Hay menos margen para las generosas coimas que pagaban los candidatos.

- Autos lujosos. Trajes carísimos. Apretones de manos amigas. Sonrisas no del todo genuinas. Ese fue el marco del Congreso que la FIFA celebró ayer en Moscú. Gianni Infantino prometió que el de Rusia será el mejor Mundial de todos. Sabe que no puede fallar en su debut al frente del organismo. Al decir de Julio Grondona, es “el presidente del mundo”. ¿Y cómo votó Argentina? Apoyó la candidatura de América del Norte, al igual que el resto de Sudamérica… menos Brasil. En otros tiempos la Conmebol votaba en bloque, pero las lealtades ya no son tan sólidas. Atención con este dato. ¿Cómo jugará el gigante vecino con miras a 2030?

- Y aquí está la pulpa de la cuestión. No será sencillo que al continente americano le adjudiquen dos Mundiales seguidos, más allá del sólido apunte histórico que representa el centenario de la primera Copa, organizada por Uruguay en 1930. Inglaterra quiere revancha y la “nueva FIFA”, ansiosa por encontrar una pátina de decencia y de legitimidad que disimule la corrupción pasada, podría inclinarse hacia los inventores del fútbol. Pero la propuesta sudamericana es fuerte y contará con el aval de no ser la primera integrada por tres países. Lo que viene es un juego político y económico que requiere de especialistas. La Conmebol es uno de los pilares de la gestión de Infantino y así lo subraya Claudio Tapia desde la presidencia de la AFA. Todos tienen mucho que ganar en esta carrera que está en marcha: hoy, antes del partido inaugural, Argentina, Uruguay y Paraguay le explicarán al Mundo lo que pretenden hacer dentro de 12 años.

Comentarios