Un valioso proyecto une a dos Facultades

17 Abr 2018

Docentes e investigadores de las carreras de Odontología, Zootecnia y Veterinaria de la UNT aunaron esfuerzos para llevar adelante pruebas científicas conjuntas. Y para rubricarlos institucionalmente, hace unos días la decana de la Facultad de Odontología, Liliana Zeman, y su par de la Facultad de Agronomía y Zootecnia (FAZ), Héctor Navarro, firmaron un de colaboración interinstitucional.

La FAZ proveerá a investigadores de Odontología los animales experimentales que necesita, así como sus veterinarios y sus quirófanos para poder hacer las pruebas. Y se creará un bioterio, es decir, el lugar donde se crían y se mantienen, bajo estricto control, animales de laboratorio.

Antecedentes

El equipo de investigación dirigido por Liliana Missana, titular de la Cátedra de Anatomía y Fisiología Patológica de la Facultad de Odontología (UNT) e investigadora del Conicet, lleva adelante un proyecto para desarrollar un material que permite la regeneración de tejidos óseos, especialmente a partir de investigaciones que desembocaron en la tesis doctoral de la odontóloga Victoria Jammal. El equipo descubrió que una combinación de proteínas era capaz de regenerar huesos en ratas. Y ese hallazgo dio lugar al desarrollo de un nuevo biomaterial -que está en vías de patentamiento- llamado RegeBone.

Concretamente, RegeBone, colocado en defectos extensos de los huesos, permite la regeneración de los tejidos. Pero para que pueda ser aplicado en humanos se requiere la aprobación de la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), y para lograrlo hay que cumplir con varios requisitos, entre otros, su evaluación en dos especies de animales.

Se había probado en ratas, pero falta otro: una especie concreta de conejos, criados en condiciones especiales, y en Tucumán no existía un bioterio que los proporcionara. Entonces el equipo de Missana se contactó con Julio Barrionuevo, ingeniero zootencista, y Verónica Albarracín, de la Cátedra de Granja de la FAZ. Así nacieron actividades conjuntas vinculadas con docencia, investigación, transferencia de conocimientos científicos-tecnológicos y formación de recursos humanos. También el bioterio, y con él, la posibilidad de hacer las pruebas que -se espera- terminarán en la creación de un producto nacional que llegue al mercado y ayude a brindar mejor calidad de vida a las personas.

Las intervenciones quirúrgicas en los animales experimentales se realizan en el Hospital de Veterinaria de la FAZ, con la colaboración del veterinario y docente Alfredo Martín.

Comentarios