Los vecinos del Camino de Sirga aseguran que no es la primera vez que hay robos y disturbios en un cortejo fúnebre

Los vendedores de los locales tuvieron que bajar las persianas por temor. Afirman que los mayores inconvenientes se dan en la intersección con calle San Martín.

14 Mar 2018

Vecinos y comerciantes de Camino de Sirga y San Martín se encuentran preocupados por los incidentes que ocurrieron ayer durante un cortejo fúnebre. Según afirmaron, no es la primera vez que pasa.

Ayer, quienes despidían al fallecido Agustín Alessandro, el motociclista de 22 años que murió tras impactar contra un colectivo de la Línea 100 cuando escapaba un control policial, ocasionaron un gran alboroto en el límite entre Yerba Buena y El Manantial.

El relato de una víctima de los arrebatos durante un funeral en el Camino de Sirga

Los vehículos que participaban del cortejo no permitieron que el tránsito circulara con fluidez y se amontonaron en la intersección de las calles. “Se juntaron ahí porque no había forma de avanzar”, aseguró Horacio González, el guardia de un barrio privado de la zona.

En el embotellamiento, según el vigía, un hombre se bajó de una moto, rompió el vidrio de un auto estacionado y robó una cartera.

González describió que el sospechoso tenía una remera rosa a rallas y una gorra blanca. “Llamamos dos veces al 911 y no vinieron”, aseguró. Además afirmó que los tiros que se escucharon fueron dentro del cementerio.

Un fiscal convoca a las víctimas de los incidentes ocurridos durante un cortejo fúnebre 

Antecedentes

Eugenia Moyano, una veterinaria de la zona, recordó que en casos similares cómo el que se vivió ayer, circulan colectivos llenos de personas haciendo tiros al aire, al igual que las motos que lo perseguían alrededor.

Otra mujer, que prefirió no brindar su nombre por temor a represalias, relató que iba en el auto con su marido mientras se realizaba el cortejo fúnebre. “Ellos pretendían que frenemos y los dejemos pasar. Nos dieron un golpe en el vidrio, pero no lo lograron romper”, dijo.

Los comerciantes de los locales de la zona bajaron las persianas por temor debido al revuelo que se produjo alrededor de las 18. “Tiraban piedras a los autos que estaban estacionados”, dijo Gianinna Alderete, vendedora en un local del lugar.


Los vecinos también comentaron que hay un puente en construcción (foto) que también es el causante del embotellamiento que se produce en el Camino de Sirga. “A esa obra hace como cuatro meses que la comenzaron y todavía no la terminaron", dijo Marita Rivero, una mujer que vive por la zona.

El motociclista que murió cuando escapaba de la Policía se había comprado la moto hace pocos días

La gente de la zona está preocupada no sólo por los disturbios que ocasionan los cortejos fúnebres sino que también recalcaron que en la zona sufren robos constantemente debido a que no hay presencia policial.

En Esta Nota

Inseguridad Violencia
Comentarios