Jiménez: “hay que tomar decisiones rápidas”

El jefe de los fiscales planteó alternativas

13 Feb 2018

Edmundo Jiménez, ministro público fiscal a cargo del Ministerio Público de la Defensa, expresó que las numerosas vacantes existentes en la Justicia de Tucumán exigen la adopción de medidas inmediatas y, tal vez, temporales. “Hay que tomar decisiones rápidas. Las necesitamos sin más pérdida de tiempo”, expresó a propósito de la publicación que informa que 30 magistrados iniciaron los trámites para jubilarse durante el año pasado (algunos de ellos ya concretaron el pase al sector pasivo).

Jiménez planteó alternativas al método legal de cobertura de vacantes en vigor: concurso público de antecedentes y oposición sustanciado en el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM); designación de un ternado por el Poder Ejecutivo y aprobación del nombramiento en la Legislatura. “La falta de magistrados se ha agravado y este mecanismo no es lo suficientemente veloz. Por eso yo propongo convocar a los jueces jubilados, aplicar la ley de magistrados subrogantes externos (sancionada el año pasado) y acelerar los procesos de preselección en el CAM”, expresó. Jiménez insistió en que el problema de las vacantes judiciales era muy serio y en que había que atenderlo lo antes posible.

El ex ministro de Gobierno y Justicia de José Alperovich entre 2003 y 2014 manifestó que la urgencia era grande como para cumplir demasiados requisitos y procesos, y que tal vez se podía prescindir de algunos recaudos en pos de abreviar los plazos. “El trámite en el CAM es lento para las necesidades del momento, pero esto no implica un juicio de valor sobre su desempeño”, opinó. El jefe de los fiscales y de los defensores públicos indicó que la modificación del régimen de selección de jueces que propiciaba debía tener carácter provisorio y subsistir hasta que la mayor parte de las vacantes sean llenadas.

En el presente, hay 46 concursos abiertos en el CAM, además de otras nueve ternas pendientes de definición en poder del gobernador, Juan Manzur, cuya resolución tendría lugar en marzo, según la promesa del ministro Regino Amado (se informa por aparte). Otros cinco jueces jurarían en el corto plazo si el Poder Ejecutivo cumple y manda los decretos de designación a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán. La situación es incluso peor en la Justicia de Paz. Al respecto, Jiménez manifestó que la integración con legos había quedado obsoleta: “está perimida. Hay que designar letrados, pero, en este momento, celebrar concursos para ello no es una respuesta adecuada”. El ministro fiscal dijo que desconocía por qué el Gobierno había suspendido los nombramientos de jueces de Paz en 2013: “realmente no lo sé”.

En Esta Nota

Edmundo Jiménez
Comentarios