Vacaciones de invierno: cuatro escapadas con los chicos por Argentina

Es tiempo de ir planeando las vacaciones de invierno y los que quieran tomar las rutas cuentan con varias opciones que a los chicos de la familia les van a encantar.

14 Jun 2018

> Esquel y La Trochita

Cómo llegar 
- Esquel: 2.358 km
- Por rutas 157, 60 y 40
- En ómnibus o en avión con escala en Buenos Aires

Cómo llegar

- Esquel: 2.358 km

- Por rutas 157, 60 y 40

- En ómnibus o en avión con escala en Buenos Aires

“La Trochita”, el legendario tren con máquina a vapor que presta servicios entre Esquel y El Maitén, en el oeste de Chubut, aguarda la visita de turistas nacionales y extranjeros esta temporada invernal. Este año, los viajes comenzarán a partir del 14 de julio. Pero ya es posible visitar el museo y los talleres que se encuentran en la cabecera de El Maitén. “Contamos con la propuesta de la visita el museo ferroviario y los talleres ferroviarios, de lunes a sábado a partir de las 9 hasta las 14, aproximadamente, con guías para que la gente pueda disfrutar de nuestra historia, explicó Susana Lara, subgerente de La Trochita. En estas instalaciones se pueden observar las indumentarias de trabajo, tanto ferroviarios de la localidad como de otros lugares, además de varios objetos que han sido donados por “muchos amantes al tren que pertenecían a ellos mismos, a sus padres y sus abuelos”, destacó. Uno de los atractivos destacados es el taller de El Maitén, que es el más grande de todo el recorrido que se hacía antiguamente de Río Negro a Esquel, Chubut, que se inauguró en 1941, un año antes de que se comenzaran a armar todos los talleres para poder realizar las reparaciones de las locomotoras y coches de pasajeros de las dos provincias. Por otra parte, la ciudad de Esquel se prepara con todas sus galas para celebrar la 39 edición de la Fiesta Nacional del Equí, del 5 al 8 de julio. Habrá moda, música y gastronomía en el Centro de Alta Montaña La Hoya. El Centro de Actividades de Montaña La Hoya se encuentra a tan sólo 12 kilómetros de la ciudad de Esquel y ofrece una amplia gama de servicios, con trayectos de distinta dificultad que convergen en la base del cerro. Cuenta con 101 medios de elevación, entre los que se destaca la aerosilla cuádruple “Las Lengas”, y 2.930 pistas para esquiadores de todos los niveles. Hay, además, un Snow Park de gran tamaño y vistas panorámicas de la ciudad.

> Mar del Plata, también en invierno

Cómo llegar

- Mar del Plata: 1.685 km

- Por rutas 157, 60, 9 y 2

- En ómnibus o avión con escala en Buenos Aires 

Mar del Plata espera recibir más de 400.000 visitantes en las vacaciones de invierno. Esta ciudad bonaerense, segundo polo turístico del país, recibe en verano más de 4,2 millones de turistas y en la temporada baja unos 4 millones, atraídos tanto por el mar y las playas como por las sierras y opciones artísticas y culturales. “Las 53.000 camas de la ciudad se reducen a 45.000 en temporada baja”, explicó la presidente del Emtur, Gabriela Magnoler, quien detalló que además de playa tienen para ofrecer durante todo el año turismo urbano, reuniones y cultural. Ingrid Mariel Gaertner, jefa del departamento de Marketing del Ente, detalló que para estas vacaciones de invierno cuentan con visitas guiadas a dos circuitos arquitectónicos de la ciudad: el Stella Maris y La Perla. En lo que respecta al turismo rural se destacan las estancias, como Villa Victoria (fotos), o los paseos por el barrio Sierra de los Padres, que cuenta con casas de té y restaurantes. La ciudad también posee siete museos, entre ellos, el nuevo Moderno y el de Lugones, además de la villa perteneciente a la familia Ortiz Basualdo. También dispone de unas 60 salas de teatro, la mayoría del tipo independiente, en muchas de las cuales se presentan varias compañías de Capital Federal en el receso de invierno. A diferencia del verano, la ciudad se promociona en invierno como destino de mar y sierras, por lo que anuncia recorridos en Tandil y Mar Chiquita, con la opción de comer asados, y a Balcarce, para conocer el Museo Fangio, dedicado al quíntuple campeón mundial de automovilismo, detalló la agencia Télam.

> Mendoza y el turismo científico

Cómo llegar 

- Mendoza: 960 km
- Por rutas 157, 79, 141 y 40
- En ómnibus o en avión con escala en Buenos Aires

“Turistear la ciencia”, así se titula la propuesta destinada a visitantes del departamento mendocino de Luján de Cuyo. Es una iniciativa de la Estación Experimental Agropecuaria Mendoza del INTA para llevar a los visitantes por un entorno natural en combinación con circuitos enológicos. Esta iniciativa presenta la forma de un circuito con diferentes estaciones que se recorren caminando y bajo la premisa de disfrutar del aire libre, los cultivos y un alto componente vitivinícola. Hernán Vila, director de la EEA Mendoza, destacó: “esta estación experimental es parte de la historia del vino en la región, aportando innovación que ha generado desarrollo tecnológico en la industria”. El recorrido comienza en la sede en el departamento de Luján de Cuyo, a unos 15 kilómetros de la capital provincial, y está integrado por las siguientes estaciones: Multiplicación de clones de vid certificados; Colección ampelográfica (variedades de la vid); Cultivares de vid no tradicionales; Huerta agroecológica; Clones de Torrontés Riojano; Lisímetro de pesada en viñedo; Floricultura en Mendoza; Orientación de hileras de vid y Bodega experimental. El circuito, que ronda la hora y media de duración, finaliza con una degustación de vinos elaborados en la bodega del INTA. Incluye un malbec y un varietal no tradicional. El proceso es muy similar al que se hace en un panel de cata referencial y que incluye kits de aroma, entre otros puntos. La Estación Experimental Agropecuaria Mendoza, ubicada en San Martín 3.853, Luján de Cuyo, cuenta con una superficie total de 85 hectáreas, 60 de las cuales se destinan a cultivos de vid para ensayos y colecciones de variedades. El horario de visitas es martes y jueves, de 10 a 11.30 y de 12 a 13.30 y cuesta $ 180. Quienes estén interesados en la propuesta deberán comunicarse a [email protected] o al celular 2612173058 (Claudia Ruth Ade).

> Chubut y las ballenas

Cómo llegar 

- Puerto Madryn: 1.892 km
- Por rutas 157, 60 y otras
- En ómnibus o en avión con escala en Buenos Aires 

La temporada de ballenas comenzó oficialmente en el Golfo Nuevo, Chubut, con salidas embarcadas de avistamiento desde Puerto Pirámides, en Península Valdés, que se concretaron este fin de semana, y también desde la costa, en Puerto Madryn. Tanto en las primeras salidas del año, desde la península, como en los avistamientos realizados por turistas y vecinos en las playas del Área Natural Protegida El Doradillo se vieron muchos ejemplares de ballena franca austral. En esta época del año, estos cetáceos comienzan a llegar a los golfos Nuevo y San José en busca de aguas calmas para cumplir su ciclo reproductivo, luego de haber pasado una temporada o dos alimentándose de krill más al sur. Los primeros avistamientos pueden ser espaciados por hasta dos días en determinados lugares hasta que lleguen todos los ejemplares. No son animales gregarios; por ese motivo, cada ejemplar busca las zonas más tranquilas para parir y criar a su ballenato, mientras los machos tratarán de mantenerse cerca para copular. Si bien la temporada comenzó oficialmente este fin de semana, ya a principios de mayo, guardaparques de El Doradillo divisaron los dos primeros ejemplares de ballena franca austral, en la zona de playas Las Canteras, a unos 15 kilómetros del casco céntrico de Puerto Madryn. Allí mucha gente hace avistamientos costeros mientras camina junto al mar o en una ronda de mate, sentados en las playas de cantos rodados. Las excursiones embarcadas, que sólo parten de Puerto Pirámides, internan al visitante en el hábitat de las ballenas, donde a veces estos mamíferos efectúan un acercamiento extremo con los humanos.

Comentarios