Las ventas en los shoppings crecieron 16% durante marzo

Las ventas mantuvieron un ritmo ascendente antes de la crisis cambiaria, de acuerdo con los informes del Indec. Sin embargo, el 65,8% de las familias consultadas por CERX contestó que empeoró su bienestar económico respecto de hace un año por efecto de los vaivenes del país y por las tarifas

18 May 2018
1

TAMBIÉN EN LOS SUPERMERCADOS. Las ventas en estas cadenas comerciales se incrementaron un 7% durante marzo, según los datos del Indec. REUTERS (archivo)

Las ventas en supermercados aumentaron 1,8% durante el primer trimestre del año y en los grandes centros de compra 9,2%, en relación a igual período del año pasado, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Estas subas, medidas a precios constantes y sin factores estacionales, se acumularon luego de que las ventas en los supermercados crecieron 7% durante marzo y en los shoppings 16,2%. Se trata de la mayor suba desde junio de 2015.

El organismo informó además que la facturación por la venta de electrodomésticos aumentó 36,8% en el primer trimestre del año y 52,3% en marzo. Los datos corresponden al comportamiento del consumo en esas cadenas comerciales, antes de la crisis cambiaria que ha llevado al dólar a un valor minorista cercano a los $ 25.

La información del Indec se corrobora con los datos que suministró la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para la recaudación de marzo, donde la percepción del IVA por el consumo interno creció 57% en términos interanuales, consignó la agencia estatal de noticias Télam.

También con la de la calificadora de riesgo estadounidense Moody’s, que apuntó a que “el consumo privado” lideró en el primer trimestre la recuperación del Producto Bruto Interno (PBI) de la Argentina, y destacó que también motorizó al sector financiero.

“Si bien la inflación se mantuvo alta y el Banco Central tuvo dificultades para controlar los precios, hubo factores positivos que mejoraron la calidad del crédito durante el trimestre, principalmente relacionados con una recuperación del PBI, y liderados por el consumo privado”, dijo a Télam el analista de Moody’s, Alan de Simone.

Como contrapartida, la consultora Kantar Worldpanel aseguró que el consumo masivo bajó 1% interanual en el primer trimestre de 2018 y sólo se mantuvieron en positivo el rubro de bebidas y alimentos secos.

En su último reporte, la consultora aseguró que “las causas de la caída son muy distintas: los niveles socioeconómicos más altos continúan priorizando otros gastos, en especial bienes durables, y exigen cada vez más eficiencia en el consumo masivo”.

Más allá de los diversos puntos de vista, el Indec informó que, a precios corrientes, la facturación de los supermercados en marzo alcanzó a $ 34.753 millones, con un crecimiento interanual de 29%, mientras que en los shoppings la recaudación ascendió a $ 5.678 millones, con un avance de 35% respecto a marzo del año pasado.

Al detallar por provincias, el informe del Indec apunta que, en el caso de Tucumán, las ventas de los supermercados se expandieron un 298,2% durante marzo, con una facturación total de $ 693,6 millones.

Percepción social

Más allá del repunte en las operaciones de esos canales de venta, la pérdida de poder adquisitivo, las subas de costos y los vaivenes económicos afectaron la percepción de bienestar en la sociedad. El Índice de Bienestar Económico (IBE), elaborado por el Centro de Economía Regional y Experimental (CERX), cayó 4,8% en lo que va del año respecto del segundo semestre de 2017.

Frente a un año atrás, el 65,8% de las familias declaran que su bienestar económico ‘empeoró’, otro 21,2% que se mantuvo ‘sin cambios’ y 13% que ‘mejoró’, dice el estudio dirigido por los economista Victoria Giarrizzo y Dardo Ferrer. En promedio, sólo el 21,9% de las familias percibe su bienestar económico como ‘bueno’ o ‘muy bueno’, 44,6% lo evalúa ‘regular’, 23,6% como ‘malo’ y 9,7% ‘muy malo’.

El CERX puntualiza, además, que el 71,5% de las familias que participaron de la medición contestaron que no cuentan con ingresos suficientes para cubrir sus gastos necesarios. El ingreso promedio mensual requerido por un hogar de cuatro miembros para cubrir sus gastos básicos al momento de la encuesta (mayo de 2018) fue de $ 25.257. Frente a un año atrás, las familias necesitaron 21% más para afrontar sus gastos, puntualiza el informe al que accedió LA GACETA.

Comentarios