Desde la Sociedad Rural de Tucumán reclamaron diálogo y repudiaron los hechos de violencia

Ignacio Lobo Viaña dijo que la protesta no tuvo impacto en el campo tucumano. Los productores casi no envían cargamentos

10 Feb 2018
2

IMAGEN REPETIDA. En las playas de estacionamiento de los centros de acopio, los conductores pasan largas horas sin poder descargar sus camiones.

Ante los hechos de conocimiento por el bloqueo a plantas procesadoras y puertos por parte de propietarios de camiones en reclamo de una mayor tarifa, la Sociedad Rural de Tucumán (SRT) manifestó su más enérgico rechazo a este tipo de acciones de presión que pone en jaque al ingreso de divisas al país; paraliza puertos y deja sin materia prima a la industria procesadora, generando perjuicios a trabajadores de otros gremios y, consecuentemente, a la economía del país.

Las tarifas

Cabe aclarar que estos hechos son realizados por grupos de transportistas en nombre propio, no a través del gremio que los nuclea, advierte la SRT. Como también destaca que la tarifa que se viene abonando es la tarifa orientativa consensuada en agosto de 2017.

Por ello, desde la SRT nos hicieron llegar el siguiente comunicado de prensa: “Todos los argentinos debemos entender que así no vamos a sacar al país adelante. El diálogo debe primar ante cualquier circunstancia, y desde esta Sociedad Rural así lo entendemos; por ello apoyamos los distintos comunicados efectuados por las entidades nacionales de productores, de acopiadores, de exportadores y de la industria”.

En este sentido, José Ignacio Lobo Viaña, presidente de la entidad tucumana expresó: “Para los productores esta protesta tiene escaso impacto por el momento de la campaña de granos en que nos encontramos, porque se realizan unos pocos fletes con carga. Pero sí, el problema alcanza a los acopios de esos granos”.

El dirigente reconoció que los puntos de conflicto en Tucumán estuvieron ubicados en localidades como Macomitas, Las Cejas y La Florida, donde los camiones que transportaban granos fueron obligados a detenerse al costado de la ruta. “No tenemos cortes; sólo son algunos piquetes”, reconoció.

“El mayor inconveniente es que no se puede sacar los granos de los campos, pero nada más”, dijo.

Lobo Viaña reconoció que hay regiones del país donde el conflicto sí tuvo mayor virulencia de parte de los transportistas, ya que hubo casos donde no sólo los hicieron detener sobre las banquinas, si no que les abrieron las compuestas y les rompieron las carpas para sacarles la carga.

En cuanto a las tarifas vigentes, el presidente de la SRT dijo que, hasta antes del conflicto, el aumento de la denominada “tarifa de referencia” había alcanzado el 9%, y que con el acuerdo cerrado el jueves último, de un 12% adicional, se había elevado un 21%.

“Entendemos que con esta suba el conflicto se distiende y todo vuelve a la normalidad”, concluyó.

Comentarios