Cartas de lectores

17 Abr 2018
1

la gaceta / FOTO DE DIEGO ARAOZ (archivo)

POLÉMICA POR RUIDOS MOLESTOS

Por ese medio, el jueves 13 del corriente, en la sección Cartas al Director, la señora Norma Emilia Griggio, titular de la ONG “Sperantia Tucumán”, manifiesta “falta de respuestas de diferentes organismos, sobre los disturbios que provocan los concurrentes a los bares ubicados en la intersección de las calles Las Piedras y Chacabuco”, concluyendo subjetiva y maliciosamente que “en dichos locales no se respeta el umbral de ruidos molestos ni los horarios de descanso”. En efecto, tal insidia surge como consecuencia de no identificar fehacientemente al o a los locales que infringen las normas municipales. Es claro que cada comercio está habilitado para el negocio que desarrolla, con los términos, alcances y ubicación. En consecuencia, inspecciones y controles de por medio que realizan los organismos correspondientes en forma permanente, nos permite sugerir que la denunciante deberá especificar el negocio al que se refiere, porque generalizar como lo hace no hace más que confundir a la opinión pública y colocar en tela de juicio la actividad de control de las autoridades correspondientes. En consecuencia, concluyo que generalizar imputando violaciones a normas legales sin identificar al o a los autores, es simplemente un comentario indolente e insidioso.

Raúl Alberto Reinoso

Chacabuco 302 
San Miguel de Tucumán


LETRA Y MÚSICA DE TANGOS

Muchos tangos fueron concebidos en base a una letra escrita previamente o sobre una música preexistente. Aníbal Troilo era hincha de River; cuando a su equipo le decían ‘La Máquina’ compuso “’Pa’ que bailen los muchachos”, en homenaje a aquellos jugadores que ‘bailaban’ a los rivales. Luego, Enrique Cadícamo le puso una letra que no guarda relación con el fútbol. A Pedro Maffia, siendo niño, los Reyes Magos le trajeron un bandoneón; tiempo después compuso “Noche de Reyes”, en recuerdo de ese día. Jorge Curi le adosó una letra trágica que describe una historia de infidelidad y muerte. El pianista Francisco Lomuto fue contratado para amenizar los viajes del vapor alemán Cap Polonio, que realizaba cruceros al Brasil. El piano tenía una tecla rota, se le enganchó un dedo, que se lastima, se infecta y casi le hace perder la mano. Lomuto ya no podría tocar el piano profesionalmente; “Nunca más” se repite con amargura y pone estas dos palabras titula una obra suya. Luego, su hermano Oscar le puso letra, cuyos versos nada tienen que ver con la herida de Francisco. En los casos relatados, las letras no reflejan el motivo que inspiró la música, pero los creadores se pusieron de acuerdo; los tangos se difundieron con los títulos que les habían puesto los compositores y se repartieron los derechos autorales. No siempre fue así. El caso de “La Cumparsita” (“Si supieras”) derivó en un largo y engorroso litigio que duró 25 años hasta que, muertos el autor y el compositor, sus herederos aceptaron un laudo judicial sobre las regalías.

Luis Salvador Gallucci

[email protected]


Tránsito en calle Mendoza al 900

La polémica en torno al cambio de sentido de calle Mendoza al 900 atiza aún más el fuego de la inoperancia de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad. Denota una gravísima improvisación carente de análisis ingenieril y operativo de un nuevo problema que trastorna la vida ciudadana, hundiendo cada vez más a la ciudad en un caos inhabitable para peatones y conductores. Decisiones de tan magna consecuencia deben ser cuidadosamente planificadas y relevadas previamente. Deben generar métricas de cantidades de vehículos en distintos horarios en las calles aledañas y cargar la información en software existente de investigación operativa (existen varios en el mercado) para predecir y simular el impacto de un cambio. Volviendo a la mentada calle Mendoza, incluso hay que contemplar la opción de que dicha cuadra sea de ida y vuelta, lo que permitiría, quizás, darle un doble sentido de circulación y que eventualmente resuelva ambos problemas. Pero estas ideas o sugerencias deben surgir y validarse dentro de un marco de planificación, independiente del signo político de turno. Todo está relacionado, decía Steve Jobs. Sus palabras calan fuerte en la artritis del tránsito capitalino. No puede ser que enormes micros ingresen en angostas cuadras al microcentro doblando en peligrosos ángulos de 90° llevando pasajeros hasta la puerta del negocio. Mientras la Policía de Tránsito hace caza de brujas con los padres que buscan a sus hijos del colegio, cuando paran temporalmente en doble fila porque no existe un lugar físico para estacionar en los alrededores, al mismo tiempo hace la vista gorda frente a sus narices en la mismísima Dirección de Tránsito. Incapaz de torcerle el brazo a los autos rurales, tuvo que claudicar permitiéndoles el estacionamiento en avenida Benjamín Aráoz primera cuadra, donde existen doble y a veces triple fila, acumulando congestión de giro a los micros provenientes de la avenida Avellaneda. Hay que recordar que todo está conectado. La capital no cuenta con la cantidad suficiente de espacios de estacionamiento en las cercanías de los destinos más densos de búsqueda, como ser colegios, instituciones y lugares de accesos masivos. Y para colmo, las autoridades municipales impulsan a las pocas playas céntricas a “cambiar su actividad” comercial en caso de la peatonalización de la Mendoza al 800. Toda planificación se debe calcular con números y estadísticas, y sobre todo, con gestión. Caso contrario, los tucumanos seguiremos viviendo y sufriendo en esta ciudad de lágrimas. El tiempo avanza inexorable, los políticos van y vienen, la vida pasa y las soluciones nunca se concretan.

Alejandro Báscolo

[email protected]


Cambalache

Estamos asistiendo al peor momento del mundo y los tucumanos tenemos gobernantes con aspiraciones de multimillonarios, sin ningún interés en solucionar problemas graves del pueblo que dependen de ellos. Un criminal loco que se cree dueño del mundo, bombardea donde se le antoja. Un día de esto nos despertaremos desayunando apocalipsis con “borlas de fraile”. La paz peligra. Si vamos a misa para encontrarnos con Dios, no podemos, siempre hay mujeres charlando en voz alta y en algunos casos hasta maquillándose o masticando chicle, como si estuvieran en una confitería, impidiendo el diálogo con El Altísimo. Si buscas confesión hay que esperar mucho, porque desubicados tardan en declarar sus errores; deberían poner límites en los días preceptos. Discépolo escribe el tango “Cambalache” recordando hechos por él conocidos. Un día visitando un lugar de ventas de cosas usadas, primero encuentra una Biblia al lado de un calefón, luego un diario viejo, una foto de Stavisky, mafioso ruso, junto a Don Bosco y La Mignon, también Don Chicho, un mafioso Rosarino, junto a Carnera boxeador y San Martín. Luego comenta: “igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remaches ves llorar la Biblia junto a un calefón, cualquiera es senador, cualquiera es un ladrón”. Como se puede observar, el tango está empedrado de actualidad cotidiana, no hay defectos en sus apreciaciones, tampoco en el espíritu, pero el siglo XX ya se fue, llevándose el desastroso gobierno del “turco” que dejó al país en ruinas, y el XXl trajo a los “K” para continuar con este “Cambalache”. Así que te puedo reprochar querido narigón, ¡que te faltó piolín!

Julio Mohfaud

[email protected]


La palmera de la José Mármol

Es increíble pensar que pueda ser tan difícil lograr que se saque una palmera que está en muy mal estado, y que pone en peligro a niños de solo cinco añitos que asisten a Jardín de Infantes de la escuela José Mármol. La extracción de este ejemplar es un trámite que está en gestión desde hace varios años, pero no se logra que las autoridades le dediquen su accionar a hacer lo que corresponde. Tan solo pensar que pueda caerse sobre algún escolar suena a algo trágico. Por eso preguntamos ¿qué están esperando para sacarla? No es posible que sigan poniendo excusas, estamos hablando de niños en riesgo ante la posibilidad de la caída de esta palmera sobre el techo del Jardín de Infantes. Además, es obligación del Ministerio de Educación y de la Escuela poner en condiciones el lugar donde los niños asisten día a día.

Fátima Verónica Flores

[email protected]


INCLUSIÓN SOCIAL

Me causó gran sorpresa y admiración al escuchar en una emisora radial, la publicidad -bastante prolongada- para hacer notar la gran sensibilidad del Intendente -pesar que no parecía- anunciando el boleto gratuito para los estudiantes universitarios, lo que me parece muy acertado. Pero aprovecho la oportunidad para pedirle que también se sensibilice con los jubilados transferidos y pague lo que nos adeuda por diferencia salarial. Existen sentencias definitivas que así lo ordenan, y por eso no debe seguir dilatando las ejecuciones, cuando ya sabe de antemano cuáles van a ser los fallos. A esto se lo podría interpretar como abandono de persona. Sería así, ya que no tiene que regalarnos nada sino pagarnos lo que es nuestro; es lo que ganamos en buena ley, cumpliendo con nuestras obligaciones. Claro está que los jubilados somos cada vez menos, por causas lógicas relacionadas con las enfermedades y nuestra edad. Qué bueno sería que la Legislatura, que al parecer compite para ver quién llega primero con el tema de los boletos gratuitos, también se sensibilice con los jubilados, ya que existe también una ley provincial que así lo ordena.

Osvaldo Néstor Sorane

Francisco de Aguirre 2.055

San Miguel de Tucumán


Basural en una escuela

En mi carácter de directora de la Escuela Técnica N° 1 de Lules, quiero responder a una nota anónima publicada en LA GACETA el 07/04/18, titulada “Un basural en una escuela de Lules” (En realidad fue publicada en la sección LA GACETA en Whatsapp). Aclaro que el establecimiento no genera los residuos citados. Nuestro predio ocupa una manzana y permanentemente es víctima de personas que arrojan sobre las veredas todo tipo de basura: residuos de construcciones y demoliciones, ramas y hojas de podas de árboles, y quema de basura en horarios en que no hay actividad escolar. También en el entorno dejaron un chasis con sus cuatro ruedas, dos autos (uno quemado y otro desguazado) y un camión que hace mucho tiempo está estacionado. Los pedidos de limpieza a la Municipalidad de Lules son permanentes, pero a la rápida y positiva respuesta de limpieza, la respuesta de los inescrupulosos es seguir arrojando basura. Por eso le pido a los vecinos que denuncien a quienes arrojan esos desechos en el entorno de la escuela. La limpieza y el cuidado del medio ambiente redundan en beneficio de los chicos que asisten a educarse y también de los vecinos de la Escuela Técnica.

María de los Ángeles Mesurado

Directora Escuela Técnica N° 1

Teniente Auvieux y Mendoza 
Lules


Inflación, paritarias y la realidad

“Sin conflicto, la Provincia cerró otro acuerdo con los gremios estatales”. “Un inicio de clases y sin conflicto”. ¿Frases soberbias u ostensible debilidad? “Hoy, un maestro que comienza a dar sus primeros pasos, está cobrando $ 14.000. Tras el acuerdo, ese monto tendrá un aumento y en septiembre percibirá $ 16.790” (LA GACETA). “Los trabajadores de la administración pública percibirán un incremento del 17% en dos cuotas (8% en marzo y 9% en septiembre)”. Se conocía una medición de sueldos. “Una familia tipo en la Ciudad de Buenos Aires necesitó 
$ 8.326,66 para no caer en la indigencia y 
$ 17.097,91 para no estar por debajo de la línea de pobreza, según los datos de enero difundidos por la Dirección de Estadísticas y Censos porteña”. El Gobierno nacional anunciaba haber “disminuido” la pobreza ¿Un nuevo “relato”? La dirigencia gremial sumaba, vía acuerdos salariales, en calidad de pobres a trabajadores docentes y estatales. Omitieron la suba del 3,3% en el costo de la canasta básica en el mes de febrero. Sumada a la de enero. Llega al 5,2%. Economistas coinciden. Los precios, en el mes de marzo, seguirán en la misma línea. No menor. A entre el 2% y el 2,5%. ¿El trimestre? Entre el 7,2% y el 7,7%. Conclusiones: la inflación del trimestre neutralizó la mitad de los aumentos. El gas, subió del 32% al 40% en abril. El agua, aumentará en mayo y también la luz, medidas que enviarán a la pobreza a miles de personas. Nuevamente, complicidad gremial. Frente al palabrerío pre electoral, las perspectivas no son la mejores. ¿Habrá apertura de negociaciones salariales? Suman anuncios. ¿Una devaluación mayor? Sojeros y otros reclaman un dólar a entre $ 23 y $ 25. Disparada de precios ¿Fantasma del Rodrigazo? ¿Depreciación profunda? La única verdad es la realidad.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected]

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios