En el ataque de la Selección sobran opciones

Los delanteros argentinos pasan por un gran momento y Sampaoli se ilusiona

13 Feb 2018
1

reuters

BUENOS AIRES.- Los presentes que atraviesan Lionel Messi (Barcelona), Sergio Agüero (Manchester City, foto), Gonzalo Higuaín (Juventus) y Ángel Di María (París Saint Germain) ilusionan a Jorge Sampaoli pensado en el Mundial de Rusia, que se iniciará el 14 de junio y en el que la Selección debutará dos días después ante Islandia en el grupo D.

Sin dudas, el estandarte es Messi y su arranque de 2018 es positivo e invita a entusiasmarse, con Barcelona como cómodo líder de la Liga de España, en la final de Copa del Rey y en octavos de la Liga de Campeones de Europa.

El rosarino mantuvo la efectividad del año pasado -finalizó segundo en la tabla de goleadores de las principales competencias, con 54 anotaciones- y arrancó 2018 amigado con la red: lleva ocho goles convertidos en nueve partidos.

Más allá de los datos, el nivel de la “Pulga” lleva a pensar en un conductor enchufado, que siempre innova en sus maniobras y que se renueva apuntando a su cuarta y posible última cita mundialista (Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014).

Sabiendo que Rusia es el principal objetivo de la temporada, Messi sostuvo que no tiene “inconvenientes” en ser relevo en Barcelona para dosificar la cantidad de minutos en el campo (sólo no estuvo contra Celta de Vigo, el 4 de enero, por Copa del Rey, y dos veces ingresó de suplente).

Su socio y amigo, Agüero fue calificado como “leyenda” por el DT Josep Guardiola. Lleva 13 tantos en 10 partidos, con Manchester City encaminado al título de la liga de Inglaterra, en octavos de la Liga de Campeones y en la misma instancia de la FA Cup y finalista de la Copa de la Liga inglesa.

“Kun” se convirtió nuevamente en el líder futbolístico del conjunto inglés. Su presencia fue clave en el funcionamiento, que derivó en un invicto de 22 partidos (18 victorias seguidas) y cambió su imagen en relación a la pasada edición, dejando afuera del equipo titular al brasileño Gabriel Jesús.

El sábado se transformó en el primer jugador de la historia de la Liga Premier en anotar al menos en tres ocasiones cuatro veces o más con un nuevo póker ante Leicester City. Está claro que el papel de Guardiola en la evolución de “Kun” es determinante, aunque también el ex Independiente demostró la capacidad para reinventarse. Ahora tiene movimientos que hasta hace una temporada no se le veían como el aprovechamiento de los espacios o la creación de los mismos para sus acompañantes ofensivos. “En el área está al nivel de Messi”, destacó “Pep”.

Por su parte, Di María (nueve goles) revirtió su intermitente 2017. Luego del receso festivo de fin de año regresó a las canchas con una versión mejorada y se ganó su lugar en un París Saint Germain eclipsado por las figuras de Neymar y de Edison Cavani. “Fideo” coqueteó a fin de año con una posible salida frente a la poca importancia de su presencia para el DT Unai Emery, aunque todo quedó atrás desde su labor frente a Saint Ettiene (6-1, con dos goles suyos) en el inicio de la segunda parte. PSG tiene un panorama parecido al resto de los equipos de punta en Europa: es líder del certamen local, pasó a la final de la Copa de Francia y en octavos de la Liga de Europa chocará con Real Madrid.

Finalmente, Gonzalo Higuaín, indiscutido en Juventus, el único que pelea mano a mano con Napoli por el título italiano, lleva seis goles anotaciones en 2018 (tres ante Sassuolo) y desde hace un tiempo recuperó el terreno perdido en el cierre de las últimas Eliminatorias, que lo sacaron de las convocatorias y le dieron su plaza a Mauro Icardi. “Pipita” es el que menos tiempo en cancha lleva, debido que la Liga Italiana se reanudó el 22 de enero con un parate de dos semanas, y junta 552 minutos entre el torneo, la Liga de Campeones y la Copa Italia a lo largo del año -seis goles en siete presentaciones-.

Junto con Higuaín se encuentra Paulo Dybala, actualmente lesionado, quien perdió terreno en el conjunto turinés. El cordobés es el goleador de su equipo, con 14 tantos, los mismos que Higuaín, sin embargo perdió su puesto entre los titulares y esto le preocupa a Sampaoli.

La historia es otra para Icardi, que ve lejana la posibilidad de vestir la camiseta nacional en Rusia, producto de la levantada de Higuaín y su propio bajón futbolístico. Icardi está lesionado pero cuando estuvo en cancha metió un tanto en cuatro partidos y su caída en el rendimiento lo padeció su equipo, que ya quedó alejado del título.

Finalmente, la aparición de Lautaro Martínez (Racing) en el horizonte, como rival directo por un cupo, le trajo aire fresco a una cantidad de delanteros que parecía inamovible hace apenas unos meses cuando Argentina selló su pase en la altura de Quito. (Télam)

Comentarios