En tres puertos había 65 barcos demorados y sin granos a cargar

Las entidades vinculadas con la soja, el maíz, el trigo y el girasol expresaron su indignación con los violentos que no dejaron trabajar

10 Feb 2018

La situación del paro de camioneros está perjudicando de manera inusitada al sector agropecuario nacional, pero sobre todo al sector de producción de granos, ya que las terminales portuarias están casi paralizadas de acuerdo al potencial volumen diario que pueden embarcar, dijeron productores y acopiadores de la provincia.

Para tener una idea, en una jornada normal los puertos de Rosario reciben gran cantidad de camiones que ingresan a 16 puertos. El martes pasado fue de 795 camiones y el miércoles de 620 camiones, cuando en una jornada normal se descargan 3.105 camiones. Los puertos son Arroyo, Tránsito, Buyati, Alvear, Quebracho, LDC Lagos, Muelle Pampa, LDC Timbúes, Vicentín, Unidad VI, Molca Rosario, Terminal VI, Molinos, ACA, Renova y Cofco.

El problema no termina ahí, ya que no solo se complica la entrega de cereales. En el caso de Tucumán, además de las tardanzas y los desvíos que se deben realizar por las rutas para evitar las zonas conflictivas y entregar las cargas, ya existe una tardanza de cinco días en la entrega de fertilizantes para el cultivo de maíz que se hace en la región, con los inconvenientes que esto genera, ya que la fecha óptima para fertilizar se termina y por los problemas de la irregularidad de las lluvias, la humedad del suelo también. Las entregas de otros agroquímicos y de combustibles para los campos es otro de los problemas que se enfrenta en el campo tucumano.

Como vemos no solo es la tardanza en la entrega de cereales a las acopiadoras de aquellos productores que todavía tienen granos en sus campos, sino los problemas en poder realizar las labores que actualmente requieren los productores de granos, que ya casi finalizaron la siembra (falta el poroto), sino que se originan problemas económicos y financieros para seguir funcionando adecuadamente.

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario informó que el miércoles ingresaron en los puertos de la provincia de Santa Fe 1.099 camiones (al cierre del día), lo que implica una caída del 66,5% respecto del promedio de la semana pasada, que fue de 1.830.

Por su lado, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-Cec), informó que los puertos de Necochea, Bahía Blanca y el Gran Rosario estaban parados y que hay 65 barcos demorados (entre los que están en puerto y los programados por arribar en los próximos días y que, de extenderse 10 días el conflicto, generarían una pérdida de U$S 13 millones por el alquiler de esos navíos (a razón de un promedio de U$S 20.000 diarios). Así, podrían dejar de ingresar, en esos 10 días unos U$S 1.000 millones.

En la zona del puerto de Necochea había 200 camiones estacionados en las rotondas. No hay descargas de productos en las tres terminales del puerto de Quequén. Solo una tenía granos en sus elevadores, por lo que pudo atender un buque que estaba en dársena desde inicios de esta semana. Las otras dos terminales están expectantes de una resolución del conflicto, ya que están por ingresar más buques en el transcurso de la semana y en las actuales condiciones no tienen cereales en depósito.

Por su parte los presidentes de Acsoja, Argentrigo, Asagir y Maizar manifestaron en un comunicado que esta situación es inadmisible, puesto que un grupo ínfimo de violentos genera la paralización de todo el sistema de entrega de granos.

Comentarios