Comenzó el juicio al sacerdote Ilarraz por abusos

Uno de los denunciantes pidió que el religioso no esté presente durante su declaración.

17 Abr 2018
1

EN TRIBUNALES. Hubo una fuerte custodia policial para el cura. telam

ENTRE RÍOS.- El juicio oral contra el cura Justo José Ilarraz, acusado de haber abusado de siete niños de entre 10 y 14 años, comenzó ayer en la ciudad de Paraná a puertas cerradas y con el testimonio de tres de los denunciantes. Uno de ellos pidió que el religioso no esté presente en el momento de dar su declaración.

El juicio que se desarrollará sin público, tiene también como testigos a sacerdotes y a obispos. Además, la sentencia se leerá con público, de acuerdo a lo que resolvió el tribunal. Al sacerdote se lo juzga en la causa caratulada “Ilarraz, Justo José sobre promoción a la corrupción agravada”. Se lo acusa de haber abusado de siete adolescentes que cursaban en el seminario donde él se desempeñaba como precepto.

El primer testimonio duró tres horas y el cura no estuvo presente en la sala, a pedido de la víctima.

Ilarraz llegó a los tribunales pasadas las 8, en silencio y acompañado por su hermano. Una hora más tarde, una custodia policial lo acompañó por los pasillos del palacio judicial hasta la Sala de Audiencias Número 1. Allí, lo esperaban integrantes de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico, que al grito de “abusador” hicieron sentir su presencia. Una chica, hija de una víctima del cura, rompió en llanto al verlo pasar.

“Esperamos un castigo ejemplar. Una sentencia que signifique una reparación histórica”, dijo Liliana Rodríguez, integrante de la Red. “Este fallo tiene que ser una reparación para los valientes que se animaron a hablar. No es que esperaron 30 años. Pudieron (hablar) después de 30 años”, añadió la psicóloga.

Entre las pruebas contra el presbítero, hay una carta del Vaticano que reveló que en una confesión realizada en 1997, el sacerdote reconoció los abusos y mostró arrepentimiento ante el Tribunal Eclesiástico. Ilarraz confesó ante la Santa Sede haber tenido “relaciones amorosas y abusivas con seminaristas menores”, indicaron voceros de los tribunales. (Télam)

En Esta Nota

Justo José Ilarraz
Comentarios