Las cámaras del parque registraron la camioneta, pero no la patente ni al conductor

Hasta ahora no hay datos precisos que permitan identificar al homicida, más allá del identikit que se viralizó en las redes sociales

15 Feb 2018
2

RASTROS DE LA MASACRE. Charcos con sangre se mezclan con el agua que los Bomberos arrojaron para limpiar la zona en la mañana del martes. la gaceta / foto de analia jaramillo

La camioneta Toyota hilux blanca en la que se desplazaba el hombre que mató a los policías Sergio Páez González y Cristian Peralta quedó registrada en las cámaras de seguridad del Parque 9 de Julio. Pero no se pudo identificar el dominio del vehículo por falta de nitidez.

Hasta el momento no se saben los motivos del doble homicidio, pero se cree que el atacante era una persona con pedido de captura, o que el hecho de ser sorprendido en una discusión con una trans le iba a provocar problemas legales o lo iban a involucrar en un escándalo.

Doble homicidio: “me pongo a disposición de la Justicia si me necesitan”, dijo el joven señalado en las redes sociales

Tras el doble crimen, chicas trans le dijeron a este diario que, previamente, en la misma zona, una mujer de esa comunidad fue baleada, en un hecho que no está esclarecido.

A sangre fría

El martes, alrededor de las 4.30, los dos agentes del 911, que habían recibido un llamado denunciando un episodio de violencia, llegaron en un patrullero a la zona donde se encuentra la Casa del Obispo Colombres, en el interior del principal paseo público de la capital. Allí estaba una camioneta estacionada. El cabo Páez González, quien conducía el vehículo policial, habría descendido para identificar a su conductor.

Trascendieron los audios de la Policía sobre el doble crimen en el parque 9 de Julio

Cuando el policía se acercó, el desconocido le disparó en el pecho y lo remató en el piso. Su compañero, el sargento Peralta, quiso intervenir, pero el agresor le dio un tiro a la altura de la clavícula izquierda que lo dejó malherido. Murió poco después.

Los uniformados quedaron tendidos en el piso, en medio de un charco de sangre, mientras el asesino escapaba en la camioneta. Testigos de esa escena llamaron a la Policía. Poco después se montó un operativo que se extendió hasta el mediodía.

Video: entre llantos, aplausos y reclamos de justicia despidieron al policía Cristian Peralta

El doble homicida habría utilizado un arma de alto poder de fuego, posiblemente calibre 11,25.

“No tenemos identificado a nadie; no hicimos una acusación hacia ninguna persona; lo que hay que hacer es tener paciencia en este caso”, señaló ayer el jefe de la Policía, comisario José Díaz, en declaraciones televisivas.

Quiénes eran los policías acribillados en el parque 9 de Julio

“Estamos intentando avanzar en otras pistas con tareas de inteligencia y diferentes averiguaciones”, aseguró una fuente cercana a la pesquisa.

Versión no descartada

La versión de las chicas trans sobre ataques por el control de la prostitución en la ciudad está en carpeta; no fue descartada, pero el problema es que tienen miedo por la falta de protección, añadió la fuente. También se supo que las autoridades de Seguridad se reunieron con un grupo de ellas, pero que negaron la información publicada ayer en el diario.

Sin embargo, no se descarta esa pista porque se cree que la testigo no dijo todo lo que sabía, por lo que la fiscala Adriana Reinoso Cuello solicitó protección especial para ella.

Ataques anteriores

En enero hubo hechos de violencia contra integrantes de la comunidad trans, aparentemente, entre dos grupos que disputaban el lugar de proxenetas.

Revelaron el identikit del posible autor del asesinato de los dos policías

El enfrentamiento se habría desencadenado en agosto, cuando la “madama” que manejaba el mercado clandestino en la capital, una mujer trans conocida como Luisa Rubio, fue detenida luego de la muerte de Ayelén Gómez, la muchacha trans que fue asesinada atrás de las tribunas del club deportivo Lawn Tennis.

Con respecto a los hechos del martes, “hubo una pelea y le dispararon a una chica trans y las chicas la llevaron para que la atiendan en una casa. Ellas me lo dijeron”, comentó Rolando Singh, quien es propietario de un bar en la zona de El Bajo y acompaña a las mujeres trans en su lucha contra la discriminación y el mal trato.

Demasiado expuestas

“Ahora me dicen que no pasó nada, pero es porque tienen miedo porque se sienten expuestas. No quieren hacer la denuncia porque se siente desprotegidas por parte del Estado. No van ir ni a la Policía ni a la Justicia. Yo mismo estoy expuesto”, explicó.

En Esta Nota

Policía de Tucumán
Comentarios