Un tesoro de más de 1.000 años fue hallado casi por azar

Pertenecía al rey vikingo que convirtió Escandinavia al cristianismo. Lo encontró un adolescente

17 Abr 2018
1

LAS LLAMATIVAS PIEZAS. Aparecieron en una isla del norte de Alemania. History Channel.-

Parece un cuento, pero no. Luca Malaschnichenko tiene 13 años y un amigo bastante mayor que él, Rene Schön, que es arqueólogo aficionado. En enero, y a pesar de lo géildo que resultó este invierno en el hemisferio norte, ambos “jugaban” con un detector de metales en un terreno agrícola de Rügen, una isla del norte de Alemania, bañada por el mar Báltico... y el aparatito dio la señal de alerta. Buscaron un poco, lograron sacar unos fragmentos e intuyeron que aquello no era chatarra.

Tenían razón: habían dado con un tesoro vikingo compuesto, entre otros objetos, por la mayor colección de monedas de la orilla sur del Báltico. Las elementos coinciden con la época en la que Harald Blåtand, conocido en inglés como Bluetooth (diente azul), fue rey. El más antiguo es un Dirham de Damasco (moneda) del año 714 que había sido convertido en joya. Los más recientes son del 980, poco antes de la muerte de Blåtand.

“Es un tesoro excepcional -explicó Detlef Jantzen, arqueólogo jefe del Estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental-. Es la primera vez que damos con un hallazgo de esa época tan grande y de tanta calidad en el sur del Báltico”.

Jantzen y su equipo en seguida comprendieron que había que planear una excavación. “Hemos tenido que mantener los planes en secreto durante este tiempo para evitar ladrones”, explicó Jantzen.

Por fin, el fin de semana pasado desenterraron centenares de piezas de la época del rey Harald. Los arqueólogos tienen la certeza de que se trata de uno de sus tesoros por las inscripciones de las monedas y porque la fecha coincide con la huida del rey a Mecklemburgo-Pomerania, tras perder una batalla contra su hijo. La finura de los labrados lleva a concluir que se trata de un trabajo propio de orfebres de la corte. “La gente que era capaz de hacer esos trabajos tan finos normalmente estaban situados en el entorno del rey”, explicó Jantzen.


vikingos y tecnología
Harald Gormsson, llamado “Bluetooth”, fue uno de los reyes más poderosos del siglo X
La gente lo llamaba Blåtand, que significa “Diente Azul”. Las teorías dicen que tenía un diente ennegrecido, posiblemente por una enfermedad de nacimiento. Este hombre introdujo el cristianismo en los países escandinavos. Según la leyenda, un sacerdote se le acercó y le dijo que solo existía un Dios. Para probar su existencia, a pedido del rey el religioso tomó un pedazo de hierro caliente en la mano sin quemarse. Al ver cómo se cumplía el milagro sin daño alguno, el rey se hizo cristiano e inmediatamente empezó difundir la religión en su reino. Un milenio después, Jim Kardach desarrolló el sistema que permite la comunicación inalámbrica entre celulares y computadoras; combinó las runas vikingas de las iniciales de Harald Blåtand (H+B) y con ellas creó el logo que todos conocemos. Lo llamó “Bluetooth”.
> Vikingos y tecnología
Harald Gormsson, llamado “Bluetooth”, fue uno de los reyes más poderosos del siglo X

La gente lo llamaba Blåtand, que significa “Diente Azul”. Las teorías dicen que tenía un diente ennegrecido, posiblemente por una enfermedad de nacimiento. Este hombre introdujo el cristianismo en los países escandinavos. Según la leyenda, un sacerdote se le acercó y le dijo que solo existía un Dios. Para probar su existencia, a pedido del rey el religioso tomó un pedazo de hierro caliente en la mano sin quemarse. Al ver cómo se cumplía el milagro sin daño alguno, el rey se hizo cristiano e inmediatamente empezó difundir la religión en su reino. Un milenio después, Jim Kardach desarrolló el sistema que permite la comunicación inalámbrica entre celulares y computadoras; combinó las runas vikingas de las iniciales de Harald Blåtand (H+B) y con ellas creó el logo que todos conocemos. Lo llamó “Bluetooth”.

Comentarios