Una historia pequeña, desde Tucumán rumbo a Cannes

Se estrena “La ausencia de Juana”, un filme sobre el secuestro de una joven y la búsqueda de su madre. “A medias”

17 Abr 2018

SE PROYECTAN HOY

• A las 22, en la sala principal del cine Atlas (Monteagudo 250).

“Es una historia pequeña en un lugar inmenso”, define Pedro Ponce Uda a “La ausencia de Juana”, su película que se estrenará esta noche en el cine Atlas, y que está seleccionado para el Short Film Corner del próximo Festival Internacional de Cine de Cannes.

“Esta propuesta habla del vínculo entre Juana y Ruth, que son madre e hija; de 1975; del Operativo Independencia; del horror... En fin, de eso ya se dijo mucho, pero no quiero contar las cosas desde fórmulas”, apuntó el director. Los papeles protagónicos están interpretados por Sonia Andrada y por Teresita Terraf, y la producción es la tesis de Licenciatura en Cine y Televisión de la UNT de Ponce Uda.

La historia se sitúa a fines de 1975, pocos meses antes del comienzo de la dictadura militar, cuando una joven maestra es secuestrada por la Policía. Desesperada, su madre emprenderá una intensa búsqueda para encontrarla, mientras sucede un extraño fenómeno planetario.

La convocatoria a Cannes genera una expectativa extra al debut del filme, aunque no se sabe aún si podrán viajar al festival que comienza en pocas semanas. “Espero que cuando la gente vea la película algo se le mueva, aunque sea un poquito”, señala Ponce Uda, a la espera de ayuda estatal. Con la recaudación de hoy completará los gastos, si es que llega el subsidio.

“Cuando comencé a escribir el guión de este corto, a principios del 2016, no pensé que íbamos a tener que estar organizando una proyección de estas características. Pero tampoco lo pensé como lo que era, un proyecto de tesis de licenciatura. Traté de tomarlo como una oportunidad para volcar cosas que había aprendido, del cine, de la historia, de varias cosas”, afirma.

Ponce Uda reconoce que tenía muchas historias en la cabeza, personajes, relatos dilatados y fragmentarios, vinculados con una historia que escucha desde niño. “Me interesaba explorar las relaciones humanas, pensar cómo darle una vuelta de tuerca al asunto; mi idea era que las cosas que les pasaban adentro a las personas se vean un poco afuera. Una vez escuché a Lucrecia Martel decir que para ella, acá en el norte la realidad era más amplia, y eso me quedó picando en la cabeza”, recuerda.

- ¿Cuál es la vuelta de tuerca?

- Para mí la forma de representar la realidad no es causa-consecuencia, hay que buscar otras conexiones. La lógica es sólo una forma de conectarse con la realidad. Por eso en “La ausencia de Juana” pasan algunas cosas que tal vez parezcan medio extrañas en un comienzo.

- ¿Viajan a Francia?

- Todavía no sabemos si vamos a Cannes, dependerá del avance de gestiones que nos superan; viajar y estar en Francia es algo que escapa a nuestros bolsillos, dependemos de las decisiones del Estado. Nosotros autofinanciamos esta película y fue algo muy difícil porque no tuvimos ningún apoyo financiero, más que el de la gente que aportó. Cannes es una gran ventana; parece que allí gusta lo que se hace en Tucumán. Lo importante es que luego tenga un recorrido en festivales y la pueda ver la mayor cantidad de gente. Hoy es importante defender el cine, porque las políticas actuales del Incaa apuntan hacia la concentración de los recursos para la producción industrial y convencional. Los cineastas independientes están movilizándose y reclamando un plan de fomento que permita otras miradas, que permita la diversidad de enfoques y el surgimiento de nuevos realizadores. Por eso también me gustaría inscribir nuestros esfuerzos para este cortometraje en la defensa del cine argentino.

- ¿Y por dónde pasa tu mirada del cine?

- Creo que el cine, si quiere ser una herramienta para intervenir sobre la realidad, tiene que mostrar las cosas desde otro lado; sacar lo de adentro hacia afuera, hacer que el fondo sea figura, mantenerse fijo sobre lo móvil y moverse sobre lo fijo. Algo hay que cambiar de lugar para que se vea. Es mi primera dirección de ficción, y conducir actores y actrices es una tarea titánica, al igual que una puesta en escena, el montaje y el guión. Pero por sobre todas las cosas, el cine es una experiencia colectiva: sin mis compañeros de tesis, los técnicos, actores, extras, los que nos brindaron los espacios, los que aportaron al proyecto, esto no hubiese sido ni imaginable.

Corto de animación

En la jornada de cine tucumano también se verá en el Atlas el cortometraje animado “A medias”, dirigido por Luciana García Fusilieri y Mariana Klyver. En él, Mateo es un niño tímido e introvertido que intenta descifrar el misterio de la desaparición de sus medias. Tras sospechar que su vieja e intimidante vecina Olga se encuentra involucrada, decide entrar en secreto a su casa para recuperar las prendas perdidas.

“La producción en Tucumán está creciendo de a poquito, haciéndose conocer afuera, y cada reconocimiento es un gran paso. Este corto está hecho muy a pulmón, con un presupuesto mínimo y con un equipo muy reducido de gente”, destacó Klyver.


En Esta Nota

Festival de Cannes
Comentarios